Gente y estilo

El cierre de Can Fabes "duro y triste a la vez" para la familia Santamaría

Madrid, 17 jul (EFE).- Regina Santamaría, hija del malogrado cocinero catalán Santi Santamaría fallecido en 2011 por un fallo cardiaco y actual gestora del restaurante barcelonés Can Fabes, ha manifestado hoy a Efe que el cierre del negocio es una decisión "muy dura y triste a la vez".

Uno de los baluartes de la gastronomía española, Can Fabes, con dos estrellas Michelin en Sant Celoni (Barcelona) y que llegó a ostentar tres con el desaparecido chef Santi Santamaría al frente, cerrará sus puertas el 31 de agosto por "inviabilidad económica", según ha confirmado hoy a Efe Regina Santamaría.

Tras 32 años de vivencias, el restaurante cerrará definitivamente sus puertas por "inviabilidad económica" para mantener "la calidad, los productos y los altos estándares que se ofrecían en Can Fabes", después de varios intentos fallidos por conseguir inversores, ha dicho Santamaría.

"No podemos seguir, hemos intentado salvarlo por todos los medios, pero no ha sido posible. Ahora nuestro objetivo es acabar con la cabeza muy alta", ha añadido.

Regina Santamaría, que se puso al frente de Can Fabes tras la muerte de su padre con la experiencia adquirida en uno de los negocios familiares en Singapur, ha apuntado que el cambio de chef que se produjo en febrero -el francés Jerome Bordaz sustituyó a Xavier Pellicer, al frente de la cocina desde la muerte de Santi Santamaría- "ayudó, pero no fue suficiente".

El cierre de Can Fabes, ha añadido, no afectará a otros proyectos impulsados por Santamaría, como el restaurante Santceloni de Madrid, aunque su chef, Óscar Velasco, ha dicho a Efe que se trata de una noticia "triste".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin