Gente y estilo

La Biblioteca Nacional expone el origen español del ajedrez moderno

Madrid, 10 oct (EFE).- Si bien el origen del ajedrez permanece como una incógnita, la reinvención de este juego universal se produjo en España a través de dos poemas, circunstancia inadvertida por muchos que la Biblioteca Nacional de España (BNE) desempolva en una nueva exposición que ensalza además su naturaleza cultural.

"Si hay un patrimonio histórico y global en España es el ajedrez", ha reivindicado hoy ante los medios Eduardo Scala, comisario de "AjedreZ. Arte de silencio. Ochos siglos de cultura", que abrirá mañana sus puertas hasta el 27 de enero.

Desde el mismo acceso se consigna ya ese origen hispánico en el primer "Reglamento del Ajedrez Antiguo", de estilo árabe y codificado hacia 1140 en forma de poema por el rabino Abraham Ibn Ezra y, tres siglos más tarde, con "Reglamento del Ajedrez Moderno", editado en Valencia en 1475 y escrito por Castellví, Fenollar y Vinyoles.

La impronta de nuestro país alcanza hasta el siglo XX. De hecho, la máquina Deep Blue que logró vencer a Gary Kasparov en 1996 tuvo un antecedente español, "El ajedrecista", autómata electromagnético creado por Leonardo Torres Quevedo 80 años antes que también se expone en la muestra y que era capaz de realizar jaque mate con torre y rey contra rey anunciado por gramófono.

A partir de ahí se recopilan en total 32 títulos, tantos como piezas se disponen sobre el tablero, y "una ausencia", la del primer libro en el mundo sobre la materia, "Llibre dels jochs partits dels schacs en nombre de 100", incunable impreso en 1495 en Valencia, del que no se conserva ningún ejemplar en la BNE.

"Con esta exposición también pretendemos impulsar su búsqueda entre alguna colección particular", ha señalado Scala, orgulloso de poder exhibir al menos el segundo libro, "Repetición de amores y arte de axedrez", del tratadista Lucena e impreso en Salamanca solo dos años después.

Cuatro secciones vertebran el recorrido, empezando por "Hitos de la historia del ajedrez", "Libros de ajedrez", "Espiritualidad: libros y fragmentos del ajedrez a lo divino" y "Grandes autores de nuestra lengua: la infinita metáfora del juego".

De su carácter cultural habla la identidad de algunos de sus jugadores, procedentes de las clases más nobles, como Ruy López de Segura, gramático y campeón oficioso del mundo en su época, que escribió la obra "Libro de la invención liberal y arte del juego de ajedrez" (Alcalá, 1951), o la mismísima Santa Teresa, practicante "hábil" que en escritos introdujo a menudo giros de este lenguaje.

"Este no es un juego de guerra, sino un placer semejante a la música, de hecho, es un concierto de piezas y de silencios", ha remachado el comisario de la muestra, que contará con visitas guiadas al público los domingos a las 11.30 horas.

Se organizarán además tres talleres: uno para niños en el que acabarán convertidos en piezas del tablero, otro para adultos en el que podrán aprender aspectos elementales para jugar sus primeras partidas, y uno familiar en el que se podrá construir su propio ajedrez.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin