Música

Alejandro Sanz se deja tocar, ver y oír en el Festival de la Guitarra de Córdoba

Córdoba, 6 jul (EFE).- El cantante Alejandro Sanz ha protagonizado el concierto álgido de la XXXIII edición del Festival de la Guitarra de Córdoba, presentando ante más de 8.500 personas su último trabajo, "La música no se toca", en una Plaza de Toros que, no sólo ha tocado, sino que ha vibrado con la música del artista.

Alejandro Sanz ha sido el responsable del primer gran lleno de la edición actual del festival, algo que entraba en las previsiones, y que, ni la insoportable ola de calor ha podido evitar, a pesar de que la Plaza de Toros de Córdoba ha estado a punto de hervir en varios momentos del recital.

El artista llegaba a la capital cordobesa en el marco de la gira española de "La música no se toca", con la que ha recorrido todo el país hasta el mes de agosto para presentar su último disco, que salió a la venta el pasado mes de septiembre.

Sus actuaciones en España vienen precedidas por una gira internacional iniciada en México en octubre y que lo ha llevado a 11 países diferentes, en los que ya ha encandilado a más de 300.000 espectadores.

Lo hacía también con un directo innovador en su planteamiento escénico -con un escenario tridimensional e impactantes efectos lumínicos-, más de 100.000 vatios de sonido y acompañado por una banda de diez músicos con la idea de ofrecer también un concierto de más de dos horas.

Sanz ha tomado la batuta y se ha impuesto sobre los gritos del público cordobés, muy entregado a un cantante que llevaba bastante tiempo sin pisar esta ciudad, y sin dejar de lado su repertorio más reciente, los momentos álgidos del concierto los han marcado los clásicos de su discografía.

Con mucho menos público, pero con igual entrega, la virtuosa guitarrista croata Ana Vidovic ha debutado este año en el Festival de la Guitarra de Córdoba -en el que participa también como profesora de uno de los cursos del Programa Formativo- con un concierto incluido en el ciclo "Los Clásicos" y que ha tenido lugar en la Sala Polifemo del Teatro Góngora.

La guitarrista, natural de Karlovac, un pequeño pueblo cerca de Zagreb, se ha presentado ante el público cordobés con un recital que incluía obras de Fernando Sor, Joaquín Turina, Francisco Tárrega, Isaac Albéniz, Johann Sebastian Bach, Agustín Barrios Mangore y Mario Castelnuovo Tedesco.

Un repertorio que ha permitido al público cordobés descubrir a una de las guitarristas más importantes del panorama clásico, así como la belleza de su tonalidad, la precisión de su técnica, la definición de su fraseo y, en definitiva, su gran maestría musical.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin