Motor

Los coches que conducen las grandes fortunas del planeta

A menudo respondemos a la típica pregunta de "¿qué coche te comprarías si fueras multimillonario?" con el primer superdeportivo de altas prestaciones que nos viene a la cabeza. Pero resulta que las personas más ricas del mundo, en muchas ocasiones, y aunque hay de todo, se decantan por modelos más austeros.

Hoy, repasamos de la mano del portal especializado en economía y negocios Business Insider qué coches conducen algunas de las grandes fortunas del planeta. Son sólo algunos de los que se conocen, pues de otros millonarios, como por ejemplo Amancio Ortega, apenas trasciende este tipo de información.

La exclusividad de unos contrasta con la austeridad de otros tantos, demostrando que entre sus vehículos hay tantas diferencias como las que pueden existir entre sus propietarios: muchos coches tienen un gran carácter por sí mismos, mientras que otros lo adquieren gracias a la persona que se sienta a sus mandos.

Carlos Slim (una fortuna por valor de 69.000 millones de dólares)

El magnate mexicano de la comunicación acostumbra a conducir él mismo un Bentley Continental Flying Spur, valorado en una cantidad ligeramente superior a los 300.000 dólares.

Bill Gates (61.000 millones de dólares)

El que fuera el hombre más rico del mundo durante varios años antes de ser desbancado por Slim en 2010 guarda en su garaje un exclusivo Porsche 959 Coupe, del que sólo hay 230 unidades en todo el mundo. Su valor actual casi se ha duplicado desde su adquisición hasta los 400.000 dólares.

Warren Buffet (44.000 millones de dólares)

Por todos es conocida la sobriedad de este filántropo estadounidense, que se manifiesta también en el modelo de coche que conduce: un sencillo Cadillac DTS que compró cuando General Motors quebró en 2009, como muestra de apoyo al gigante de la automoción norteamericano. El precio de esta berlina premium oscila en torno a los 45.000 euros.

Larry Ellison (36.000 millones de dólares)


El fundador y consejero delegado de Oracle es otro de los que prioriza la exclusividad en la elección de su coche 'de cabecera'. Un McLaren F1, del que apenas se fabricaron cien unidades, es la joya de la corona de su amplia colección automovilística. Fue designado en 2008, año del fin de su producción, el coche más rápido del mercado.

Alice Walton (23.300 millones de dólares)

La segunda mujer más rica del mundo prefiere decantarse por el modelo estadounidense por excelencia: una pick-up Ford F-150 King Ranch, cuyo precio se sitúa alrededor de 40.000 dólares.

Michael Bloomberg (22.000 millones de dólares)

El actual alcalde de Nueva York, cuya gran fortuna tiene origen en la agencia de información económica que lleva su apellido por nombre, prefiere un coche alemán: conduce el modelo tope de gama Audi, el R8, que en Estados Unidos se vende por 120.000 dólares. Éste es uno de los coches que más gustan entre los más ricos, pues otros muchos magnates como Phil Knight -fundador de Nike- también conducen un R8.

Marck Zuckerberg (17.500 millones de dólares)

El creador y artífice del éxito de Facebook ha sido visto en varias ocasiones en el interior de un Acura TSX, sin duda uno de los coches más barato de los recogidas en la lista. El automóvil de este controvertido emprendedor se vende en EEUU por un precio cercano a los 30.000 dólares.

Michael Dell (15.900 millones de dólares)

El fundador de la actual Dell conduce un Porsche Boxster de 2004. Aunque la última versión de este roadster alemán se vende por un precio de 52.879 euros, un modelo usado como el de Dell apenas sobrepasaría los 15.000 euros en el mercado actual.

Steve Ballmer (15.700 millones de dólares)

Tal es la generosidad de Bill Gates, que el fundador de Microsoft permite compartir los suculentos beneficios de la empresa con su director ejecutivo. Pero Ballmer también es discreto en sus elección de coche: su última adquisición fue uno de las primeras versiones híbridas del Ford Fusion que se entregaron en EEUU, valorado en unos 20.000 dólares.

Fracnçois Pinault (13.000 millones de dólares)

El magnate del imperio de marcas de lujo -que cuenta con firmas como Gucci, Yves Saint Laurent o Christie's, suele viajar junto a su esposa Salma Hayerk a bordo de un SUV de lujo Lexus RX.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum10

Usuario validado en elEconomista.es
robervilafant
A Favor
En Contra

Larry Ellison (36.000 millones de dólares)



El fundador y consejero delegado de Oracle es otro de los que prioriza la exclusividad en la elección de su coche 'de cabecera'. Un McLaren F1, del que apenas se fabricaron cien unidades, es la joya de la corona de su amplia colección automovilística. Fue designado en 2008, año del fin de su producción, el coche más rápido del mercado.

Hay un Error ya que el coche de la foto es un Pagani Zonda y decis que tiene un McLaren F1

Puntuación 8
#1
solidaridad
A Favor
En Contra

Si fuera supermillonari lo que menos me interesaría sería un super-coche. Haría una fundación para dar de comer a los niños españoles y del tercer mundo. El dinero no se lo van a llevar a ninguna parte cuando se mueran y el coche tampoco, pero la mala conciencia si se la llevarán. Seamos solidarios y no avariciosos.

Puntuación -11
#2
rafa
A Favor
En Contra

error ninguno, es un maclaren

Puntuación -5
#3
Marck
A Favor
En Contra

es un Mclaren en toda regla... enterado...

Puntuación -8
#4
ay
A Favor
En Contra

pues los pobres no están muy lejos de ellos. el 90% de los pobres que veo por la calle llevan unos cochazos que quita el hipo. después le echamos la culpa de la ruina de españa a otros.

Puntuación 27
#5
Toni
A Favor
En Contra

Según "The millonaire next door", estudio sobre los usos y costumbres del 3,5% de los norteamericanos millonarios, más del 60% de ellos jamas a gastado más de 30.000 $ en la adquisición de un vehículo. Dime cuanto gastaste en tu coche y te diré cuán pobre eres.

Puntuación 12
#6
berni
A Favor
En Contra

Tiene razòn el #1: han cambiado la foto!!!!!!!

Puntuación 15
#7
sade
A Favor
En Contra

hay que ser muy pobre para conducir, si yo fuera multimillonatio -rico ya soy- me compraría un violin y cantaría por los tejados, despues contrataría un chofer profesional con licencia de armas para defenderme de vosotros

Puntuación 4
#8
Pepe
A Favor
En Contra

Si yo fuera rico me compraría una escoba.

Puntuación -1
#9
Alberto
A Favor
En Contra

Yo tengo un pequeño Fiat desde el año 89 y me lleva a todas partes cosa que cualquier autos de esos lo hacen, estoy tranquilo

Puntuación 6
#10