Status

Más allá de Marco Polo o Magallanes: Ocho mujeres viajeras que desafiaron los límites de su época

  • Aunque más desconocidas, también hay muchas grandes exploradoras
  • Mujeres que escaparon de los convencionalismos y rompieron barreras
Alexandra David-Néel (1868-1969 Francia)
Madrid

Como cada año el 8 de marzo celebramos el día de la mujer. Generalmente, cuando pensamos en los grandes aventureros y exploradores nos vienen a la cabeza hombres de la talla de Magallanes, Darwin o Marco Polo y muy pocas mujeres. Pero ¿sabías que esto no es así? a lo largo de la historia ha habido (y hay) mujeres que, desafiando cualquier convencionalismo, se pusieron el mundo por montera e hicieron de los viajes su forma de vida. Desde Yescapa, la plataforma líder de alquiler de autocaravanas y furgonetas camper en Europa, realizan una selección de ocho mujeres viajeras que han sido y son un referente tanto para mujeres como para hombres.

Ida Pfeiffer (1797-1858 Austria)

Un claro ejemplo de que los sueños se pueden cumplir a cualquier edad. Hasta los 45 años Ida Pfeiffer era un ama de casa que soñaba con viajar. De niña viajó con su padre a Palestina y Egipto enseñándole una pequeña parte del mundo y cuando sus hijos fueron adultos vendió todas sus posesiones y dedicó el resto de su vida a recorrer el mundo

Durante casi 20 años dió dos veces la vuelta al mundo viajando con poco dinero, comiendo y durmiendo en las casas de las personas que iba conociendo en su camino y recorriendo las rutas menos turísticas. De sus viajes escribió dos libros que se convirtieron en best sellers de la época.

Ida murió a los 61 años en Viena debido a la malaria que había contraído un año antes en Madagascar.

Fanny Bullock Workman (1859-1925 EEUU)

Esta geógrafa, cartógrafa, deportista y amante de la bicicleta realizó su primer viaje largo sobre dos ruedas junto a su pareja en una gira de 4.500 km por España en 1895, tras los que les siguieron rutas por Suiza, Francia, Italia, Argelia e India. Escribieron libros sobre cada uno de sus viajes y en cada uno de sus libros Fanny, además del viaje, solía analizar la situación de las mujeres en los sitios que visitaba.

Al finalizar su viaje a la India se dirigieron al Himalaya donde encontraron su gran pasión: la montaña y la escalada de gran altura. Durante sus sucesivos viajes, y sin equipamiento moderno de escalada, exploraron glaciares e hicieron cumbre en varias montañas, llegando a escalar los 7.000 metros del pico Pinnacle, marcando un récord femenino de altitud de la época.

Emilia Serrano de Wilson (Granada 1834-1923 Barcelona)

Emilia Serrano García fue una periodista, escritora y poeta nacida en el año 1834 en Granada y que realizó sus estudios en París, donde se instaló con su familia tras el exilio de la regente María Cristina. Emilia fue la mujer del Barón de Wilson, quien murió tres años después de contraer matrimonio, y del que heredó no solo su apellido sino una gran fortuna. Emilia por situación familiar, siempre tuvo la ocasión de viajar por España y Europa, por ello y por su gran afición a la lectura de libros de viajes, Emilia comenzó a interesarse por el continente americano. Tras el fallecimiento de su madre, decidió emprender el viaje con el que soñaba y pasó 30 años recorriendo toda América, desde Canadá hasta la Patagonia.

Fundadora y directora de varias publicaciones en La Habana, Lima o México, la baronesa de Wilson fue considerada la pionera del periodismo de viajes.

Alexandra David-Néel (1868-1969 Francia)

Una de las mujeres viajeras más longevas de la historia, superó los 100 años de edad y mantuvo su pasaporte actualizado hasta los últimos días de su vida. Cantante de ópera, periodista, exploradora, anarquista, espiritualista, orientalista, budista y escritora, Alexandra escribió más de 30 libros sobre filosofía, religión y viajes.

Muy influenciada por los libros de Julio Verne, es principalmente conocida por su visita a Lhasa (1924), capital del Tíbet, ciudad prohibida a los extranjeros y por ser la primera mujer europea en conocer al Dalai Lama, para lo que pasó cuatro años viviendo en una cueva a 4000 metros de altitud y tuvo que colarse en el Tíbet junto a su compañero (un monje al que terminó adoptando) a pie y disfrazados de mendigos.

Nellie Bly (1864-1922) (1864-1922 EEUU)

Otra mujer viajera y fascinada por Julio Verne, Nellie Bly, además de ser la primera reportera de periodismo de investigación y pionera del periodismo encubierto también tiene el "título" de la primera mujer en dar la vuelta al mundo en 72 días (rebajando en 8 días la marca del célebre libro).

En su intento de superar la marca del viajero de la ficción Phileas Fogg, le sugirió al director de su periódico que la enviasen como reportera para realizar este proyecto pero se negaron a financiar el viaje porque "una mujer no podía viajar sola y, además, necesitaría demasiado equipaje" pero finalmente logró convencerles. Un año después inició su viaje con el vestido que llevaba puesto, un abrigo resistente, varias mudas de ropa interior, un pequeño neceser y la mayor parte de su dinero en una bolsa atada al cuello. Partió de Nueva York el 14 de noviembre de 1889 donde regresó el 25 de enero de 1890. En esos 72 días, seis horas 11 minutos y algunos segundos había visitado Inglaterra, Japón, China, Hong Kong, el hogar de Julio Verne, Brindisi, Colombo y San Francisco, entre otros lugares.

Freya Stark (1892-1993 Gran Bretaña)

Otra de nuestras protagonistas que demuestra que viajar es bueno para la salud superando el siglo de vida. Freya Stark no es uno de los personajes de Juego de Tronos pero sus hazañas bien podría haberlas realizado la mismísima Aria. Freya se alistó en el cuerpo voluntario de enfermeras durante la primera guerra mundial, en el cuerpo de ambulancias y durante la segunda guerra mundial se unió al Ministerio de Información Británico (British Ministry of Information). Contribuyó a la creación de la red de propaganda Ikhwan al Hurriya (Hermandad de Libertad) dirigido a convencer a los árabes para que apoyen a los aliados o al menos permanezcan neutrales.

Fascinada desde muy joven por Oriente aprendió arabe y persa y se formó en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos. Como viajera fue la primera mujer no musulmana en viajar a lo largo de Irán Occidental y escribió una docena de libros sobre el tema, destacando The Valleys of the Assassins donde narra como localizó el legendario Valle de los Asesinos (Hashshashin).

Jeanne Barret (1740-1807 Francia)

Esta botánica francesa es conocida como la primera mujer que dio la vuelta al mundo y para ello tuvo que hacerse pasar por un hombre. En 1766 Jeanne (Jean hasta que la descubrieron) se embarcó con la expedición de Bougainville en los barcos Boudeuse y Étoile como asistente del naturalista Philibert Commerson, en la que iba a ser la primera circunnavegación francesa del mundo.

En esta expedición consiguió llegar hasta las Islas Mauricio, donde la tripulación descubrió que era una mujer y se vio obligada a abandonar la expedición pues en aquella época estaba completamente prohibido que hubiera mujeres en la armada francesa. En la isla consiguió trabajo en una taberna, donde fue incluso multada por servir alcohol los domingos, y se casó con un oficial del ejército francés. En 1775 regresó a Francia, completando así su largo viaje alrededor del mundo, convirtiéndose así en la primera mujer en conseguirlo.

Laura Dekker (1995- Holanda)

Y como no todo va a ser hablar de viajeras centenarias aquí tenemos a Laura Dekker, la persona más joven en haber obtenido el certificado Yachtmaster clase Ocean, que le permite capitanear embarcaciones de recreo con pasajeros hasta 200gt. en cualquier parte del mundo y además es la primera mujer en navegar en solitario alrededor del mundo a los 16 años.

Laura Dekker nació en un barco durante el viaje de siete años que estaban realizando sus padres y pasó sus primeros 4 años de vida en él. Ya con 6 años comenzó a navegar ella sola y con 10 se compró, con sus ahorros, su primer 7 metros, que arregló ella misma.

Su idea de circunnavegar la tierra comenzó a los 14 años pero no fue hasta dos años después cuando se le permitió hacerlo, con unas medidas impuestas por el estado holandes como la obligación de seguir su educación a distancia o la utilización de un barco mayor y más seguro al inicialmente propuesto. Su extraordinario viaje comenzó en Gibraltar en agosto de 2010 y lo completó con éxito en enero de 2012.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin