Andalucía

Nuevas fórmulas para innovar

  • Mantener un esfuerzo sostenido en la apuesta por la I+D+i es, más que nunca, crucial.

El camino de la innovación requiere un esfuerzo prolongado hasta dar sus frutos, pero es, a la postre, el único viable.

El camino de la innovación, el del cambio productivo controlado y rentable, no es sencillo y requiere un esfuerzo prolongado hasta dar sus frutos, pero es, a la postre, el único viable. Los cambios en el entorno, cíclicos o no, son inevitables y o bien se opta por anticiparlos y aprovecharlos, cambiando a tiempo con ellos -en definitiva, innovando-, o bien se espera que nos sobrevengan sus efectos traumáticos sin margen de reacción. Por ello, a pesar de la difícil coyuntura económica y financiera por la que atravesamos, mantener un esfuerzo sostenido en la apuesta por la I+D+i es, más que nunca, crucial para no tirar por la borda el esfuerzo realizado en los últimos años.

En este sentido, es muy importante mantener e incluso reforzar el apoyo normativo y financiero a los emprendedores, que por sus aptitudes y actitudes, son savia nueva para transformar conocimiento en valor, acometer cambios productivos efectivos e innovar. La intensificación de fórmulas más participativas de apoyo público y privado al emprendimiento es sin duda necesaria, al igual que el reconocimiento social a dicho esfuerzo, pero no podemos olvidar que el paso previo a la puesta en valor del conocimiento es la obtención y validación del conocimiento en sí mismo.

Aun en un escenario de ajustes, también es necesario, como solución de compromiso entre austeridad y estímulo, intensificar o desarrollar nuevas fórmulas de apoyo a la generación y aplicación de conocimiento, optimizando el empleo de recursos, algo por otra parte ya recogido en el eje de cooperación territorial de la propia Estrategia Estatal de Innovación.

Un buen ejemplo de ello es el fomento de la colaboración público-privada, en régimen de cofinanciación nacional y comunitaria y coordinación interterritorial, de proyectos consorciados de I+D estratégica, que ha tenido su expresión más reciente en el Programa FEDER-Innterconecta. En su convocatoria para Andalucía, ha tenido una magnifica respuesta, con más de un centenar de propuestas presentadas. Otro ejemplo es el Programa INNOCOMPRA, dedicado al fomento del desarrollo de mercados intensivos en tecnología mediante el efecto tractor de la compra pública innovadora coordinada entre las diversas Administraciones.

La combinación idónea vendría, como se ha dicho, de las sinergias entre este tipo de instrumentos y aquellos otros orientados de manera especializada a una participación conjunta y más activa en la asunción de riesgos, en el desarrollo y expansión internacional de negocio y en la obtención de retornos económicos, en los que también sería deseable este tipo de articulación interterritorial y público-privada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado