Motor

Diez claves para alargar la vida del motor de su coche

Hoy en día la fiabilidad mecánica de nuestros automóviles es muy alta y están preparados para funcionar muchos miles de kilómetros con un escueto mantenimiento. Pero siempre podemos cuidarlo un poco mejor para conseguir que funcione correctamente durante más tiempo y al tiempo evitar posibles averías.

Vamos a ver una serie de precauciones que, si convertimos en costumbre, nos ayudarán a conseguirlo.

1.- No desestime los periodos indicados por el fabricante para cambiar el aceite. Este elemento es vital no solamente para el engrase de las partes móviles sino también para la limpieza y la refrigeración general del motor.

No alargue innecesariamente los cambios de aceite, sobre todo si su motor es un diésel de última generación, que funciona a regímenes elevados y con cargas de inyección de combustible a mucha presión.

2.- Utilice un aceite de la calidad recomendada por el fabricante. El desarrollo del motor se ha realizado contando con ello y un aceite limpio se convierte en otra pieza necesaria más del motor. Sustituya asimismo el filtro para garantizar al máximo la eficacia del lubricante.

3.- Respete un cierto tiempo de calentamiento del motor, sobre todo en los diésel. No acelere ni cambie de marcha antes de que el aceite haya alcanzado cierta temperatura y presión, bañando las partes superiores del bloque de cilindros. Este punto es especialmente importante en las mecánicas sobrealimentadas mediante turbocompresores, sensibles a deteriorarse por una mala lubrificación en frío.

Asimismo, después de un uso intensivo, no corte inmediatamente el encendido. Mantenga el motor unos minutos al ralentí para que el turbo, que entonces se encuentra a muchísima temperatura, se refrigere gradualmente gracias al aceite que lo lubrica.

4.- Con el motor en su correcta temperatura de funcionamiento, es bueno de vez en cuando hacer que suba de régimen con cierta alegría (por ejemplo acelerando en marchas intermedias), ayudará a limpiar los conductos de inyección y el escape. De nuevo serán los motores diésel los que agradecerán más esta medida.

5.- No olvide entre cambios de aceite controlar periódicamente su nivel. Hay motores que gastan más aceite que otros, pero un consumo excesivo es un síntoma de avería.

6.- Preste atención al filtro de aire; es el elemento a través del cual 'respira' nuestro motor y dependiendo de su estado y limpieza nuestro coche puede aumentar significativamente su consumo o incluso sufrir una avería y pararse. Su control y sustitución son vitales para el buen funcionamiento mecánico.

7.- Para que el motor funcione siempre a la temperatura correcta es necesario que el circuito de refrigeración esté en buenas condiciones. Revise periódicamente que el nivel de líquido refrigerante del vaso de expansión se encuentre entre las marcas de mínimo y máximo. Controle que los manguitos estén bien conectados y que la goma no esté deteriorada ni resquebrajada. Cualquier pérdida de líquido en el circuito puede causar una avería grave en el motor.

8.- En los motores de gasolina es importante que las bujías se encuentren en buen estado para garantizar un encendido correcto de la mezcla y conseguir el menor consumo de combustible. Es recomendable cambiarlas cada 20.000 kilómetros para que la combustión sea óptima.

9.- Si su coche es diésel y equipa un filtro de partículas es conveniente salir de vez en cuando a la carretera, preferentemente autopista despejada, y rodar unos cuantos kilómetros a buen ritmo. La razón es mantener 'limpio' este elemento ya que si se colmata su interior puede causar averías en el motor.

10.- Mantener limpio el motor. No lave solamente el exterior de la carrocería y el interior del habitáculo. Un motor excesivamente manchado de grasa y suciedad de la carretera sufre más averías y se refrigera peor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum11

Contibuyente
A Favor
En Contra

Parece que los motores de diésell necesitan más cuidados que los de gasolina.

Puntuación 23
#1
Vacilón
A Favor
En Contra

Es importante el mantenimiento del coche, sobre todo porque con estos precios de compra y de mantenimiento, junto con la precariedad de los salarios y empleos se hace inviable un cambio de vehiculo.

Puntuación 23
#2
cultura
A Favor
En Contra

¿Hay que cambiar el aceite al año o a los kilometros que recomiendan? a mi coche hace un año que le cambiaron el aceite y solo tiene 7500 kilometros y se le puede hacer 30.000 ya que es sintetico, esa es mi duda y no se que hacer , porque si se cambia al año ¿para que echar un aceite de tanta calidad, seria mejor uno que aguante los 15000 kilometros? esa es mi duda.

Puntuación 8
#3
Clave 11
A Favor
En Contra

11.- Meta su coche diesel en una urna de cristal para que no se le rompa.

Puntuación 13
#4
CUIDALO
A Favor
En Contra

SI, CUIDA TU DIESEL, PORQUE LAS AVERIAS SON MAS CARAS QUE EN UN GASOLINA.COMO TAMBIEN EL SEGURO Y CASI SIEMPRE EL IMPUESTO MUNICIPAL Y EL DESGASTE DE NEUMATICOS POR SU MAYOR PESO FRENTE A UN GASOLINA.....ADEMAS DE SER MAS CARO EN EL MOMENTO DE COMPRA....(UNA GANGA)

Puntuación 11
#5
Catón
A Favor
En Contra

0. No te compres un VW, Audi, SEAT o Skoda diésel.

Puntuación 8
#6
Simon Templar
A Favor
En Contra

Los coches diésel siempre han sido más caros de mantener que los gasolina, que los de glp y que los hibridos. Su precio de adquisición también es más alto, y por supuesto el seguro, las piezas (casi todos además turbo), la ITV, y las revisiones. Actualmente además sus tubos de escape son centrales químicas que necesitan mantenimiento. Lo del deposito ad blue hay que rellenarlo y es ácido úrico, una auténtica miseria. En Latinoamérica casi nadie compra diésel porque aunque gasten menos combustible el mantenimiento y sobre todo las piezas son muy caras. Y allí la gente hace números y no tira el dinero.

Puntuación 13
#7
Ojito al dato
A Favor
En Contra

Yo lo resumiría en un solo punto: Saber en qué taller te metes.

Cada vez son más frecuentes aquellos en los que entras con una avería y sales con cuatro, y da igual que sea de la marca o que no.

Puntuación 7
#8
chistoso
A Favor
En Contra

mejor no mover el Coche ni del garaje

asi ni se gasta ni se raya ni en combustible nada de nada

como buen Catalan jajajajajaja!!!!!!!!

Puntuación 2
#9
Dan
A Favor
En Contra

Eso va a ser la junta de la trócola tú, me lo ha dicho carmena

Puntuación 0
#10
Gasoline is better
A Favor
En Contra

Elige motor de gasolina y a ser posible atmosférico, gastará algo más que un turbo pero tiene menos posibilidades de avería, su suavidad de funcionamiento es incomparable.

Además con la diferencia de precio de compra y los menores costes de mantenimiento suele compensar salvo que se hagan centenares de Km. diarios.

Importante aceite y filtros: aceite de la viscosidad recomendada o mejor yo uso 0W40 lo que permite un alto rango de utilización tanto en verano como en invierno y, SIEMPRE que se cambie el aceite cambiar los filtros.

No es para nada caro si lo hace uno mismo y además no es complicado, si no a un taller de confianza, con mecánicos experimentados. Por supuesto, cuanto más sepas de mecánica menos posibilidades de que te engañen (tampoco hace falta ser un experto).

No hay que escatimar en aceite y como poco,respetar los intervalos. Obviamente si revisar periódicamente el nivel de aceite y si baja más de la cuenta, el color o la viscosidad nos da indicio de deterioro anormal cambiarlo inmediatamente, será menos caro que una avería.

Otro punto importante el líquido refrigerante-anticongelante debe ser de la mejor calidad posible (yo uso el de color rosáceo que cuesta unos 15 € el bidón de 5l).

En invierno, precalentar el motor unos minutillos antes de iniciar la marcha y no apagarlo de golpe al llegar al lugar de aparcamiento, dejarlo unos minutos al ralentí evita cambios bruscos de temperatura.

Conducir de forma suave y anticipándonos a lo que nos podamos encontrar así evitamos forzar el motor (ojo, no digo que no le zurremos pero si lo hacemos de forma progresiva) manteniendo el nivel óptimo de revoluciones, lanzar el coche antes de subir una cuesta muy larga y pronunciada para evitar tener que bajar de marcha.

Luego esta llevar los neumáticos con el dibujo y la presión correcta, esto además de ahorrar combustible nos aporta seguridad.

Puntuación 9
#11