Internacional

Corea del Norte estará en los Juegos Olímpicos de Invierno que celebra Corea del Sur

  • Reunión clave entre ambos países para rebajar las tensiones
  • Se compromenten a reanudar conversaciones militares

Las delegaciones de Corea del Norte y Corea del Sur han acordado que los atletas de los dos países desfilen juntos en la ceremonia de apertura y de cierre de los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en la ciudad surcoreana de Pyeonghang y la reanudación de las conversaciones a nivel militar.

Según ha informado la agencia noticias surcoreana Yonhap, Corea del Norte ha decidido aceptar la propuesta de mantener conversaciones militares para rebajar las tensiones en la frontera durante el diálogo mantenido en la localidad fronteriza de Panmunjon.

Además, los dos países han acordado el desfile conjunto de sus atletas en las ceremonias de apertura y cierre de los Juegos de Invierno de Pyeongchang, según ha informado el diario Korea Times.

"Representantes del Corea del Norte han expresado su intención de enviar delegados a Pyeongchang y también han acordado la entrada conjunta de los atletas de Corea del Norte y Corea del Sur en las ceremonias de apertura y de clausura", ha contado el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae Sung, en referencia a la declaración conjunta aprobada por las dos delegaciones al término de su encuentro.

"Los delegados de las dos Coreas han aceptado hacer de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang una oportunidad para restaurar las relaciones entre los países", ha señalado. La respuesta de Pyongyang llega después de que los delegados de Seúl, encabezados por el ministro de Unificación, Cho Myoung Gyon, propusieran el envío de una delegación a los Juegos de Invierno y la entrada conjunta de los atletas de ambos países bajo la bandera de una Corea unificada.

Por parte del régimen de Corea del Norte, el presidente del Comité para la Reunificación Pacífica, Ri Son Gwon, ha estado liderando la representación de Pyongyang, acompañado por otros cuatro altos cargos norcoreanos.

La reunión celebrada en la localidad fronteriza de Panmunjeon, en la Zona Desmilitarizada, ha comenzado a las 10:00 horas con una declaración de cada delegación. "Las conversaciones han comenzado con una separación entre Corea del Norte y Corea del Sur pero confiamos en que las conversaciones se desarrollen con disposición y perseverancia en el pensamiento "un buen inicio es medio camino", según ha explicado Cho.

"Regalo de Año Nuevo"

"Estamos pensando en ofrecerle al pueblo su primer regalo de Año Nuevo, un resultado que no tiene precio, Corea del Norte y del Sur hablando con seriedad y sinceridad", ha dicho Ri.

Los delegados del Gobierno surcoreano han propuesto, además, conversaciones con la Cruz Roja para permitir reuniones de familiares separados por la Guerra de Corea (1950-1953) durante la celebración del Año Nuevo Lunar en febrero. La propuesta surcoreana de reuniones familiares no ha sido incluida en el comunicado de prensa conjunto al término de la reunión de Panmunjon.

La propuesta del Ejecutivo surcoreano llega después de que hiciera otra similar en julio pero entonces el Gobierno norcoreano no respondió. La última reunión de familiares tuvo lugar en octubre de 2015. Los delegados del Gobierno surcoreano también han solicitado a sus colegas la reanudación de las conversaciones militares y de las negociaciones en materia de desnuclearización, según ha dicho el viceministro surcoreano.

Corea del Norte ha respondido que las dos Coreas tienen que hacer esfuerzos para promover la paz y la reconciliación mediante las negociaciones. Las conversaciones de este martes son las primeras celebradas desde diciembre de 2015 y las primeras desde que Moon Jae In asumió la Presidencia surcoreana en mayo de 2017.

Este diálogo ha comenzado después de que el líder norcoreano, Kim Jong Un, anunciara en su discurso de Año Nuevo que está abierto a conversar con Corea del Sur y a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno.

El presidente surcoreano celebró la postura de Kim e invitó a Corea del Norte a las conversaciones, una oferta que aceptó el régimen norcoreano el viernes pasado. La invitación llegó después de que Corea del Sur y Estados Unidos aceptaran retrasas sus maniobras militares anuales hasta después de los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán del 9 al 25 de febrero.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias