Motor

¿Le interesa adaptar su coche de gasolina al GLP? Conozca sus principales ventajas

El uso del denominado GLP -gas licuado de petróleo- se está convirtiendo, poco a poco, en una alternativa cada vez más fiable a la gasolina dentro de la automoción por ser más barato y ecológico.

Los coches impulsados por Gas Licuado de Petróleo (GLP) utilizan un combustible formado por propano, butano y un porcentaje mínimo de petróleo y con su comercialización se suman al mercado de los automóviles híbridos y eléctricos.

El promedio de emisiones de gases de dióxido de carbono (CO2) es un 11 por ciento más bajo en comparación con los modelos equivalentes alimentados con gasolina. Su repostaje se puede realizar en gasolineras convencionales y su precio es de aproximadamente 0,73 euros el litro, la mitad que la gasolina.

Precio congelado por ley hasta 2016

Además, el precio para el consumidor está congelado por ley hasta 2016 y supone el primer atractivo para que los conductores se animen a incorporar el GLP a su motor, ya que se calcula que, de media, un conductor que realice al año unos 50.000 kilómetros al año se puede ahorrar 4.000 euros.

En los últimos meses, en Extremadura se han incorporado nuevas estaciones de servicio al suministro de combustible GLP. A la de Valdesalor (Cáceres) -que lleva dos años con esta opción-, se han unido hace apenas tres meses una en Don Benito (Badajoz), otra en Malpartida de Plasencia (Cáceres) y otra en Badajoz.

El llenado de los tanques de combustible, según ha explicado a Efe el gerente de la estación de servicio de Don Benito, Francisco García-Camacho, se realiza de forma similar al de la gasolina y el gasoil. García-Camacho ha indicado que cada día se acercan hasta la gasolinera más usuarios para repostar GLP. De hecho, los clientes han aumentado el 2 por ciento, según el gerente. Ha añadido que, a pesar de que la mayoría de los conductores son por ahora profesionales de paquetería o agentes comerciales, también se acercan conductores particulares.

Adaptar un coche de gasolina ronda los 1.500 euros

En cuanto a los requisitos que necesitan los automóviles para poder repostar GLP, el principal es que sus motores sean gasolina porque su tecnología permite instalar una válvula de entrada de este gas.

La adaptación se puede realizar en cualquiera de los 300 talleres homologados en España, pero en Extremadura, solo hay tres, dos en Badajoz y uno en Cáceres, y el coste de la adaptación ronda los 1.500 euros de media.

Respecto a la regulación de la adaptación de los vehículos, a nivel nacional, el Instituto de la Diversificación y Ahorro Energía (IDAE) ha puesto en marcha el Plan PIVE-5 con un presupuesto de 175.000 millones de euros que entrará en vigor el 29 de enero de 2014 y que supondrá ayudas de hasta 1.500 euros para los ciudadanos que se decanten por el uso del GLP como alternativa a la gasolina.

Arturo García, gerente de "Talleres Arturo" de Badajoz, uno de las empresas habilitadas, ha afirmado a Efe que en lo que va de año ya han instalado este motor en dos automóviles y que, durante el año pasado, se han cambiado seis vehículos. García cree que "poco a poco", los particulares se decantarán por el GLP como combustible para sus vehículos y ha precisado que ya existen marcas que ofrecen la posibilidad de adquirir automóviles con este motor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

jose lopez
A Favor
En Contra

haber si con esto van aumentar el numero desplosiones

Puntuación -4
#1
Litovitch
A Favor
En Contra

Si se matriculan muchos coches que usen GLP, a partir de 2016 subirán el precio hasta equipararlo con el resto de combustibles. Y si no al tiempo

Puntuación 2
#2