Fórmula 1

(Previa) Audi pretende seguir con su dictadura en las 24 Horas de Le Mans con la amenaza de Porsche

LE MANS (FRANCIA), 12 (del Enviado Especial de EUROPA PRESS, Ramón Chamorro) Audi y Porsche dirimirán este fin de semana lo que se presupone una ardua batalla por ganar las 24 Horas de Le Mans, la más mítica prueba de resistencia donde Lucas Ordóñez será el único piloto español presente al volante del innovador GT-R LM Nismo de Nissan.

El Circuito de La Sarthe ya está preparado para acoger un año más la prueba reina de la resistencia, fiabilidad, innovación y, sobre todo, grandes velocidades, sin olvidar la meteorología, donde las dos marcas alemanas parecen las indiscutibles favoritas al triunfo final.

Miles y miles de personas de todo el mundo acuden a ver esta carrera, considerada por muchos como la joya de la corona de las competiciones deportivas del mundo del motor, dominada por Audi en los últimos años con cinco triunfos seguidos para un total de 13 en las últimas 15 ediciones.

Ni siquiera el 'gran circo' de la Fórmula 1 puede presumir de levantar tanta expectación para un fin de semana, con muchos de sus pilotos buscando la oportunidad de poder disputarla, entre ellos el español Fernando Alonso que tiene este evento entre sus objetivos. Este año repite el australiano Mark Webber con Porsche y también está el alemán Nico Hulkenberg, haciendo un breve parón en Force India, o Max Chilton, el año pasado en Marussia y ahora corriendo para Nissan.

Porsche, que tiene el récord de victorias en Le Mans (16), pero que no gana desde 1998, fue el gran dominador de las sesiones de entrenamiento, situando a sus tres 919 Hybrid en las tres primeras plazas de la parrilla con la 'pole position' para el trío formado por Neel Jani, Marc Lieb y Romain Dumas, que firmó un espectacular tiempo de 3:16.887, un segundo mejor que el de Webber-Bernhard-Hartley y casi cuatro que el de la 'pole' de 2014.

El R18 e-tron quattro de Audi se tuvo que conformar con la cuarta posición, a tres segundos del mejor registro, del equipo formado por Loic Duval, Oliver Jarvis y Lucas di Grassi, un puesto por delante del compuesto por Marcel Fassler, Andre Lotterer y Benoit Treluyer, ganadores del año pasado. Con Toyota, campeona del mundo de Resistencia, más lejos, todo parece que será un duelo entre ambas marcas alemanas.

ORDÓÑEZ BUSCA ACABAR.

Por su parte, también habrá representación española en la figura de Lucas Ordóñez, uno de los productos salidos de la 'GT Academy' de Nissan, producto de la colaboración de la marca japonesa con 'PlayStation' y de la que fue el primer ganador en 2008, pasando inmediatamente de mundo virtual al real, con la oportunidad ahora de correr en la máxima categoría en Le Mans, tras ser tercero en 2014 en LMP2.

El madrileño, que compite en la categoría de Super GT, compartirá equipo con el japonés Tsugio Matsuda y el ruso Mark Shulzhitskiy, recibiendo los consejos de Marc Gené, que finalmente no pudo competir con Nissan y estará en el garaje para aportar su experiencia en una carrera en la que el año pasado fue segundo con Audi. De momento, Ordóñez ha mostrado sus condiciones y fue el encargado de marcar el mejor tiempo, el decimoquinto en la parrilla.

El piloto, único español en la mítica prueba después de que Antonio García viese como su compañero Jan Magnussen sufría un accidente ayer jueves que dejaba el Corvette demasiado dañado para participar, pilotará seguramente el coche más innovador de la parrilla, una radical apuesta de Nissan en su vuelta a las 24 Horas de Le Mans, donde no participa desde hace 16 años en su máxima categoría, aunque sí dejando su huella facilitando la mayoría de motores a los LMP2.

El GT-R LM Nismo que pilotará el madrileño tiene la novedad de contar con la tracción y el motor delante en un novedoso diseño, pero que apenas ha podido rodar lo suficiente para afrontar este desafío de resistencia y fiabilidad, con el añadido de que no tiene del todo a punto sus sistema híbrido, lo que le deja en inferioridad con los punteros, aunque durante las sesiones ha ido dando pasos hacia delante y se han marcado como objetivo acabar la carrera.

Como nota anecdótica, su coche contará con una decoración de color rojo, blanco y azul para conmemorar la 'pole' del R9OCK de hace 25 años.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin