Gente y estilo

Eliminada la primera transexual en Miss Universo, la española Angela Ponce

Bangkok, 17 dic (EFE).- La española Angela Ponce, la primera transexual en participar en Miss Universo, quedó hoy eliminada en la primera ronda de la gala final que se celebra en Bangkok, en la que cuatro latinoamericanas se encuentran entre las veinte semifinalistas.

Ponce, activista por los derechos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), tuvo un vídeo dedicado por la organización sobre su paso por el concurso en el que aparecía llorando pero determinada a lograr que el mundo cambie.

A continuación, la española regresó en solitario a la pasarela donde fue ovacionada por el público que se concentra en el centro de convenciones de Bangkok.

A la siguiente fase, en cambio, pasaron las modelos Kiara Ortega, de Puerto Rico, Natalia Carvajal, de Costa Rica -quien llegó a bromear con el presentador de la gala, Steve Harvey-, Sthefany Gutiérrez, de Venezuela, y Mayra Dias, de Brasil, que lucharán por coronarse como la mujer más bella.

Junto a ellas han pasado a la siguiente ronda las candidatas asiáticas Catriona Gray (Filipinas), Manita Devkota (Nepal), H'Hen Nie (Vietnam), Sophida Kanchanarin (Tailandia) y Sonia Fergina Citra (Indonesia), junto con la africana Tamaryn Green (Sudáfrica) y la oceánica Francesca Hung (Australia).

También las europeas Magdalena Swat (Polonia), Zoe Brunet (Belgica), Dee-Ann Kentish-Rogers (Gran Bretaña), Eniko Kecskes (Hungría) y Grainne Gallanagh (Irlanda).

Y las americanas Akisha Albert (Curazao), Marta Magdalena Stepien (Canada), Emily Sara-Claire Maddison (Jamaica) y Sara Rose Summers (Estados Unidos)

Durante más de dos semanas las candidatas han convivido en la capital tailandesa, donde han visitado templos, participado en actividades sociales y conocido al primer ministro del país.

Todas ellas han sido entrevistadas por el jurado, conformado íntegramente por mujeres procedentes de diversos campos de la industria de la moda, y han desfilado en bañador, vestido de gala y traje nacional.

La sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters, Miss Universo 2017, será la encargada de colocar la tiara a su sucesora en el trono de la belleza.

Esta es la tercera vez que Tailandia se convierte en anfitrión de este concurso: la primera fue en 1992, año en que fue coronada Michelle McLean, de Namibia, y la última fue en 2005, cuando se impuso la canadiense Natalie Glebova.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint