Repsol pone a la venta hasta el 20% de Gas Natural Fenosa por 3.700 millones

7:20 - 4/12/2017
  • Rompería así el pacto parasocial de la petrolera con La Caixa y GIP

Repsol prepara una operación de venta en la que podría desprenderse de hasta el 20% del capital social de Gas Natural Fenosa, lo que supondría la salida definitiva de la petrolera de este negocio.

La compañía, que preside Antonio Brufau, puede ingresar alrededor de 3.700 millones de euros en esta operación, que provocaría la ruptura del pacto parasocial existente entre La Caixa, el fondo GIP y la propia petrolera para controlar la gasista. No obstante, una venta total por parte de Repsol aún dejaría en manos de La Caixa y GIP el 44% del capital de Gas Natural, lo que no supondría ninguna pérdida de control de la sociedad que preside Isidro Fainé.

Entre los planteamientos preliminares que se están realizando (aún no se ha tomado una decisión definitiva) figura también una reducción de su participación de manera conjunta entre Repsol y La Caixa, de forma que no se perdiera el control de la compañía. La intención de la entidad financiera sería aprovechar esta desinversión para poder reforzarse en el capital de la francesa Suez, donde ya son el segundo accionista.

Repsol quiere desembarcar, tal y como adelantó elEconomista, en el negocio de las energías renovables. La petrolera ha dado un mandato a Alantra para que le busque oportunidades de compra dentro de este segmento y, de hecho, ya ha estado analizando la compra de la productora de energía fotovoltaica, X-Elio, aunque no se ha llegado a ningún acuerdo.

Fuentes consultadas por este diario indicaron que la situación no ha avanzado aunque el productor, participado por KKR y Gestamp, tenía encargada la venta de su negocio en Japón a Nomura y por el momento no lo ha materializado. La intención de Repsol es diversificar su negocio para estar preparada para la transición energética que se avecina. Para ello, la empresa está buscando una operación que le permita ganar tamaño en el negocio de generación eléctrica limpia.

La petrolera tiene que presentar su nuevo plan estratégico el próximo mes de marzo o abril y allí prevé desvelar sus nuevos planes de crecimiento en este segmento. Consiguió esta pasada semana una mejora de S&P de su calificación crediticia. De hecho, la firma podrá revisar al alza la retribución de sus accionistas el año próximo. Además, como adelantó este diario, la compañía dejará de diluir a sus accionistas con la entrega del dividendo, lo que permitirá que aunque la Caixa, Sacyr y Temasek cobren el dividendo en efectivo puedan seguir teniendo el mismo peso en el consejo de administración de Repsol.

Repsol aún no ha tomado una decisión definitiva sobre el camino que finalmente adoptará y la decisión podría llegar el año que viene y servir para aprovechar antes de la revisión regulatoria de 2020 antes de iniciarse las desinversiones.

Los esfuerzos que la compañía ha realizado en ahorros de costes y saneamientos, así como en la reducción de plantilla (los últimos ajustes se han producido en Canadá), le permiten situarse ya en una posición donde las desinversiones quedaron atrás para poder centrarse de nuevo en el crecimiento. Eso sí, todavía tenía pendiente vender activos no estratégicos por cerca de 1.000 millones para cumplir con el plan de negocio que tiene planteado.

Mitigar el cambio climático

La apuesta verde de la petrolera ya pudo verse recientemente. Repsol, junto con otras nueve grandes petroleras mundiales, realizaron la primera gran inversión del fondo OGCI Climate Investment, dotado con 1.000 millones de dólares, y centrada en la mitigación del cambio climático.

Las diez petroleras han entrado en el capital de Solidia Technologies, una compañía de cemento y hormigón estadounidense que cuenta con una tecnología patentada para producir cemento con un 70% de menores emisiones de CO2, así como con un 80% menos de uso de agua, mediante la reutilización del dióxido de carbono.

Asimismo, la alianza ha invertido en Achates Power, una compañía fundada en 2004, que está desarrollando motores más eficientes para el sector de la automoción. La intención de Ogci es que la compañía pueda incrementar la presencia de esta tecnología de pistones opuestos de alto rendimiento con potencial para reducir de forma sustancial las emisiones de gas de efecto invernadero que producen los automóviles.

Por último, el grupo de petroleras participará también en el desarrollo completo de una planta de gas natural con sistemas de almacenamiento y de captura de CO2 para poder desarrollarla comercialmente con la intención de poder atraer tanto el apoyo de inversores privados como de los gobiernos.

La petrolera lanzó ya en 2010 una división de Nuevas Energías dirigida por el actual consejero delegado, Josu Jon Imaz, pero la drástica caída de los precios del crudo forzaron a la compañía a desprenderse de todos los activos que no fueran estratégicos para facilitar la digestión de la compra de Talismán Energy, realizada en un momento de precios del petróleo altos, justo después de haber podido cobrar la indemnización por la expropiación de YPF en Argentina.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 3

#1
04-12-2017 / 10:06
Puntuación -1

Desprenderse de una compañía que le deja alta rentabilidad para meterse en nuevas tecnologías no es mala idea.

#2
04-12-2017 / 12:55
nicaso
Puntuación 0

No me gusta mucho la operación. Gas Natural Fenosa ya está metida en energías renovables y los ingresos recurrentes en forma de dividendo que le proporciona la gasista se esfuman. Ellos sabrán lo que hacen

#3
04-12-2017 / 15:56
nicaso
Puntuación 0

Los comentarios dónde están ?, aquí no sale nada Sáquenlos, pues son más interesdantes que el propio artículo.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines





Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 110,83 -2,25 -1,99%
FRA 32,69 -0,34 -1,01%
ITA 146,78 -1,05 -0,71%
GRE 375,37 -4,95 -1,30%
POR 146,86 -4,00 -2,65%

Ecotrader



Evasión

El hotel más antiguo de Madrid

El hotel más antiguo de Madrid



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens