España

La ACLU demanda al Gobierno datos y directrices de los ataques con drones

Washington, 16 mar (EFEUSA).- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó hoy una demanda legal para que el Gobierno revele detalles de los objetivos y directrices del programa de ataque con drones para luchar contra el terrorismo.

ACLU presentó la demanda de información ante un tribunal de Nueva York para aumentar la presión legal y que la Casa Blanca desclasifique "información básica, incluidos datos de como el gobierno selecciona los objetivos, evaluaciones de potenciales víctimas civiles e investigaciones posteriores para confirmar quién falleció".

El Gobierno del presidente, Barack Obama, ha intensificado los ataques con aviones no tripulados desde 2009 en países como Pakistán, Afganistán, Yemen o Somalia.

El programa fue ideado por la anterior Administración como parte de los programas de lucha contra el terrorismo de la red terrorista Al Qaeda y otros movimientos extremistas islámicos como Al Shabab, en Somalia.

La demanda se interpuso mientras Estados Unidos está intensificando sus ataques aéreos contra el Estado Islámico (EI) en Siria en Irak.

El secretismo con el que se ha mantenido este programa no ha permitido conocer de manera fiable el número de víctimas civiles de estos bombardeos.

ACLU quiere saber también los criterios por los que un sospechoso de terrorismo es incluido en la lista de ataques de drones, conocida como "Kill list" ("Lista de muertes").

En 2013, el senador republicano Lindsey Graham estimó que el programa de ataque con drones de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) fuera de las misiones de Irak y Afganistán habían acabado con la vida de 4.700 personas.

Según datos del Buró de Periodismo de Investigación, Estados Unidos ha realizado 362 ataques secretos con drones en Pakistán; un centenar en Yemen; una decena en Somalia, y otros tantos en Afganistán.

Una investigación del pasado año de la organización británica Reprieve estimó que el Gobierno de Obama ha acabado con la vida de más de 1.147 personas en su intento de bombardear a 41 supuestos objetivos terroristas.

Tras incrementar significativamente los ataques con drones en su primer mandato, Obama ha reducido su frecuencia, aunque el último se produjo hace solo unos días en Somalia, donde un dron supuestamente mató a uno de los líderes de Al Shabab.

"Los asesinatos selectivos han sido parte central de la estrategia de seguridad nacional durante más de una década, pero el ciudadano estadounidense aún sabe escandalosamente poco sobre a quién mata su Gobierno y por qué lo hace", explicó en un comentario Matthew Spurlock, experto legal de ACLU.

El Ejecutivo de Obama lleva desde 2013 intentando transferir el control del programa de ataque con drones desde la CIA al Departamento de Defensa para mejorar la transparencia del programa, algo que está encontrando muchas trabas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin