Política

Lituania asume Presidencia UE con economía como prioridad y mirando al este

Bruselas, 1 jul (EFE).- Lituania asumió hoy la Presidencia de turno de la Unión Europea (UE) con los asuntos económicos como principal prioridad de un semestre en el que también tratará de impulsar un acercamiento con otras antiguas repúblicas soviéticas del este de Europa.

En una Europa marcada por la recesión y los altos niveles de paro, la restauración de la estabilidad y el impulso del crecimiento serán claves para el Gobierno lituano.

Así, Vilna se ha fijado como primer objetivo trabajar para restaurar "la credibilidad económica" de la UE, avanzando hacia "unas finanzas públicas más sanas" y reforzando "la estabilidad financiera", señaló en un comunicado.

Lituania, de hecho, cuenta con una importante experiencia en la gestión de la crisis a escala nacional, pues ha logrado reponerse al espectacular frenazo que sufrió su economía en 2009, tras años de crecimiento continuado.

"Como uno de los países con más éxito a la hora de superar la crisis económica y financiera y volver a una recuperación sostenible y al crecimiento, Lituania buscará organizar la Presidencia de forma eficiente y buscando resultados", señaló el Gobierno.

Entre otras cosas, al frente de la UE deberá lograr progresos en la unión bancaria, entre ellos un acuerdo para adoptar el nuevo sistema de garantía de depósitos y el mecanismo común para la resolución de bancos en crisis, tal y como explicó hoy el embajador lituano ante la UE, Raimundas Karoblis.

Además, confió en poder avanzar en otras propuestas legislativas del área financiera y en la lucha contra la evasión y el fraude fiscal.

A última hora, Lituania se ha librado de tres dossier que podrían haber retrasado enormemente todas sus previsiones, gracias a los acuerdos logrados en la última semana de Presidencia irlandesa.

Se trata del pacto cerrado por los ministros de Finanzas sobre las reglas de los futuros rescates bancarios y los acuerdos interinstitucionales sobre el marco presupuestario 2014-2020 y sobre los recortes que asumirán los funcionarios europeos.

"Rezamos hasta el último minuto por los acuerdos", reconoció el embajador lituano, que aseguró que de no haberse podido resolver bajo mandato irlandés éstos podrían haber estropeado el calendario de trabajo lituano.

Entre las tareas pendientes en esos ámbitos, Lituania deberá resolver los reglamentos sectoriales para el presupuesto de los próximos años, que a priori deben estar listos antes del próximo 1 de enero.

En el ámbito del crecimiento y el empleo, el país espera lograr progresos en la implementación de las medidas acordadas por los jefes de Estado y de Gobierno y seguir avanzando en la integración del mercado único como vía para recuperar la actividad.

En ese ámbito dará especial relevancia al sector de las telecomunicaciones y al de la energía, según explicó hoy el embajador, que recordó que la lituana será la última presidencia completa antes de las próximas elecciones europeas.

"Debemos usar esta ventana de oportunidad para terminar legislación", señaló Karoblis, en referencia al parón que sufrirán los expedientes durante el periodo electoral.

En el ámbito exterior, Lituania, por geografía y por calendario, mirará al este, pues será la encargada de acoger en noviembre la cumbre de la llamada Asociación Oriental.

Este foro -que reúne a la UE con Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania- es el gran intento lanzado en los últimos años por Bruselas para tratar de acercar a esos países a la esfera europea, pero se ha encontrado hasta ahora con importantes obstáculos.

Entre ellos, destaca el choque con el Gobierno bielorruso de Alexandr Lukashenko, sobre el que la UE mantiene sanciones para tratar de forzar el respeto de los derechos humanos, del Estado de derecho y de los principios democráticos, y las continuas dificultades en las relaciones con Ucrania.

Durante el próximo semestre, la política europea de Ampliación vivirá también momentos importantes, con el posible inicio de negociaciones de adhesión con Serbia y de un acuerdo de asociación con Kosovo y con los intentos por revivir el diálogo con Turquía.

Además, el comercio internacional será otro de los dossier estrella, con rondas "cruciales" para el acuerdo de libre cambio con Japón y con el inicio de las conversaciones con EEUU, sobre las que pesa ahora la sombra del supuesto espionaje estadounidense a sus socios europeos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin