Motor

Peugeot 308 GT: en Francia también saben hacer buenos GTIs

Peugeot añade más leña a la gama de su compacto 308 con la llegada de la versión GT, que se sitúa en lo más alto en deportividad. Se puede elegir con carrocería de cinco puertas y familiar SW y con el motor gasolina 1.6 THP de 205 CV ó el diésel 2.0 BlueHDi de 180 CV. No todos los GTI de calidad iban a ser alemanes...

Por si alguien estaba pensando en el Peugeot 308 GT como una simple versión con cierto maquillaje para parecer más pintona, lo cierto es que va mucho más allá. Es un coche que pide guerra y que aspira a convertirse en toda una alternativa GTI dentro de su segmento. En Ecomotor nos hemos puesto a los mandos de las dos versiones durante la presentación internacional a la prensa y las conclusiones han sido bastante positivas.

Dos motores disponibles

Si empezamos por el apartado mecánico, el cliente puede elegir, como primera opción, el conocido gasolina THP de 1,6 litros, que en esta versión entrega 205 CV y que se muestra muy elástico y suave. Un motor muy adecuado para quienes huyen del diésel y prefieren sacarle partido a un propulsor con una rango de revoluciones más amplio. El THP tiene Start/Stop, se asocia exclusivamente a un cambio manual de 6 velocidades y tiene un consumo medio de 5,6 l/100 km.

La segunda opción es el diésel blueHDI de 2,0 litros y 180 CV, que, contra todo pronóstico, nos ha gustado más que el gasolina. Probablemente el culpable sea su elevado par motor de 400 Nm, muy superior al del THP, que se traduce en una capacidad de empuje realmente adictiva.

Si a esto le sumamos el modo Sport, que cambia el sonido que llega al habitáculo y lo transforma en una melodía muy agresiva, lo que tenemos entre manos es un bombazo HDI que corre una barbaridad, que tiene un punto pasional por encima de lo que acostumbra un diésel y, todo ello, con un consumo medio de 4 litros redondos a los 100 km. En cuanto a la transmisión, sólo se puede optar a la automática de convertidor de par y seis velocidades, que funciona de forma rápida y suave.

Los rasgos distintivos

La puesta a punto del chasis define a la perfección las pretensiones del Peugeot 308 GT. Tras conducirlo por carreteras sinuosas y autovía durante largos recorridos, nos damos cuenta de que este coche no pretende ser radical, aunque sí muy rápido sin dejar la comodidad de lado. El tacto de la amortiguación no resulta seco en ningún momento, pero de alguna manera logra un paso por curva muy aplomado y tremendamente eficaz. Sin duda es un modelo para quienes disfrutan conduciendo rápido pero no quieren un potro de tortura en el día a día.

Los elementos que aporta en este sentido la versión GT frente a cualquier otro 308 son los siguientes:

- Suspensión delantera un 20% más rígida

- Suspensión trasera un 10% más rígida

- Dirección más precisa

- Discos sobredimensionados, de 330 milímetros de diámetro en el eje delantero y 268 en el trasero (290 mm en el 308 SW)

- ESP desconectable

- Neumáticos Michelín en medida 225/40 18

Por cierto, respecto al botón Sport que citábamos unas líneas antes, además de modificar el sonido del motor (tanto en el diésel como en el gasolina), cambia el tacto de la dirección y muestra una pantalla con información relativa a la potencia, el par y la presión del turbo, así como las aceleraciones laterales.

En el apartado del diseño, el 308 GT se distingue por el portón, las aletas y la calandra, que son específicos, como también lo son las llantas de 18 pulgadas o el color azul ?magnético? de la carrocería. Las luces LED con intermitentes dinámicos, la luna trasera tintada, el difusor negro y la doble salida de escape completan la lista de aditivos estéticos. En el interior llama la atención el uso de cuero con costuras rojas, el volante de cuero perforado y los reposapiés de aluminio.

Nuevo acabado GT Line

En Peugeot son conscientes de que gran parte de sus clientes demandan una estética deportiva y distinguida, sin necesidad de recurrir a las versiones más potentes, que son siempre las más caras. Por ello, aprovechando el lanzamiento del 308 GT, llega el nuevo nivel de acabado GT Line. Está disponible para los motores 1.2 PureTech de 130 CV y diésel BlueHDI 150, y no sólo para el 308, sino también para el RCZ y el 508.

A lo largo de este mes de febrero llegará al mercado el Peugeot 308 GT. Su precio de salida es de 27.550 euros (THP 205).

Los acabados GT Line ya empiezan a estar disponibles para el 308, mientras al resto de modelos llegarán un poco más adelante. El precio de partida del Peugeot 308 GT Line es de 23.150 euros (THP 130). En ambos casos, la versión familiar SW sumaría 1.000 euros a los precio citados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

Manitou
A Favor
En Contra

Muy bonito y todo eso, pero lo de los consumos no se los creen ni ellos.

Puntuación 7
#1
jesus
A Favor
En Contra

mucho anuncio pero la casa peugeot no te permite probar sus vehículos,, por ejemplo ves a un concesionario y pide que te dejen probar una 308 utomatico. Esperate sentado .......

Puntuación 2
#2