Status

Cremas con pedigrí: las cifras de la alta cosmética

  • El consumo de cosméticos en España creció en 2018 por cuarto año consecutivo
  • Subió un 2%, hasta alcanzar los 6.954 millones de euros, según Stanpa
  • El cuidado del rostro es el más notorio, con un 4%
Fotografía: Uge Rubio
Madrid

¿Cuántos millones mueve la alta cosmética? El consumo de cosméticos en España creció en 2018 por cuarto año consecutivo, con un incremento del 2% hasta alcanzar los 6.954 millones de euros, según datos de Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética). El cuidado del rostro es el más notorio, un 4% (97 millones de unidades vendidas), y el canal selectivo, es el preferido de los consumidores españoles. El algodón no engaña… La formulación avanzada nos seduce. Y las marcas cosméticas lo saben.

El aumento de patentes y complejos registrados es directamente proporcional a los ceros extra que muestran las etiquetas; ¿la justificación? Invertir en i+D y contar con la última innovación tiene un elevado coste, "No se trata de conseguir la patente por prestigio, sino de conseguir un principio activo único y que la competencia no saque provecho de ello mientras sea posible", argumenta Lina Klikunaite, responsable de desarrollo de negocio de la avanzada Medik8. "Formular nuestro Crystal Retinal ha supuesto tres años de trabajo en colaboración con la Universidad de Hertfordshire, una tecnología que combina estabilizantes como el aceite de semilla de zanahoria que no está presente en ningún otro producto del mercado, esto da a Medik8 ventaja respecto a sus competidores, al conseguir hacer estable uno de los ingredientes más inestables del elenco cosmético".

Proteger sus intereses comerciales contra falsificaciones. Este es uno de los grandes argumentos que suelen esgrimir los peces gordos de la industria. L'Oréal, nº 1 del ranking de los que más invierten en innovación (un 3.4 por ciento del total de su facturación hasta los 914 millones de euros al año), ha registrado 30.000 patentes (unas 600 patentes anuales aproximadamente), esto le permite contar con una gran cartera que incluye moléculas como el Pro-Xylane, obtenido a partir de la madera de Haya, es la primera molécula cosmética fruto de la química verde que mejora de manera visible la cohesión entre la dermis y la epidermis, remodelando la arquitectura de los tejidos alterados por el paso del tiempo. Otro de los grandes emporios es Shiseido, la compañía anunció oficialmente 1.390 patentes en Japón y 2.491 patentes internacionales el pasado mes de marzo, con una inversión promedio en i+D de un 2.5 por ciento (teniendo en cuenta que la solicitud y registro de una patente en Japón oscila en torno a 1 millón de yenes, unos 8.350 €, es un esfuerzo costoso), según explica Nathalie Broussard, directora de Comunicación Científica de Shiseido Emea.

Uno de los grandes logros del gigante japonés es 4MSK®, un complejo que supuso 13 años de investigación, que actúa sobre el mecanismo de producción de melanina y normaliza su descarga. Treinta han sido los años que ha necesitado el profesor Augustinus Bader para llegar a su innovador complejo TFC8® Trigger Factor Complex 8, presente en sus tres únicos productos (el más emblemático, The Cream 225 €). "Nuestras cremas son inteligentes, trabajan con el código genético y las células madre de cada individuo, esta es una de las razones por las que son tan efectivas", argumentan desde la firma. Todo ello conduce a un planteamiento, ¿una patente hace exponencialmente más eficaz un cosmético? "Hay un vínculo entre patente y eficacia, ya que si su eficacia no mereciera la pena, no lo patentaríamos…", concluye Cristina Biurrun, directora científica de L'Oréal España.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0