Cultura

Las hijas de Muñoz Ramonet niegan haber sustraído el legado de su padre

Barcelona, 24 mar (EFE).- Las cuatro hijas del industrial Julio Muñoz Ramonet han negado hoy haber sustraído ninguna obra de arte del legado que su padre dejó al Ayuntamiento de Barcelona y han anunciado acciones legales contra el consistorio barcelonés por acusarlas de haberse apropiado de obras del legado pictórico.

El Ayuntamiento de Barcelona anunció la semana pasada que ha interpuesto una querella contra las cuatro hijas de Muñoz Ramonet para reclamar el legado no recibido de su padre, que donó a la ciudad en herencia y que no han aparecido en los inmuebles de los que el consistorio tomó posesión en julio de 2013.

En un comunicado, las hijas afirman que "no solo no ha habido ninguna sustracción ni falta de entrega de la mayor parte del legado" si no que el Ayuntamiento "falta manifiestamente a la verdad y viola sin pudor los mínimos derechos de cualquier ciudadano".

Por ello, las hijas del industrial aseguran que "confiando en los tribunales", ejercerán "las acciones para que respondan de sus afirmaciones y asuman la responsabilidad de sus actos".

Según la nota de la familia, "ninguna de las cuatro hijas ha recibido notificación judicial alguna", así como "ninguna acción penal contra ellas".

Asimismo, la familia Muñoz Ramonet destaca que en la rueda de prensa que hizo el Ayuntamiento no se mencionó actos propios del consistorio "que acreditan que las herederas no han cometido delito alguno" y que "han entregado íntegramente el legado", y también subraya que se "oculta" la discordancia entre lo que "hoy dice el Ayuntamiento que deben entregar las hijas" y lo que el consistorio "dijo que formaba parte del legado en 1998".

El comunicado señala que el pasado 18 de julio de 2013, la cuatro hijas entregaron los inmuebles objeto del legado y el contenido del inventario judicial de 1998 a la Fundación del Ayuntamiento de Barcelona, en el Juzgado de Primera Instancia competente, y añade que existe "otra disputa judicial pendiente" sobre "solo dos de los cuadros objeto de reclamación de Ayuntamiento".

Por lo que concluye que, "con dicha entrega" los herederos "han cumplido íntegramente" con el legado del industrial Muñoz Ramonet.

De esta manera, las hijas responde a la querella del Ayuntamiento de Barcelona, que las acusa de sustracción y falta de entrega del legado que Muñoz Ramonet constituyó a favor de su Fundación y en beneficio de la ciudad, y que consiste en una acción complementaria a la vía civil que se ha estado llevando a cabo en los últimos años y que se resolvió en favor del consistorio.

La difusión pública de la querella, pretende, según el comunicado, la "condena pública sin procedimiento, sin juicio y sin juez" y supone una "falta de respeto hacia la justicia y el honor" de las cuatro hermanas, violando el "derecho fundamental a la presunción de inocencia", alega la familia.

Según un inventario que el Ayuntamiento de Barcelona hizo público recientemente, faltan 672 obras y objetos artísticos entre pintura y dibujo (367), miniaturas (260), material arqueológico de vidrio (17), esculturas de marfil (20) y esculturas polícromas en madera (8), a las que se deben añadir 181 objetos diversos, con lo cual el total de piezas reclamadas asciende alrededor de un millar.

La Fundación Julio Muñoz Ramonet presentó el pasado 26 de febrero un escrito en el que manifiesta que no han sido entregadas todas las obras.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin