El polvorín de Podemos: por qué se la juega en Cataluña con su enésimo cisma interno

7/11/2017 - 8:29
  • En poco tiempo Podemos ha tenido que vivir varias rupturas internas
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el ya exlíder de Podem, Dante Fachín. Foto: EFE

La elasticidad en política es una cualidad muy cara de ver. Incluso los terrenos más flexibles acaban desgarrándose en contextos de crecimiento repentino. Y es lo que le sucede a Podemos, una formación de crecimiento vertiginoso que en muy poco tiempo ha tenido que vivir no pocas rupturas internas. Es como un adolescente que crece de pronto y ve que su pantalón favorito se le rompe con cada movimiento: el muslo aquí, la ingle allá y el bajo a media canilla. Pero aquí no ceden costuras: ceden ideas, y miembros. Dimiten ocho miembros del Consejo Ciudadano de Podem tras la dimisión de Fachin.

Casi en cada región, la formación morada ha vivido una guerra más o menos velada. En Andalucía supuso un pequeño trauma que fueran los anticapitalistas quienes controlaran el aparato. En Euskadi se acabó descabezando a los precursores de la formación para que asumieran el mando otros dirigentes. En Madrid hubo un conato de rebelión que acabó teniendo ecos nacionales, con el traumático desplazamiento de Íñigo Errejón y el exilio voluntario de Carolina Bescansa. En Galicia costó un esfuerzo decidir quién decidía, sacrificándose hasta la marca. Y ahora en Cataluña se ha forzado al líder regional a apartarse por su posición respecto al debate soberanista. Es un resumen apresurado, porque hay muchos más casos.

Sin embargo, de cada pequeño trauma en Podemos han sido capaces de sacar una pequeña ventaja. No le viene mal a Podemos mostrarse mucho más a la izquierda del PSOE en Andalucía, ni tener una dupla tan fuerte como Errejón y Carmena para presentar batalla por Madrid, ni ha salido mal la jugada de las Mareas gallegas o de Podemos Euskadi vistos los resultados de ambas candidaturas en las pasadas autonómicas y municipales.

Pero en política la imagen lo es todo, y Podemos ofrece la sensación de crisis permanente. Apenas hay líderes regionales con los que Pablo Iglesias no haya tenido enfrentamientos, lo que implica que se perciba al máximo responsable del partido como un personaje con excesivo celo personalista, poco amigo de las discrepancias e incluso autoritario.

Pero Podemos no es un adolescente único en su especie. Es un mal común de los partidos de izquierdas ser poco flexibles. Mientras las formaciones conservadoras se muestran más disciplinadas e integradoras, las de izquierda pierden más tiempo en guerras civiles por cada matiz. Así las cosas Ciudadanos, un partido con un crecimiento tan repentino como el de Podemos -aunque ni mucho menos tan pronunciado- ha sido capaz de crecer de forma menos traumática: salvo alguna escaramuza en la Comunidad Valenciana, y alguna pequeña controversia municipal, no hay guerras, ni conatos de discusiones.

El caso catalán es, sin embargo, paradigmático. La salida de Albano Dante Fachín de Podem por sus posturas cercanas al independentismo ha sido bautizada por algunos medios como 'el 155 de Podemos', trazando un doloroso paralelismo basado en una intervención desde Madrid para aplacar una opción política que debilita a la formación en otros escenarios. No es distinta en ese sentido a otras guerras anteriores, pero sí sirve para romper una tendencia: la convivencia con el soberanismo gallego y -hasta ahora- catalán daba alas a sus confluencias, y la ruptura de ese escenario arroja no pocas dudas sobre su futura base municipal y autonómica.

Pero esta crisis con Fachín va más allá. La tensión nacionalista es una oportunidad política sin precedentes para los de Pablo Iglesias, porque sirve para abrir el gran debate que promueve la formación: la renovación de la Constitución del '78 y de cierta ordenación jurídica de la época -como la ley electoral-. Así pues, el juego de equilibrios de la formación a ese respecto son muy delicados.

Así, el debate independentista ha vivido escenarios totalmente enfrentados tanto dentro de la formación como dentro de la coalición CSQP, y 'els comuns': mientras Fachín apoyaba el independentismo, Colau se mantenía neutral y Coscubiela se mostraba contrario. Y de tanto estirar, las costuras saltaron.

La importancia estratégica de Cataluña, por tanto, es clave para Podemos. De su postura en la región no sólo depende el futuro de su granero electoral en un territorio muy disputado, sino también su argumentario en otras zonas. Es el caso del debate nacional, donde la reforma constitucional puede encajar bien pero el independentismo no. Pero también es el caso de Euskadi, donde Podemos es la fuerza más votada en las generales, y combate contra dos nacionalismos distintos: uno conservador moderado como el PNV, y otro de izquierda y radical como EH Bildu.

Podemos, además, tiene una ventaja clave respecto a sus rivales socialistas: pueden pactar con nacionalistas, promover una reforma Constitucional y oponerse a la aplicación del artículo 155 sin que les afecte -más bien al contrario-. Ellos no son un partido 'del sistema', y por tanto no tienen que actuar así. Y por eso precisamente deben ser aún más cuidados a la hora de gestionar sus equilibrios... sin que eso suponga que puedan dirimir continuas guerras internas sin que les acabe pasando factura.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 11

#1
07-11-2017 / 09:39
No me fío de rajoi
Puntuación -40

Esto es un partido político y no la lacra del ppsoe corrupto que nos gobierna

#2
07-11-2017 / 10:09
Podemos = P.MIERDA
Puntuación 30

Lo venimos diciendo: PODEMOS ES UNA P.MIERDA

#3
07-11-2017 / 10:10
juan
Puntuación -24

Bueno señores, si nos ponemos a investigar la lista de partidos que han metido la pata en Cataluña creo que es larga. Mi opinión es que Podemos ha salido razonablemente bién parada. Ciudadanos ha retrocedido inexplicablemente en su nicho catalán, cuando su obligación para con España es convencer a los catalanes. El PSOE si que ha sufrido un cisma importante allí. El PP sigue apostando por el Alcalde polémico y toda su vieja camarilla. PdeCat y Esquerra se han topado con la realidad y aún no sabemos el coste que tendrá más allá del victimismo. Se ha tensado demasíado la cuerda en clave nacional, cuando, insisto, lo importante es convencer y ganar en cataluña.Veremos

#4
07-11-2017 / 10:22
IZMIERDA UNIDA+PODEMOS
Puntuación 8

LOS PPESOE SON UNOS CORRUPTOS

PERO NOSOTROS SOMOS EJEMPLARES EN TODO

JAJAJAJAJA

#5
07-11-2017 / 10:26
Me gusta que me roben
Puntuación -23

Yo prefiero votar al ppsoe por que nos roba nos paga sueldos de mierda y nos van a dejar sin pensión con toda la deuda que están creando jaja...,,

#6
07-11-2017 / 12:02
back street
Puntuación 8

Lo único de Podemos es que se han dado cuenta de la realidad... y ni pueden garantizar un renta universal ni pueden garantizar el derecho a decidir que les hizo ganar adeptos en Cataluña y País Vasco. Ahora han dado una vuelta de 360º para volver a la legalidad.. y compiten con partidos de mayor calado y con más raíces como PSOE abogando por España federal y pequeños cambios.

#7
07-11-2017 / 13:35
JuanSinMiedo
Puntuación 11

Los de "Clase INFERIOR" (ojo...calificación empleada por el propio Pablito, cuando entraron en su clase un día, a hacerle una protesta)....le crecen al bolivariano, y es que ya sabemos como está el personal de rojeras, no respetan la casta...

Ay!!! si Stalín levantase la cabeza.

#8
07-11-2017 / 14:19
miguel
Puntuación 3

Estos son los de la independencia para todos que también son los del partido de partidos independientes.

#9
07-11-2017 / 14:46
Fuera
Puntuación 3

Estas noticias de Podemos ya no tienen tirón. Hace un año igual había 100 o 200 comentarios ahora es que ni leemos la noticia. Defraudados completamente. Desengaño total.

#10
07-11-2017 / 16:55
Podemos se acabo
Puntuación 4

Podemos ha sido un intento de crear un PSOE 2.0 Pero ya nadie los cree, carecen de politica y donde ayer dijeron algo, hoy nos dicen Diego. No teneis dos millones de puestos de funcionarios para ofrecer, habeis perdido antes de empezar. Y vuestro discurso no se lo cree nadie, os votaron por la renta basica y no ofreceis nada. En mi casa ya no os votaremos.

#11
07-11-2017 / 17:07
antihielo
Puntuación 5

#6

las vueltas de 360 grados no suelen servir para mucho, toda vez que te dejan posicionado con la misma orientación que al principio...

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 119,17 -0,28 -0,23%
FRA 34,28 -0,29 -0,85%
ITA 146,30 -1,22 -0,83%
GRE 489,46 +3,43 +0,71%
POR 160,56 -1,72 -1,06%

Ecotrader



Evasión

Un yate concepto con dirigible

Un yate concepto con dirigible



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens