Ecoley

El TJUE permite a los bancos la venta de sus créditos sin avisar al cliente

  • Autoriza que el nuevo titular sustituya al anterior en un proceso judicial
  • Avala el umbral del Supremo de los 2 puntos para declarar el abuso
Foto: Archivo
Madrid

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) permite que los bancos puedan ceder los créditos, aunque no esté previsto en las cláusulas de los contratos y se haya resuelto el contrato por impagos. El fallo aprueba que las entidades de crédito puedan realizar estas operaciones sin avisar al deudor y sin darle la oportunidad de recomprar la deuda y extinguirla.

En una sentencia dictada hoy, el Tribunal Europeo asegura que la normativa comunitaria de protección al consumidor no es aplicable para los casos de cesión o compra de créditos frente a un consumidor. De este modo, avala la normativa española que regula la transmisión de créditos. El TJUE permite así que el nuevo titular del crédito sustituya al antiguo en los procedimientos en curso ante la Justicia para resolver las posibles abusividades o impagos del crédito.

"La Directiva 93/13, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores se aplica únicamente a las cláusulas contractuales, y no a las meras prácticas", apunta la sentencia. En el caso estudiado, que afecta a unas hipotecas del Banco Santander, el Tribunal ha constatado que no existe ninguna cláusula de los contratos que prevea la transmisión a un tercero los créditos que tiene frente a los deudores, ni tampoco el eventual derecho de estos últimos a extinguir la deuda mediante la compra de los créditos al tercero. "La transmisión de créditos se llevó a cabo con fundamento en las disposiciones pertinentes del Código Civil", concluye el Tribunal europeo. Por otro lado, el TJUE recuerda que las cláusulas contractuales que reflejen disposiciones legales o reglamentarias imperativas no estarán sometidas a las disposiciones de la Directiva.

Aval a la doctrina del Supremo

Por otra parte, la sentencia de Tribunal de Luxemburgo defiende la jurisprudencia del Tribunal Supremo español que situó el umbral de la abusividad en los dos puntos por encima del interés remuneratorio. En concreto, el Supremo establece que una cláusula no negociada de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor, que establece el tipo de interés de demora aplicable, es abusiva por imponer al consumidor en mora en el pago una indemnización de una cuantía desproporcionadamente alta, cuando esa cuantía suponga un incremento de más de dos puntos porcentuales respecto del interés remuneratorio.

Sin embargo, la sentencia del Tribunal europeo apostilla que esta jurisprudencia española "no parece formar parte de las disposiciones más rigurosas que los Estados miembros pueden adoptar a fin de garantizar un mayor nivel de protección de los consumidores". En este sentido, añade que "no parece tener fuerza de ley ni constituir una fuente del Derecho", En cualquier caso, entiende que la elaboración de este criterio jurisprudencial responde al objetivo de protección de los consumidores que persigue la citada Directiva

El TJUE da su visto bueno también a otra doctrina del Supremo, según la cual la consecuencia del carácter abusivo de una cláusula no negociada de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor que establece el tipo de interés de demora consiste en la supresión total de los intereses de demora, sin que dejen de devengarse los intereses remuneratorios pactados en el contrato.

En este sentido, el Tribunal europeo explica que cuando el juez nacional detecta una cláusula contractual abusiva únicamente está obligado a dejarla sin aplicación para que no surta efectos vinculantes frente al consumidor, pero no está facultado para variar su contenido. "El contrato debe subsistir, en principio, sin otra modificación que la resultante de la supresión de la cláusula abusiva, en la medida en que ello sea jurídicamente posible en virtud del Derecho interno", indica. "El juez nacional sólo puede sustituir una cláusula abusiva por una disposición supletoria de Derecho nacional en aquellos supuestos en los que la declaración de la nulidad de la cláusula abusiva obligaría al juez a anular el contrato en su totalidad, quedando expuesto el consumidor de este modo a consecuencias de tal índole que representaran para él una penalización", añade.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 6
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Bankshit
A Favor
En Contra

Todavía alguien duda de quien gobierna realmente?

Nada mas entras en un banco estás perdido...

Puntuación 7
#1
Obviedad
A Favor
En Contra

Lo dictaminado por UE es lo correcto.

Si tú le prestas dinero a un deudor tú tienes derecho, el tiene obligación. El derecho es transmisible (siempre que el prestamista no tenga ninguna obligación adicional más allá del desembolso inicial, lo cual es normalente el caso), la obligación no.

Es muy básico.

El que no quiera deuda, que no gaste lo que no tenga. Muy sencillo. Así no te manda nadie.

Y lo mismo se lo podemos decir a los Estados. Ahora, que se aguanten. No haber gastado lo que no tenían.

(y a las chicas esas de los aeropuertos que te intentan colocar tarjetas de crédito, sencillamente ni caso).

Puntuación 3
#2
Los amos
A Favor
En Contra

Directamente son los amos,, ponen y quitan los politicosos de turno ,,financian sus campañas ,, o sus puertas giratorias hacia los grandes bufetes garantizan su total impunidad ,, y su delincuencia economica organizada..rescates ,,preferentes popular ,estafa del suelo hipotecario ,,evasion ,,desahuciso ilegales ,,comisiones abusivas ,,etcetc particulares y empresas pierden descaradamente casi todos los juicios contra los bancos ,,sin jurados populares y con cargso puestos a dedo y enchufazo ..

Puntuación 5
#3
Delincuencia organizada
A Favor
En Contra

Delincuencia organizada con impunidad total

Puntuación 7
#4
temerarios que nos llevan a otra ruina.
A Favor
En Contra

Es una pieza mas de la futura crisis que no es mas que otra lemman brother. Están postulando posiciones para que los ciudadanos no puedan ejercer derechos, y volver a situarnos en la mas baja y misera posición ante ellos, los que mueven las riendas de la especulación política y financiera.

Puntuación 4
#5
Carmen
A Favor
En Contra

El acreedor debe dar su consentimiento si el deudor se subroga pero no al revés, siempre ha sido así.

Puntuación 0
#6