Sociedad

Violencia género. igualdad teme que la encuesta de los abuelos separados de sus nietos lleve a las mujeres a no denunciar

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

La secretaria general de Políticas de Igualdad, Isabel Martínez, consideró hoy "peligroso" que se den datos que no parten de estudios estadísticos, sino de opiniones, como ocurre con los arrojados por una encuesta impulsada por la Asociación de Abuelos Separados de sus Nietos, que, a su juicio, puede desincentivar a las víctimas de malos tratos a la hora de poner una denuncia contra sus agresores.

La encuesta de Abuelos Separados de sus Nietos, realizada entre 2.000 personas de toda la Península y Baleares, indica que el 70% de los españoles cree que las mujeres ponen denuncias falsas contra sus parejas por malos tratos para obtener ventajas en el divorcio.

Dar a conocer un dato como éste, "que no parte de estudios estadísticos, sino de opiniones", es, según declaró Martínez a Servimedia, "peligroso", pues crea una "polémica falsa e intencionada" que puede desincentivar a las víctimas de violencia de género a denunciar a sus maltratadores.

Para la directora general de Políticas de Igualdad del Ministerio que dirige Bibiana Aído, los datos reales sobre denuncias falsas y malos tratos son los proporcionados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que cifra estas denuncias en el 0,19% del total de las registradas en España.

"La realidad de los hechos es tozuda" y evidencia que "hay demasiadas mujeres muertas", subrayó Martínez, quien recalcó en este sentido que si el 90% de las sentencias por malos tratos a mujeres a manos de sus parejas son condenatorias será porque las denuncias son reales.

Otro aspecto negativo de la encuesta es para esta dirigente de Igualdad el hecho de que mezcle preguntas sobre denuncias falsas con otras relacionadas con la custodia compartida de los hijos menores por parte de sus padres separados.

En este sentido, el estudio de los Abuelos Separados de sus Nietos señala que el 80% de la población española está a favor de la custodia compartida, pese a que se concede sólo en un siete por ciento de los casos.

Sobre este punto, Martínez aseguró que el dato es "una buena noticia" que comparte el propio Gobierno de España, que en la actual ley del divorcio introdujo la posibilidad de la custodia compartida de los hijos menores para los padres separados.

El problema, concluyó, es que muy pocas parejas piden la custodia compartida, porque supone compartir también las responsabilidades que conlleva la educación y crianza de los hijos.

(SERVIMEDIA)

21-ABR-10

IGA/lmb

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint