Status

Del mojito y la ginebra sin alcohol a la cerveza de jengibre: 7 opciones 0% (o casi) para esta Navidad

  • La coctelería sin alcohol es mucho más que el clásico San Francisco
  • Ginger Beer es conocido por el Moscow Mule, pero solo está delicioso
  • El fenómeno de las sidras con zumo ha dejado de lado al champín
Madrid

Con el previo de las cenas de empresas, los excesos de las fechas más señalas están más cerca que nunca. Tiempo de familia y amigos, pero también de resacas, empachos y kilos. Si no quiere pasarse con el alcohol, ya sea por propósito o porque no pueda, anote algunas de las siguiente bebidas.

Mojito sin alcohol

El mundo de la coctelería sin alcohol es amplia y alargada. Y por fortuna, el tiempo del San Francisco ha terminado. Cosa que no ha ocurrido con el mojito, que sigue de moda. Si lo quiere tomar sin alcohol, la receta es bien sencilla: sustituya el ron por Sprite. El resultado es tan delicioso como refrescante. 

Premium Ginger Beer

Es un preparando con una mezcla de tres jengibres de Nigeria, Cochín y la Costa de Marfil. No muy dulce en el paladar y con un profundo y duradero carácter de jengibre, es refrescante y con un sabor limpio sin ser empalagoso. A medida que la bebida recorre el paladar, el jengibre llenará la totalidad de la boca, dejando una sensación cálida en la parte posterior de la garganta. 

Si quiere animarse con el alcohol, aunque solo sea una copa, un ginger beer con un poco de vodka y zumo de lima, llámese  Moscow Mule, es un cóctel delicioso.

Las nuevas sidras (con y sin alcohol)

Hijos de Rivera, Heineken o Eva Group se han propuesto modernizar el consumo de sidra y han elaborado una atractiva propuesta de sidras gasificadas mezcladas con zumos de frutas o sin alcohol. Una gama de bebidas refrescantes que se pueden beber con hielo y que pretenden triunfar durante este verano. Y que entronca con el auge del consumo de bebidas sin alcohol como la cerveza sin o las bebidas naturales a base de zumos de frutas. "El consumidor cada vez está más preocupado por tener un estilo de vida saludable y por la calidad de los productos que consume y, a su vez, desarrolla una mayor curiosidad por las tendencias del mercado y está dispuesto a probar y experimentar nuevas propuestas", explica Hijos de Rivera.

La propuesta de los dueños de Estrella Galicia para convencer al consumidor nacional de que la sidra puede ser una opción interesante para beber en verano ha mantenido la referencia de sidra. No obstante, Heineken y Eva Group han apostado por presentar sus bebidas como un cider, sidra en inglés. Para estas fechas son una muy buena opción, más madura que el denostado champín. 

Cerveza sin alcohol

Hasta no hace mucho pedirse una cerveza sin alcohol en el bar era cosa de embarazas, de ancianos o de hombres de poca virilidad. Las costumbres fueron cambiando y muchos se apuntaron a este tipo de cerveza para disfrutar de una noche de cañas sin riesgo de multa o accidente. Sin embargo ahora, el consumo de las variedades sin alcohol está aumentando entre 'los normales' y el mercado está ofreciendo cada vez más marcas con sabores más auténticos. Ejemplos claros son: Heineken 0.0, Clausthaler, Aigua de Moritz, Mahou 0,0 Tostada y Super Bock Sin Alcohol Negra.

Gin-tonic con 0,5% de alcohol

El gin-tonic de Gordon's, con un 0,5% de alcohol, está mezclada con extracto natural de frutas para crear el inconfundible sabor al famoso cóctel. Presenta, un final equilibrado, con una intensa mezcla de sabores de enebro y pimienta seguidos por un jugoso impulso cítrico.

La kombucha (puede tener alcohol)

La kombucha es una bebida milenaria y se dice que con propiedades milagrosas que tomaban los emperadores chinos y sus samuráis. Sin embargo, se hizo mundialmente conocida cuando los surfistas californianos de los ochenta comenzaron a tomarla.

Así, la kombucha es una bebida probiótica y esto quiere decir que contiene microorganismos vivos que son beneficiosos para nuestro organismo. Algunos de los beneficios que se asocian a su consumo son: mejora el sistema inmunológico, es una gran fuente de antioxidantes y ayuda a la desintoxicación de toxinas del hígado y del cuerpo, mejora la digestión, mejora la flora intestinal, ayuda a la pérdida de peso y es revitalizante.

Vino sin alcohol

Bodegas Carlos Moro es una de las empresas españolas que más está apostado por el vino sin alcohol, su incursión se produjo en el año 2008 cuando lanzó al mercado Emina sin alcohol, el primer vino tinto y clarete que se produjo en España desalcoholizado, que tres años más tarde pasaría a llamarse Win.

Una década después, Carlos Moro, su fundador, asegura que su producto ha "evolucionado mucho", hasta el punto de que en alguna de las catas enoturísticas que organiza, en las que se introduce alguna vez por sorpresa vino sin alcohol, aproximadamente "el 50% de los catadores" no se percatan de que se trata de un vino desalcoholizado, explica. Actualmente, la etiqueta Win tiene hasta siete variedades de vino sin alcohol o con bajo contenido en alcohol: blanco frizzante, tinto frizzante, tinto crianza, blanco espumoso y blanco verdejo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0