Novedades

Lamborghini Aventador, joya insuperable

Prestaciones de altísimo nivel, soluciones tecnológicas, diseño exclusivo, comportamiento excepcional y máxima calidad. Esas son las características esenciales del Aventador, un proyecto completamente nuevo que supone un importante paso hacia el futuro de la Casa de Sant'Agata Bolognese. Descargue aquí la revista Orus.

Las soluciones tecnológicas del Lamborghini Aventador LP 700-4 prevén un innovador bastidor monocasco de fibra de carbono con excelentes propiedades de rigidez estructural y de máxima seguridad. El nuevo motor de 12 cilindros, con 6,5 litros de capacidad y 700 CV de potencia, se distingue por su máxima capacidad de respuesta.

Con un peso de 1.575 kilos, muy reducido para un coche de esta categoría, tiene una relación entre peso y potencia de 2,25 kg/CV, lo que se traduce en una aceleración de 2,9 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y una velocidad máxima de 350 km/h. Y, no obstante, el incremento de potencia obtenido en este motor respecto al motor de base, un 8 por ciento, registra unos valores de consumo y de emisiones de CO2 un 20% inferiores. La presencia de una transmisión manual robotizada -algo excepcional en un superdeportivo de carretera- asegura unos cambios velocísimos, y el sistema de suspensión push-rod ofrece una precisión de conducción comparable a la de los coches de competición.

Diseño exclusivo propio de Lamborghini

Su interior, de diseño extremadamente ergonómico, está dotado con diversas soluciones de alta tecnología como el display TFT y el sistema Drive Select Mode.

Como es tradicional en los Lamborghini, su nombre es el de un toro de lidia que, en octubre de 1993 en el coso de Zaragoza, recibió el trofeo de la peña La Madroñera por haber demostrado ser el toro más valeroso en el transcurso de la corrida. En consonancia con su denominación, desde el punto de vista del diseño, su apariencia es inconfundiblemente Lamborghini por su lenguaje estilístico incisivo, de proporciones extremadamente dinámicas, superficies nítidas y una fuerte personalidad que se expresa hasta en los más mínimos detalles.

El Aventador tiene una longitud de 4,78 metros, con una anchura de 2,26 metros con los retrovisores incluidos y una altura de sólo 1,14 metros, proporciones fuera de lo común. Sus puertas se abren hacia arriba de un modo análogo a las del legendario Countach y de los modelos V12 que le sucedieron. Pero el Aventador hace referencia directa al Murciélago, del que es heredero. Por eso, cuando el motor requiere más refrigeración se abren dos tomas de aire situadas en la proximidad de las ruedas posteriores. Y para hacer visible el corazón del Aventador, ese potente motor de 700 CV tiene a su disposición, bajo pedido, un capó motor transparente.

El espacioso habitáculo del Aventador representa una combinación de exclusividad, alta tecnología y riqueza de equipamiento. Es un interior inspirado en la aeronáutica, dominado por un cuadro de instrumentos de vanguardia, como en un moderno avión: se visualizan de manera innovadora en un display TFT central interactivo de cristal líquido, mientras un segundo monitor TFT está destinado a visualizar la funcionalidad del sistema multimedia y de la navegación que es de serie.

Con tecnología inspirada en un Fórmula 1

Los ingenieros de investigación y desarrollo de Lamborghini han desarrollado para el Aventador LP 700-4 un nuevo motor de altas prestaciones que se distingue por su potencia, erogación y capacidad de recuperación a regímenes elevados. Su sonoridad, finamente modulada y al mismo tiempo fuertemente emotiva, suministra al nuevo V12 una elevada carga de fascinación.

El Aventador está dotado con un innovador esquema de suspensiones inspirado en la Fórmula 1, cuenta con muelles y amortiguadores push-rod perfectamente adaptados a un coche de carretera de altas prestaciones. El ultraligero chasis, junto con las suspensiones de dobles triángulos de aluminio y a los frenos con discos carbocerámicos, representa otro punto de fuerza de las exclusivas soluciones tecnológicas que caracterizan al nuevo buque insignia de Lamborghini.

Máximas seguridad y personalización desde unos 350.00 euros

Su comportamiento en carretera se muestra extremadamente preciso, asegurando reacciones inmediatas y siempre fiables. La seguridad pasiva está garantizada por la célula de seguridad de carbono así como por la presencia de airbags frontales, de rodillas y laterales, tanto para la cabeza como para el tórax.

El Aventador tiene a su disposición 13 colores diferentes para su carrocería. Para el habitáculo es posible escoger entre el acabado bicolor Sportivo y el Elegante. El rico programa de opcionales técnicos comprende, entre otros, un refinado sistema de sonido y la cámara de visión trasera. Y por otro lado, el programa de personalización Ad Personam ofrece numerosas posibilidades de elección de materiales y colores. Tantas que cada cliente de Lamborghini, capaz de pagar los alrededor de 340.000 euros que cuesta el Aventador, podrá crear su propio vehículo perfectamente a medida.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud