Motor

El Seat Mii intenta hacer olvidar al mítico 600 cuarenta años después

Para muchos parecerá que fue ayer, pero este mes se cumplen 40 años del inicio del fin del Seat 600. El 31 de julio de 1973 salía de la fábrica la última unidad del modelo que popularizó el coche en los años 60 y del cual se vendieron 800.000 unidades en sus 16 años de vida. Cuatro décadas después, Seat tiene "su digno sucesor, la raza ha mejorado".

El actual coche ciudadano de la marca española, que se fabrica en la planta ubicada en Bratislava de Volkswagen, que también produce los modelos 'hermanos' VW Up! y Skoda Citigo, está presente en el mercado desde finales de 2011 y de él se han comercializado a estas alturas unas 40.000 unidades.

En su momento, como presumen desde Seat, el 600 "puso ruedas a España", favoreciendo la movilidad de la entonces incipiente clase media entre sus habitantes. Hoy, cuarenta años después el Mii se ofrece en el mercado como una opción muy recomendable para las nuevas necesidades de los conductores, más orientadas cada vez más a una movilidad urbana que gana en dificultad conforme aumenta el parque automovilístico y se ponen trabas al impacto medioambiental del automóvil.

Con sus 3,55 metros de largo y una anchura, de 1,64 metros, el Mii se antoja ideal para circular por las grandes ciudades y combatir el eterno problema de la falta de aparcamiento en sus calles. Es cierto que no son las reducidas dimensiones que tenía el 600 (3,33 metros de largo por 1,38 de ancho), para el que no había obstáculo en la urbe, pero es sin duda mucho más adecuado para disponer de un mayor espacio, tanto habitable de cara a los pasajeros como para el destinado a la carga: frente a aquellos 68 litros y medio que ofrecía el maletero del clásico de Seat, el Mii hace olvidar a los nostálgicos cuadruplicando su capacidad hasta los 238 litros.

Evolución tecnológica radical

Desde Seat, además, resaltan la evolución tecnológica que se ha producido al comparar un coche con otro, lanzados en dos épocas diferentes. Así, el 600 y el Mii tienen en común que disponen de dos carrocerías diferentes, mientras que el modelo más antiguo contaba con el bloque motor y la tracción situados en la parte trasera y el Mii los tiene ambos en la zona delantera.

Otro de los aspectos en los que existen diferencias entre ambos vehículos es que el 600 tuvo potencias de entre 18 y 28 caballos durante los años en los que se comercializó, con una velocidad punta de 115 kilómetros por hora. En el caso del Mii, se ofrece con potencias máximas de 60 y de 75 caballos y su velocidad máxima es de 172 kilómetros por hora.

En cuanto a los consumos, el 600 gastaba alrededor de 10 litros por cada cien kilómetros en un recorrido urbano, frente a los 5,1 litros del vehículo más moderno, y su capacidad del depósito era de 30 litros (35 litros en el Mii). El peso del 600 llegó a ser de 615 kilogramos frente a los 940 kilogramos del otro.

Así, el nuevo Seat Mii incorpora novedosas tecnologías que le permiten contar con un consumo reducido de combustible y unas bajas emisiones de dióxido de carbono (CO2), al tiempo que tiene un elevado nivel de seguridad y de confort de marcha y disfruta de las últimas tecnologías de navegación e información. El Mii se puede adquirir en la actualidad por 5.400 euros (Plan PIVE incluido), mientras que el precio del 600 rondaba las 63.500 pesetas (menos de 400 euros).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

como pasa el tiempo
A Favor
En Contra

"El Mii se puede adquirir en la actualidad por 5.400 euros (Plan PIVE incluido), mientras que el precio del 600 rondaba las 63.500 pesetas (menos de 400 euros)"

hoy día 400€ nos parece una minucia

Puntuación -2
#1
Genaro
A Favor
En Contra

#1, te olvidas de la inflación. tienes que transformar esos 400€ de la época a los actuales.

Puntuación 1
#2
Angel
A Favor
En Contra

transformando los 400 euros del año 73 al 2013, el nuevo vale 1000 euros menos

Puntuación 0
#3