Motor

Las gasolineras mantienen su estrategia de fijación de precios pese a las advertencias

El llamado "efecto lunes", que consiste en que las petroleras bajen los precios este día de la semana y vuelvan a subirlos el martes para que aparezcan más baratos en las estadísticas europeas, siguió dándose en mayo, mes en el que también se mantuvo la estrategia común de fijación de precios de las empresas tanto para la gasolina 95 como para el gasóleo.

Las gasolineras no han modificado su actitud pese a que la propia CNE les ha abierto un expediente informativo y que la Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha abierto una investigación al respecto.

La situación no cambia

Según el informe de supervisión de la distribución de carburantes en estaciones de servicio de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), en mayo volvió a observarse un "marcado efecto lunes" en todas las semanas del mes pero especialmente en la del 20 de mayo.

Esta semana el precio de la gasolina 95 cayó un 1% el lunes frente al domingo para repuntar un 1,7% el martes. En el caso del gasóleo, también esa semana hubo una fuerte variación: el lunes bajó un 1 % frente al domingo y el martes subió un 1,8%.

En ambos carburantes, el organismo sigue viendo una estrategia de fijación de precios de los operadores. La CNE tiene abierto un expediente informativo a las petroleras por el "efecto lunes".

Precios durante el mes

En cuanto a la evolución de precios de los carburantes, en mayo bajó el precio medio mensual de la gasolina 95, un 0,9 %, hasta los 1,427 euros el litro, y el del gasóleo, un 0,7 %, hasta los 1,340 euros el litro.

Estas bajadas fueron acompañadas, por primera vez en lo que va de año, de caídas en los márgenes brutos notables: un 8,1 % en la gasolina 95 y un 5,3 % en el gasóleo A.

Pese a esto, los precios antes de impuestos de los carburantes de automoción en España escalaron en mayo posiciones entre los más caros de la Unión Europea.

Por Comunidades Autónomas, País Vasco, Aragón y La Rioja, siguieron presentando los precios de venta al público más bajos, gracias a que no aplican el tramo autonómico de uno de los impuestos que gravan los carburantes.

Ante eso, la CNE insiste en que las estaciones de servicio en esas comunidades están aprovechando la fiscalidad asimétrica para aplicar precios superiores antes del impuesto y aumentar sus márgenes brutos de distribución.

Murcia, Navarra y todas las provincias catalanas fueron las más competitivas en términos comparativos. Por el contrario, Teruel registró los precios antes de impuestos de los carburantes más altos, superando incluso los de Baleares, normalmente más elevados por la insularidad, en gasolina 95.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud