Novedades

Peugeot 508 2014: el león pierde la timidez

Desde su aparición hace cuatro temporadas, el Peugeot 508 se ha ganado fama de ser una berlina cómoda y refinada en sus planteamientos mecánicos. Pero también resultaba algo conformista en su estilo, que la hacía demasiado discreta frente a algunos rivales más osados en su estilo.

Ahora, el modelo se renueva. Primero con un rediseño general que le ha imprimido más originalidad y carácter, marcado sobre todo por su poderosa parrilla vertical y por sus grupos ópticos que distinguen tanto a la marca como a las tres versiones disponibles entre sí.

La mecánica de paso incorpora las últimas novedades de la marca, centradas en dos nuevos motores y, sobre todo, en la inclusión de una moderna caja automática de 6 velocidades.

No se ha olvidado el equipamiento, que se quedaba algo escaso en el 508 ante las abrumadoras ofertas de la competencia, y ahora incluye algunos nuevos sistemas en su dotación tanto de serie como en opción.

Nueva imagen

Nada más encontrarnos al natural con el nuevo 508, percibimos una estética más diferenciada que en el caso del anterior. La genética de los "concept car" Onix y Exalt se hace patente en la renovada carrocería, que abandona el conformismo en pos de un estilo más llamativo. Las diferencias se notan sobre todo en el frontal y, en el caso de la carrocería familiar, la trasera ha quedado invariada.

Sus dimensiones son prácticamente idénticas, ya que sólo ha crecido 38 milímetros de largo, debido a las formas de los nuevos paragolpes.

Por dentro, los cambios son más sutiles y el 508 conserva la discreta elegancia que se espera en una berlina de estas características. Lo que sí se ha mejorado de forma constatable es la ergonomía general, con una simplificación de mandos en la consola del navegador, ahora integrados en la pantalla táctil como en el 308.

En cuanto al equipo, se enriquece con un avisador de ángulo muerto de los retrovisores, una cámara de marcha atrás y tecnología de faros LED, de serie en toda la gama al igual que el sistema de parada automática S&S.

Cambio eficaz

Una vez en acción, retomamos el placer de conducir característicodel 508. Los ingenieros de Peugeot explican que han trabajado especialmente en la puesta a punto de las suspensiones y la dirección para reafirmar esta cualidad de la berlina francesa. Con sus 4,83 metros de largo la verdad es que se conduce como un ágil compacto y aporta muy buenas sensaciones en cualquier tipo de carretera. La suspensión y la amortiguación son asimismo dignas de una sofisticada berlina, por su precisión y por un notable filtrado de las irregularidades, incluso cuando conducimos versiones del 508 con llantas de gran tamaño que llegan a las 19",

El 508 en su evolución 2014 aporta dos nuevos motores a la gama. Uno es el 1.6 THP de gasolina, mecánica de acceso al modelo que aumenta su potencia en 10 caballos, alcanzando los 165. Lo cierto es que resulta silencioso, eficaz y suficiete para quien busque un buen precio y un rendimiento equilibrado en cuanto a consumo. El pequeño cuatro cilindros queda como la única opción interesante con este combustible en el 508, ya que Peugeot se ha volcado en los Diesel en detrimento de otras opciones de gasolina.

En diésel, la novedad es el 2.0 Blue HDi con 150 ó 180 caballos. El primero de ellos es un motor muy agradable en su respuesta, que además consigue el mejor rendimiento en cuanto a prestaciones, consumo y emisiones de la gama 508. Con el cambio automático, consigue apuntarse 111 g/km de CO2, valor entre los mejores en su clase.

Precisamente es el nuevo cambio automático EAT6 que, con sus seis relaciones y mandos secuenciales en el volante, se convierte en la gran novedad mecánica del 508 (aunque también se beneficia de él el 308). Su funcionamiento es ya lo suficientemente rápido y preciso para ser una más que interesante alternativa a la caja manual.

La gama del 508 se enriquecerá en noviembre con una versión térmica de gasolina del RXH, hasta ahora sólo con motorización híbrida.

En cuanto a precios, la oferta del 508 se inicia con el Active 1.6 THP 165 CV que, descuentos y Plan Pive aplicados, fija su primer precio en 21.720 euros. La versión más cara es el RXH 2.0 HDi Hybrid, que cuesta 40.500 euros.

Por debajo en precio que sus rivales premium alemanas, el 508 se rejuvenece y se pone al día justo antes de la llegada del nuevo VW Passat y el Ford Mondeo, otras dos flamantes berlinas en discordia para esta temporada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum