España

Israel abre la puerta para que empresas españolas construyan su AVE

El embajador de Israel en España, Alon Bar, ha afirmado que las empresas españolas cuentan con serias opciones de participar en la construcción y puesta en marcha de la futura línea ferroviaria de alta velocidad en su país por la experiencia tecnológica que atesoran en este campo.

Bar ha anunciado que la ministra de Fomento, Ana Pastor, viajará a Israel en septiembre con el fin de firmar un acuerdo de colaboración para "favorecer" la participación de compañías españolas en el Ave israelí y en otros proyectos de transporte, que suman una inversión de 20.000 millones de euros.

"Somos conscientes de las ventajas que tiene la industria española en el tema de las infraestructuras de trenes de alta velocidad", ha asegurado Bar.

El Gobierno israelí aprobó el pasado mes de febrero la construcción de la línea Tel Aviv-Eilat, una conexión de 350 kilómetros que cruza el país desde el Mediterráneo al Mar Rojo, y que aún está pendiente de adjudicarse.

Bar ha señalado que a este proyecto se unen otras obras, como la renovación del metro de Tel Aviv, que suman 20.000 millones de euros en inversión en los próximos cinco años.

El interés de Israel en el modelo español motivó la visita el pasado mes de mayo a Madrid de su ministro de Transportes, Israel Katz, para verse con Pastor y evaluar las opciones de cooperación.

Tras la obtención del AVE de Arabia Saudí, el Gobierno de Mariano Rajoy está promoviendo la participación de consorcios nacionales en proyectos similares, como son el de Israel y el de Rusia.

El embajador israelí ha manifestado el deseo de que la relación bilateral tenga un mayor contenido económico, al considerar que existen numerosas oportunidades en ámbitos como la investigación.

Según Bar, a pesar de la crisis, en Israel "hay más confianza en el futuro económico de España" que la que pueden tener los propios españoles.

El diplomático también es partidario de que España siga vendiendo material de defensa a su país, pese a las críticas de algunos partidos políticos y ONG de que se exporte armamento a un país en conflicto con Palestina.

Ante las amenazas que tiene Israel, Bar ve "normal y lógico" mantener este intercambio comercial. "La industria de defensa española no tiene por qué ver atadas sus manos", ha añadido.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud