La desigualdad económica en China empieza a caer: se cumple la teoría de Kuznets

18/05/2016 - 17:13
  • La desigualdad de ingresos en China se ha reducido desde 2008
  • La población empieza a 'disfrutar' de las ventajas de la nueva situación
Foto de Reuters

China es uno de los países con mayor desigualdad de ingresos del mundo. El fuerte crecimiento económico de este país ha venido acompañado de un gran aumento en la brecha de la renta. Sin embargo, esta tendencia se esta revirtiendo desde 2008 como muestra el coeficiente de Gini (principal indicador que mide la desigualdad). Como explicaba Simon Kuznets, Nobel de Economía, cuando en un país se produce una revolución industrial o tecnológica la desigualdad en la distribución de la renta se dispara, pero a medida que la población se adapta a la nueva situación esta desigualdad se reduce y la gran parte de los ciudadanos alcanzan un estándar de vida superior al existente antes del cambio.

Tal y como publica el prestigioso semanario The Economist, el coeficiente de Gini estuvo cerca de duplicarse en China entre 1980 y 2008. El gigante asiático pasó de ser un país relativamente igualitario (aunque muy pobre) a ser un país con elevados niveles de desigualdad (pero más desarrollado). 

El coeficiente de Gini toma los valores entre 0 y 100. El cero indica que todos los individuos del país o región tienen el mismo nivel de ingresos, mientras que el 100 indica que un sólo individuo acapara todos los ingresos. Por lo tanto, cuanto más alto sea este ratio mayor es la desigualdad de ingresos. Este coeficiente pasó de un nivel 30 en 1980 hasta 50 en el año 2008. 

Como destacan en The Economist, la transformación económica de China multiplicó los ingresos de la población urbana mientras que la población rural no pudo gozar de las mismas ventajas. "El gran contribuyente al incremento de la desigualdad de ingresos en China fue la brecha entre el campo y la ciudad", sostienen desde el semanario británico. 

No obstante, ahora este mismo fenómeno aparece como la principal razón por la que está disminuyendo esta desigualdad. Desde 2008 los ingresos de la población rural están creciendo mucho más rápido que los ingresos de la población urbana, pero este dato tiene algo de trampa. "Muchos de estos trabajadores considerados como rurales trabajan en zonas urbanas en fábricas y en el sector servicios, pero las condiciones que impone el Gobierno chino respecto a la movilidad no permiten a estas personas vivir de forma permanente en las ciudades". 

Kuznets tenía razón

Parece que la baja tasa de paro y el envejecimiento demográfico están tirando hacia arriba de los salarios de los puestos de trabajo más sencillos en fábricas y comercios, según The Economist. Esos puestos son ocupados por estos nuevos emigrantes rurales que pasan de tener un sueldo de agricultor a un salario del sector servicios o industrial, sin embargo en el censo aparecen como población rural. 

Este cambio de tendencia ha permitido que el coeficiente de Gini caiga en China desde el 50 de 2008 hasta un 46,2 en 2015, siempre con datos del Instituto Nacional de Estadística de China. Parece que la teoría de Simon Kuznets vuelve a cumplirse. Este economista explicó hace más de 60 años que la desigualdad en la distribución de los ingresos es un proceso normal que ocurre cuando se produce una 'revolución industrial', un fenómeno que cambie los sistemas productivos de las economías, pero cuando esta transición terminaba la desigualdad se reducía. 

Este economista explicaba que durante el proceso de transformación que conlleva una revolución industrial se producen ciertos cambios en los modelos productivos de los que sólo se benefician, en un principio, unos pocos individuos. A medida que la sociedad se va adaptando al nuevo entorno y el capital humano va adquiriendo las habilidades necesarias para participar en el proceso productivo, la desigualdad de ingresos se reduce gracias al incremento salarial de las rentas más bajas.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 2

#1
18-05-2016 / 18:57
Alberto
Puntuación -7

En vez de vivir midiendo la desigualdad y rezongar por ella, debemos medir la TENDENCIA AL CRECIMIENTO.

Si hay aliento a la actividad y crecimiento de la producción, hay buenas posibilidades de mejorar la vida.

Al fin y al cabo es lo que importa: si alguien está mejorando su vida no se preocupará por cuánto tienen otros, sino por trabajar y moverse hacia una situación mejor.

Eso es progreso y mejora. Cualquier otra cosa es charlatanería.

#2
18-05-2016 / 23:47
sempreChe
Puntuación -8

La desigualdad es necesaria para alimentar la motivación, la igualdad es lo que ha destruido el socialismos. las objetos como las personas tienen diferentes valores.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 129,79 +2,18 +1,71%
FRA 52,18 +2,03 +4,04%
ITA 188,86 +3,58 +1,93%
GRE 605,77 -5,78 -0,94%
POR 322,83 -0,20 -0,06%

Ecotrader



Evasión

Máxima velocidad a 16.000 euros

Máxima velocidad a 16.000 euros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens