Música

Bobby Brown pide privacidad mientras su hija sigue en el hospital

(Reuters) - El cantante Bobby Brown ha pedido privacidad para su hija y la de la fallecida cantante Whitney Houston, Bobbi Kristina Brown, que según la Policía fue hallada inconsciente en una bañera de su casa de Georgia antes de ser reanimada en un hospital.

El incidente ocurrió casi tres años después de que Houston, una superestrella que luchó contra el abuso de sustancias, se ahogara en una bañera en Beverly Hills, California, en febrero de 2012. Las autoridades han dicho que el uso de cocaína y una enfermedad cardiaca contribuyeron a su muerte.

Brown, de 21 años, fue encontrada el sábado en la bañera en su casa de un barrio de Atlanta por su marido Nick Gordon y un amigo, dijo el Departamento de Policía de Roswell. Gordon comenzó a hacerle una RCP y la policía continuó con las medidas de reanimación hasta que llegó una ambulancia y la trasladó al hospital.

"Se requiere la privacidad en este asunto. Por favor permitan que mi familia lleve este tema y dé a mi hija el amor y el apoyo que necesita en estos momentos", dijo Bobby Brown en un comunicado difundido por su abogado Christopher Brown.

Brown fue trasladada al hospital North Fulton en Roswell, un barrio al norte de Atlanta, dijo la policía.

Los médicos la pusieron en coma inducido, según CNN y otros medios, todos los cuales citaron a una fuente cercana a la familia, pero el hospital no confirmó esas informaciones ni dio ninguna actualización sobre su estado.

En enero de 2014, Brown se casó con Gordon, que también fue criado pero nunca adoptado por Houston, una de las artistas que más ha vendido de todos los tiempos.

El padre de Bobbi Kristina Brown, Bobby Brown, es un ganador de Grammy que comenzó su carrera como líder del grupo de R&B New Edition.

Los padres de Bobbi Kistina han luchado contra el abuso de sustancias, y Houston describió sus 15 años de matrimonio, que terminaron en 2007, como alimentados por las drogas y el alcohol.

Bobby Brown fue sentenciado a 55 días en prisión después de admitir que había conducido ebrio en 2012.

Bobbi Kristina Brown fue hospitalizada en dos ocasiones por ansiedad tras la muerte de su madre.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin