Gente y estilo

Los municipios urgen la regulación ante el escaso margen para afrontar los pisos turísticos

Málaga, 19 nov (EFE).- El auge de las viviendas turísticas preocupa a los ayuntamientos de la Costa del Sol, que coinciden en reclamar una regulación sobre esta actividad ante la capacidad limitada de las entidades locales, como administración más cercana a los ciudadanos, para afrontar las consecuencias de este fenómeno.

Los alcaldes de Málaga capital, Benalmádena y Rincón de la Victoria han destacado hoy el rápido crecimiento de la oferta de viviendas para fines turísticos en sus respectivos municipios, una "burbuja" en opinión de los regidores de las dos últimas localidades que ha disparado los precios del alquiler residencial.

En un encuentro organizado por la cadena SER, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), ha señalado que el turismo de ciudad crece "bastante más rápido" que otro tipo de turismo, por lo que hay que "procurar que este fenómeno no suponga un descenso de la calidad".

De la Torre cree que las administraciones han sido "muy lentas" en responder al auge de las viviendas turísticas y ha recordado que la capacidad de los ayuntamientos es "escasa" para hacer frente a esta situación.

Dado que la vivienda turística "ha venido para quedarse", el alcalde malagueño es partidario de "resolver bien" este fenómeno, de manera que permita "aprovechar" las oportunidades que genera y "minimizar los aspectos negativos".

A falta de datos que permitan "decir si hay una burbuja", el alcalde ha constatado un aumento del precio de los alquileres residenciales por este motivo y por la mejora de la economía, lo que ha puesto de manifiesto la falta de una "oferta pública de vivienda más importante" en España.

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas (PSOE), ha planteado la necesidad de una regulación "seria, efectiva" sobre los pisos turísticos, al tratarse de una "actividad económica", y ha avisado que, de lo contrario, los municipios con una amplia oferta de estas viviendas corren el riesgo de convertirse "en parques temáticos".

"Hay que legislar cuanto antes y buscar una fiscalidad apropiada", ha demandado Navas, quien ha abogado por una regulación estatal, ya que "si cada uno hace la guerra por su cuenta -ha manifestado- al final vamos a perder fuerza" los ayuntamientos, que tienen "un margen muy limitado pero responsabilidad con los vecinos".

En Benalmádena han optado por impulsar el alquiler residencial catalogándolo como actividad de interés social, lo que permite bonificar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), algo que "no es la panacea, pero es un aliciente" para los propietarios de las viviendas.

Para el alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado (PP), el fenómeno de las viviendas turísticas ha pillado a todos "un poquito descolocados" y requiere de una normativa "más extensa", debido a que el decreto autonómico es "muy exiguo", y a que actualmente no se abordan cuestiones como la fiscalidad, cuando es "una actividad comercial".

En este municipio con sólo cuatro hoteles, tres apartamentos turísticos y una pensión, el auge de esta oferta de vivienda ha permitido ampliar la oferta turística, pero ha tenido como contrapartida la escasez de alquileres residenciales y los problemas de convivencia con los vecinos, ha explicado.

Rincón de la Victoria apuesta por la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para establecer los usos que se permiten en las viviendas plurifamiliares.

En el turno de preguntas, el presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Andalucía (AVVA), Carlos Pérez Lanzac, ha lamentado que se esté "demonizando" al sector y ha apuntado que muchos propietarios de viviendas no ven incentivos para el alquiler residencial ante la posibilidad de destrozos e impagos, pero sí en la vivienda turística.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado