Gente y estilo

Netanyahu visita la icónica playa de Copacabana en Río de Janeiro

Río de Janeiro, 29 dic (EFE).- El primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, no resistió las ganas y, acompañado de un fuerte esquema de seguridad, salió de su hotel y dio una vuelta por la icónica playa de Copacabana en Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil.

Netanyahu, el primer jefe de Estado de Israel que visita a Brasil, llegó este viernes al gigante sudamericano para asistir a la investidura del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Durante su paseo por la icónica playa de Copacabana, Netanyahu, junto con su esposa, degustó pasabocas y se tomó una "caipirinha", el famoso cóctel carioca, en un restaurante ubicado a la orilla de la playa, donde turistas lo identificaron y registraron el momento con fotografías que publicaron en las redes sociales.

El mandatario israelí inició este viernes su visita de cinco días a Brasil en Río de Janeiro donde se reunió con el presidente electo.

Durante el encuentro, Bolsonaro y Netanyahu acordaron dar inicio a una alianza estratégica entre ambos países para cooperar en áreas como tecnología, defensa, agricultura, seguridad y agua.

El primer ministro de Israel mantuvo su viaje a Brasil pese a la crisis política que enfrenta su país y que lo obligó a anticipar las elecciones para retribuir el interés del ultraderechista brasileño, que desde su campaña prometió un acercamiento a Israel y hasta trasladar la embajada brasileña en ese país desde Tel Aviv hasta Jerusalén, como ya lo hizo Estados Unidos.

Durante su estadía en Brasil, además del encuentro con Bolsonaro y de asistir a su ceremonia de investidura en Brasilia, Netanyahu tiene previstas reuniones con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y con los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Honduras, Juan Orlando Hernández.

La histórica visita de Netanyahu estuvo en la cuerda floja en los últimos días por el anuncio del Gobierno de Israel de adelantar los comicios electorales para el próximo 9 de abril por desacuerdos en la coalición de Gobierno.

El primer ministro de Israel encabeza las encuestas de intención de voto para ser reelegido, a pesar de las sospechas de corrupción que recaen sobre él y sobre su esposa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin