Salud Bienestar

Receta de torrijas tradicionales y caseras, rápida y sencilla

Receta de torrijas caseras | Firma: Beatriz Rodrigálvarez

Las torrijas, ese delicioso manjar cuya receta ha pasado de generación en generación y, a día de hoy, continúa siendo el dulce estrella de la Semana Santa. Leche frita cántabra, las monas de pascua catalanas, el bollo asturiano, la colomba italiana, el gañote gaditano, la koulourakia griega,... la variedad de dulces tradicionales en estas fechas es infinita pero, ¿quién no conoce las torrijas?

En los últimos años la receta tradicional ha sufrido variaciones para adaptarse a la nueva demanda y hábitos de vida; desde las típicas de leche o vino hasta las más modernas con chocolate, natillas o miel.

Aunque está claro que como las torrijas de la abuela o de mamá no saben ningunas, es posible que por el trabajo, niños, o simplemente porque no querer pasar en la cocina más tiempo de lo debido, no dispongamos de los minutos que requieren sus elaboraciones.

Para los amantes de los dulces y, más aún de las torrijas, con muy poco tiempo para cocinar, hemos preparado esta receta rápida y sencilla con la que sorprender en casa estos días de Semana Santa. Su tiempo de elaboración es de unos 25 minutos y os saldrán como unas 9 torrijas. En función de la dureza de la barra de pan, habrá que ajustar la cantidad de leche.

Ingredientes para las torrijas

  • Una barra de pan (del día o duro, vamos a desmontar el mito).
  • 700 ml. de leche (entera, semi o desnatada, la que prefieras).
  • 3 huevos.
  • Canela para espolvorear.
  • Canela en rama.
  • 100gr. de azúcar.
  • Aceite de oliva.
  • Opcional: cáscara de limón.

Pasos para la elaboración de la receta

  1. En un cazo, ponemos a hervir la leche con 2 ramas de canela y el azúcar (la cáscara de limón es opcional). Mientras la leche se calienta, cortamos en rebanadas de unos 2 cm. de grosor, la barra entera de pan. En este punto nos vamos a detener para desmontar el mito de hacer las torrijas con pan duro o con pan especial para torrijas. No es necesario que el pan sea del día anterior, no pasa nada si el pan es del mismo día, y tampoco pasa nada si elegimos el pan de siempre. El punto para que no se deshaga el pan será controlar cuánto tiempo está sumergido en la leche. Cuanto más reciente sea el pan, menos tiempo deberá estar sumergido en leche. En esta elaboración se han usado dos tipos de pan (de picos y de agua), ninguno de ellos especial para torrijas y ambos comprados el mismo día en el que se ha realizado la receta.
    Leche hirviendo torrijas de la abuela
    Leche hirviendo torrijas de la abuela
    Pan cortado para torrijas de la abuela caseras
    Pan cortado para torrijas de la abuela caseras
  2. Una vez que la leche con las ramas de canela y el azúcar ha llegado a ebullición, lo volcamos en un plato hondo donde posteriormente iremos empapando las rebanadas de pan. Preparamos otro plato hondo y batimos los tres huevos.
  3. Calentamos la sartén con el aceite, fuerte para que las torrijas se hagan rápido y no se encharquen de aceite.
  4. Con el aceite caliente en la sartén y el huevo batido preparado en otro plato, vamos mojando las rebanadas de pan en el plato de la leche. No hay que meter todas de golpe, mejor ir poco a poco para que se empapen bien. Recuerda, en función de la dureza del pan deberán estar más o menos tiempo en la leche.
    Rebanadas de pan a remojo en leche para hacer torrijas caseras
    Rebanadas de pan a remojo en leche para hacer torrijas caseras
  5. Cuando estén blanditas pero sin llegar a desmenuzarse, cogemos una por una y las rebozamos en el huevo batido, y de ahí las pasamos al aceite.
  6. Cuando estén doradas por un lado, damos la vuelta y esperamos que se doren por el otro lado.
    Freir las torrijas de la abuela pasadas por leche y huevo
    Freir las torrijas de la abuela pasadas por leche y huevo
  7. Una vez doradas, las sacamos a un plato o recipiente en el que previamente hemos colocado papel de cocina para que escurra el resto del aceite de las torrijas.
  8. ¡Importante! Nada más poner las torrijas en el plato hay que espolvorearlas con azúcar y canela. Hay a gente que no le gusta la canela, por lo que se puede usar azúcar.
    Mezcla de azúcar y canela para hacer torrijas de la abuela caseras
    Mezcla de azúcar y canela para hacer torrijas de la abuela caseras
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud