Motor

Conductores noveles vigilados por sus padres mediante 'cajas negras'

Puede ser la pesadilla de los jóvenes conductores que se acaban de aprobar el carné o, quizá, su salvación. Un estudio elaborado por Goodyear señala que los padres de conductores noveles europeos están a favor de monitorizar la conducta de sus hijos al volante para tomar parte activa en su docencia y mejorar su seguridad.

Goodyear ha preguntado ha 6.800 padres de conductores noveles -con edades comprendidas entre los 16 y los 25 años- si les gustaría saber cómo se comportan al volante sus hijos mientras conducen. La idea es monitorizar y registrar mediante una tecnología telemática la conducta de los jóvenes que se acaban de sacar el carné de conducir, para actuar en consecuencia. El estudio se ha llevado a cabo en 19 países de todo el mundo y la respuesta ha sido un claro sí en muchos casos.

Por ejemplo, en España, hasta el 44% de los encuestados se muestra a favor de su uso. Una cifra muy en la línea de la media europea, que es del 46%. Dentro del viejo continente, los países donde el apoyo es mayor son Italia (73%), Polonia y Rumania (72% en ambos casos). Fuera de la UE exista un gran respaldo en Turquía (85%) y Sudáfrica (79%).

Padres en las clases prácticas de la autoescuela

La consulta forma parte del informe de Goodyear 'La seguridad vial es lo primero: Mejorar la seguridad para conductores jóvenes' y lo que pretende es saber hasta qué punto los padres de los jóvenes que se ponen por primera vez al volante están implicados con su forma de conducir. Si atendemos al caso de España, los progenitores no sólo han manifestado estar de acuerdo en gran medida con el uso de esta 'caja negra' de registro de datos, sino que además aseguran que les gustaría acudir como pasajeros a las clases prácticas de la autoescuela e incluso que el profesor les haga llegar informes con la evolución del alumno.

Esta respuesta por parte de los padres parece ir enfocada a mejorar la seguridad de sus hijos, ya que cuando un conductor se lanza al asfalto por primera vez carece de experiencia. De esta manera se podrían corregir errores y cortar las alas a los jóvenes 'Fittipaldis' que pisen más de la cuenta el acelerador. Los encuestados señalan que esta tecnología sería una medida tranquilizadora porque les permitiría ser parte activa en la docencia durante los primeros kilómetros que se recorren a bordo de un coche.

Y es ahora cuando toca analizar la moralidad del asunto. Habrá opiniones de todo tipo al respecto. Sin ir más lejos, el vicepresidente de Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, Olivier Rousseau, ha declarado que "el papel de los padres es esencial para asegurar que sus hijos se conviertan en conductores responsables y a ellos les gusta involucrarse más en su formación. Los principales responsables del área de la educación vial deben ofrecer a los padres más posibilidades de involucrarse y tomar el control". Sin embargo, otros no lo tienen tan claro. Tal es el caso de John Lepine, presidente de la Asociación Europea de Autoescuelas, quien señala que "siempre que sea voluntario, hay pocas objeciones a su uso; sin embargo, si se convirtiese en obligatorio, se podría acusar al sistema de actuar como un 'gran hermano' o quizás 'gran progenitor', controlando constantemente al conductor novato".

Carné de conducir por grados

Otra iniciativa encaminada a incrementar la seguridad vial que ha recibido un amplio apoyo por parte de los padres es el carnet de conducir por grados. Un sistema que está diseñado para que, con el paso del tiempo, los nuevos conductores vayan adquiriendo experiencia y habilidad en entornos de bajo riesgo. Normalmente, el carnet por grados restringe la conducción nocturna, en autopista o sin vigilancia durante las primeras etapas, así como la edad y el número de pasajeros, pero va eliminando estas restricciones conforme el tiempo avanza y el conductor va superando pruebas, hasta que en última instancia éste obtiene el carné de conducir definitivo.

En España, el 43% de los padres de conductores noveles está a favor de un sistema de carné de conducir por grados. Dentro de la UE el mayor respaldo se encuentra en el Reino Unido, donde un 66% está a favor del permiso por grados; el país que menos respalda esta iniciativa es Suecia, con sólo un 15%. Esta división de opiniones se puede explicar por el hecho de que en ciertos países los niveles de exigencia a la hora de examinar son bien distintos.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin