Motor

El cliente debe asumir los gastos de un accidente con el coche de sustitución

  • La excepción será cuando dicho usuario tenga contratado el seguro a todo riesgo

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) asegura que el usuario deberá hacer frente a los gastos derivados de un accidente con un coche de cortesía, siempre que éste tenga un seguro inferior a todo riesgo.

Según recoge el libro '200 preguntas fundamentales del sector de automoción y las soluciones de la Asesoría Jurídica de Ganvam', los modelos de sustitución suelen contar con una póliza a todo riesgo, aunque indica que si la cobertura es menor, será el usuario quien pague los costes, ya sea por un mal uso o por un accidente.

Ganvam señala que los vendedores y reparadores no tienen la obligación de facilitar un vehículo a un cliente en caso de que éste lo necesite y resalta que dichos préstamos se hacen por iniciativa propia de concesionarios y talleres.

La asociación destaca que el préstamo de dichos coches tiene una duración equivalente al tiempo que transcurrirá hasta la entrega del coche y apunta que en el momento de la entrega del vehículo de cortesía se firma un contrato en el que se registran diferentes derechos y obligaciones de las dos partes.

En este sentido, la organización afirma que el conductor está obligado a hacer un uso responsable del coche y debe cumplir con todas las normas de tráfico, ya que en caso de ser multado será éste quién deberá hacer frente al pago de la sanción.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin