Global

El funeral presidencial polaco sigue adelante

VARSOVIA (Reuters) - El funeral del presidente polaco Lech Kaczynski parece que se celebrará este fin de semana, como estaba previsto, ante la insistencia de su familia a pesar de la gran nube de cenizas procedente de un volcán islandés que ha obligado a cerrar muchos aeropuertos en el norte de Europa y que podría evitar que acudieran numerosos dirigentes mundiales.

"Quiero decir que la voluntad de la familia (Kaczynski) es que la fecha del funeral no se posponga bajo ninguna circunstancia", declaró a la prensa el asesor presidencial Jacek Sasin. Previamente, había sugerido que podría estudiarse la posibilidad de retrasarlo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, los reyes de España y decenas de líderes mundiales más habían anunciado su presencia en la catedral Wawel de Cracovia, en el sur de Polonia, para el funeral de Kaczynski y su esposa, que murieron con otras 94 personas en un accidente de aviación el sábado pasado.

Decenas de miles de personas seguían desfilando el viernes ante los féretros de la pareja en el Palacio Presidencial de Varsovia. Algunos llevaban hasta 18 horas esperando, lo que muestra el dolor que han sentido muchos polacos por el peor desastre que ha sufrido el país desde la Segunda Guerra Mundial.

En el accidente murieron el jefe de las Fuerzas Armadas, el gobernador del banco central y diputados de la oposición, cuando el viejo Tupolev en el que viajaban se estrelló al intentar aterrizar en medio de una densa niebla cerca de Smolensko, en el oeste de Rusia, para acudir a una ceremonia por el 70 aniversario de la masacre de 20.000 oficiales polacos por los soviéticos en los bosques de Katyn.

El pintoresco casco antiguo de Varsovia, donde se encuentra el palacio, se ha transformado en un altar para los muertos, lleno de flores, velas, crucifijos y las banderas nacionales blancas y rojas.

Los planes para el funeral se encontraron el viernes con un problema inesperado, cuando la nube de ceniza procedente de un volcán en Islandia forzó el cierre de numerosos aeropuertos, incluido el de Varsovia, dejando a cientos de miles de personas sin poder viajar.

Además de Obama, el presidente ruso, Dmitry Medvedev; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana, Angela Merkel; el príncipe Carlos de Inglaterra, el rey Juan Carlos I y muchos otros jefes de Estado y de Gobierno de unos 96 países tienen previsto acudir al funeral.

La Casa Blanca dijo el jueves que el viaje del fin de semana de Obama iba a seguir adelante pese a las cenizas, pero las autoridades estadounidenses están pendientes de la evolución de la situación.

El aeropuerto de Balice, en Cracovia, donde se espera que lleguen la mayor parte de los vuelos de estos dignatarios, cerró el viernes por la nube de cenizas. Las autoridades polacas iban a intentar llevar los féretros de la pareja a Cracovia el sábado por la tarde tras un funeral en Varsovia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin