España

Valencia asegura que no ha pedido "ningún rescate" y lamenta el interés de "algunos" en "desprestigiar"

Alberto Fabra, presidente de la Generalitat Valenciana. Foto: archivo

La Comunidad Valenciana se ha convertido en la primera autonomía que solicita al Gobierno central la adhesión al mecanismo de liquidez autonómica aprobado por el Consejo de Ministros en su reunión del pasado 13 de julio para "hacer frente a los vencimientos de deuda en 2012" y, además, poder "atender el pago de otros proveedores, entre ellos las farmacias y muchos otros". Además, han precisado que no han pedido "ningún rescate".

Así lo ha acordado este viernes el Gobierno valenciano en la reunión del pleno del Consell celebrada en Altea (Alicante), según ha informado en la rueda de prensa posterior el vicepresidente y portavoz, José Císcar.

En su comparecencia, el también consejero de Presidencia ha destacado que la adhesión a ese instrumento "es voluntaria" y "aporta seguridad en el cumplimiento de las obligaciones financieras de la Generalitat". Además, ha resaltado que esa medida evitará "el encarecimiento de los préstamos ante una eventual renegociación que ahora no será necesaria" y, por tanto, que la Generalitat tenga que "detraer liquidez de otras partidas del presupuesto", como las destinadas a políticas sociales, "para tener que pagar intereses".

Lo realizarán más autonomías

Desde la Generalitat han aclarado que "la Comunitat Valenciana no ha pedido ningún rescate" y han subrayado que lo que ha acordado el Consell es la adhesión a ese nuevo mecanismo de financiación destinado a inyectar liquidez en las comunidades autónomas que, según las mismas fuentes, "seguramente realicen también otras autonomías".

Además, el Consell lamenta el "interés de algunos sectores de la sociedad por desprestigiar constantemente a la Comunitat Valenciana", que "sigue trabajando para continuar reduciendo el déficit público y contribuir con ello a que España pueda cumplir su objetivo".

En la rueda de prensa, Císcar ha informado de que han asumido "voluntariamente" el compromiso de "enviar mensualmente información al Ministerio de Hacienda, a través de la Intervención General, de la ejecución del plan de ajuste" aprobado en abril por el Consell y por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para evitar que exista "la menor duda" sobre la "buena disposición" de la Comunidad.

El vicepresidente del Consell ha recordado que este fondo cuenta con un máximo de 18.000 millones de euros para 2012, está gestionado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y financiado por el Tesoro y que, además, será parcialmente dotado a través de un préstamo de Loterías y Apuestas del Estado por importe de 6.000 millones.

Igualmente, ha apuntado que las autonomías que deciden adscribirse a ese mecanismo "han de presentar y acordar con el Ministerio de Hacienda un plan de ajuste que asegure el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y de deuda pública, así como el reembolso de las cantidades aportadas por el fondo" y ha remarcado que, tanto éstas como las comunidades que queden fuera de ese fondo, "quedan sujetas al control financiero y fiscal por parte del Gobierno".

Císcar ha valorado la "lucha contra el déficit" que mantiene el Consell "desde hace meses" desde el convencimiento de que "la reducción del déficit es el principio del final de la crisis". "Si no vencemos el déficit, no saldremos de la crisis. No podemos destinar una gran parte de nuestra liquidez a pagar la deuda en unos mercados que cada vez nos exigen tipos más altos", ha advertido el portavoz.

Es por eso que han decidido asumir ese compromiso de informar puntualmente a Hacienda de la ejecución del plan de ajuste para evitar cualquier "duda" acerca de su "buena disposición".

"No hay previstos ajustes adicionales"

De ese modo, la Generalitat pretende ratificar su "voluntad de colaboración y transparencia" con el Ejecutivo estatal "en estos momentos difíciles de los que, sin duda, saldremos con el esfuerzo y la generosidad de todos los ciudadanos de la Comunitat Valenciana", en palabras del vicepresidente, portavoz y consejero de Presidencia.

A preguntas de los periodistas, ha aseverado que "todavía no está definida la cantidad" a la que podrán optar y que, en cualquier caso, necesitarán fondos tanto para cubrir los próximos vencimientos de deuda como para "liberar recursos financieros para hacer frente a otro tipo de pagos pendientes, como por ejemplo el de farmacias".

José Císcar ha remarcado que "no son necesarios nuevos ajustes adicionales" y que, de hecho, "no hay previstos nuevos ajustes en 2012", ejercicio en el que "lo que hay previsto es el cumplimiento estricto del plan de reequilibrio económico-financiero".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud