España

EL PSOE critica que se anule el poder sustituir multas por trabajos para la comunidad para los que hacen grafittis

El grupo municipal socialista ha criticado que el Ayuntamiento de Madrid haya anulado la posibilidad de que las personas vertían o abandonaban residuos o realizaran pintadas pudiesen voluntariamente pedir sustituir la sanción económica por trabajos en beneficio de la comunidad, por la asistencia obligatoria a los cursos de formación o por cualquier otra medida destinada a la sensibilización y reeducación del infractor.

MADRID, 01 (EUROPA PRESS)

En un comunicado, los socialistas detallan que el área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid ha dictado una resolución por la que se anula el protocolo aprobado en junio de 2009, que regulaba la posibilidad de que las personas que infringiesen los artículos 89.3 y 89.4 de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y Gestión de Residuos, que recogían el cambiar la multa por esas medidas anteriormente descritas.

El PSOE llama la atención de que el protocolo ahora anulado fue "promovido y aprobado" por la entonces delegada de Medio Ambiente y ahora alcaldesa, Ana Botella, y establecía un procedimiento para que los infractores realizaran un número de jornadas y de horas proporcionales a la cuantía de la multa, en trabajos de lavado de pintadas, aseo de papeleras, retirada de carteles y limpieza de zonas verdes en época de la caída de la hoja, variando el tiempo de trabajo en función de si el infractor era mayor o menor de edad.

La concejal socialista responsable de Medio Ambiente, Ruth Porta, ha manifestado que ahora el Ayuntamiento justifica la eliminación de conmutar la sanción económica por trabajos para la comunidad en base a criterios de "interés general y de eficacia".

Porta, considera que "esta es una medida recaudatoria e impresentable del Gobierno municipal, con la que demuestra que su único interés es conseguir dinero como sea y de donde sea, sin atender razones educativas, sociales o de cualquier otro tipo".

"El Gobierno de Ana Botella está dando una imagen patética con estas normas, que ponen de manifiesto su desesperación por lograr ingresos de cualquier manera, como consecuencia de la asfixia financiera en la que se encuentran las arcas del Ayuntamiento", ha espetado a continuación.

La edil del PSOE sostiene que la "única alternativa que deja esta norma" a las familias con hijos menores que hayan recibido multas de hasta 3.000 euros "es pagar", aunque su situación económica "sea angustiosa". "Para el ejecutivo de la ciudad se ha terminado la pedagogía y la reeducación social y cualquier otra cosa que no sea recaudar", ha espetado luego.

Según Porta, Botella no ve otro proyecto en el Ayuntamiento que no esté relacionado con conseguir más dinero sea cual sea su utilidad social o educativa2. "Cada vez es más evidente que la alcaldesa sabe cobrar, pero no gobernar", ha sentenciado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin