Fórmula 1

El piloto australiano Ricciardo gana el Gran Premio de Bélgica tras colisión de rivales

SPA-FRANCORCHAMPS Bélgica (Reuters) - El australiano Daniel Ricciardo ganó el domingo el Gran Premio de Bélgica para Red Bull, mientras que el alemán Nico Rosberg y su compañero de Mercedes, Lewis Hamilton, aportaron dramatismo a la jornada tras colisionar en la segunda vuelta.

Hamilton no pudo terminar la carrera luego de batallar con su vehículo dañado, pero Rosberg, quien fue culpado por sus jefes y abucheado por la multitud en el podio, finalizó segundo para extender su ventaja a 29 puntos en el campeonato cuando faltan siete carreras para el final de la temporada.

La victoria de Ricciardo, en una tarde sorprendentemente seca en el circuito famoso por los rápidos cambios en las condiciones climáticas, fue la segunda consecutiva y su tercer triunfo en su primera temporada con los campeones dominantes de Red Bull.

El finlandés Valtteri Bottas quedó en tercer lugar para Williams.

Pero la victoria de Ricciardo fue opacada por el principal espectáculo del día que agitó aún más las aguas en Mercedes.

Se esperaba que los dos compañeros de equipo dominaran la contienda tras calificar para la primera fila de largada el sábado, pero la intensa rivalidad entre ambos les estalló en la cara.

Al comienzo del circuito, Hamilton sobrepasó a Rosberg, quien salió desde la "pole" pero su liderazgo se vio afectado cuando el piloto alemán intentó tomar ventaja en una maniobra mal calculada que pareció extremadamente peligrosa.

La parte frontal del vehículo de Rosberg hizo contacto con el neumático trasero del coche de Hamilton y lo pinchó, lo que obligó al británico a trasladarse a duras penas hasta los boxes dejando un rastro de restos de llantas.

El director ejecutivo de Mercedes, Toto Wolf, consideró que el incidente fue "absolutamente inaceptable" y responsabilizó a Rosberg, quien se negó a hacer comentarios.

"En la segunda vuelta de una larga carrera se produjo un choque entre los dos compañeros de equipo, ya habíamos discutido esta situación y ocurrió de nuevo", dijo a la cadena BBC.

"No es correcto intentar superar a alguien con tanta agresividad en la segunda vuelta y dañar los dos vehículos", aseveró.

El presidente del equipo, Nuki Lauda, también estaba furioso.

"Es inaceptable. Si estas cosas pasan al final de la carrera, cuando ellos están peleando por ganar, entonces es discutible, pero ocurrió en la segunda vuelta para darle la victoria a Red Bull", dijo el ex campeón.

"Pensaba que eran inteligentes pero obviamente no lo son", agregó.

(Información de Alan Baldwin. Editado en español por Marion Giraldo)

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin