Once cosas que no sabía sobre los vuelos contadas de primera mano por un auxiliar

17/04/2017 - 16:00 Actualizado: 16:13 - 17/04/17
Más noticias sobre:

A todo el mundo -o casi todo- le encanta viajar. El problema es que mientras no se invente el teletransporte hay una sola manera de hacerlo en un tiempo y forma adecuados si se quieren recorrer grandes distancias: volar. Aunque, reconociendo que meter a cientos de personas embutidas en un tubo de fibra de carbono y lanzarlos a propulsión a miles de metros de altura puede no parecer lo ideal, y por horrible que sea el estado de los viajes aéreos -ya se trate del inquietante vídeo captado en un vuelo de United Airlines o de los largos retrasos de Delta de la semana pasada- usted, el pasajero, solo está al tanto de una pequeña parte de todo lo que sucede a bordo de un avión.

Por eso, un auxiliar de vuelo de Norwegian Airlines ha decidido contar de primera mano qué ocurre en cada vuelo. Suba la cortinilla y disfrute...

Usted no es el pasajero más importante del avión

Esto puede parecer obvio dada la polémica reciente con United Airles por la expulsión a la fuerza de un pasajero, pero sí, los auxiliares de vuelo reciben viajes gratuitos. Y a veces a los miembros de la tripulación se les paga para viajar en los vuelos de reubicación que los llevan a su siguiente turno. Se los llama deadheads y son los pasajeros más importantes de un avión, precisamente lo que llevó a que se retirara al médico de Chicago de su asiento en United por la fuerza para hacerle lugar a un tripulante.

El idioma de la tripulación

Deadheads es sólo una introducción al idioma propio que se utiliza en cabina. ¿Sabía que los auxiliares de vuelo juegan al ping-pong en cada vuelo? No piense en grandes espacios para practicar el conocido deposte, simplemente es el nombre que dan al servicio de bebidas por las bandejas en forma de paleta que le acercan para llenarle la taza de café o té.

También duermen en crashpads (apartamentos compartidos) cuando no están de servicio, que habitualmente están en los barrios denominados Crew Gardens (jardines para la tripulación, traducción literal).

Sorprendentemente, lo que no tienen es un nombre en clave para los clientes beligerantes. Pero sí que utilizan códigos secretos para referirse a ellos, con su propio "alfabeto de la aviación". Por ejemplo, "21 Golf" es la persona sentada en el asiento 21G.

Un menú diferente

Los auxiliares de vuelo y los pilotos nunca reciben la misma comida que usted. Comen una serie de platos totalmente distintos del menú para pasajeros para reducir el riesgo de intoxicación alimentaria en todo el avión. Pero no se ponga celoso. La tripulación suele ingerir sándwiches fríos y barras de chocolate, mientras que los clientes suelen recibir platos cocinados en hornos de verdad y no en microondas.

Los mejores y los peores viajeros

Según Ilse, también de Norwegian, "todos coincidimos en que los escandinavos son los mejores pasajeros que se pueda pedir: satisfechos con estar a bordo, no piden mucho. Sin embargo, los pasajeros estadounidenses y británicos son mucho más exigentes y tocan el timbre constantemente. Suelen montar una escena y les encanta amenazar con una demanda".

La manera más fácil de ser detenido en un avión

En EEUU, se considera un delito abrir y beber su propia bebida alcohólica en un avión, como le dirán los pilotos de Norwegian al comienzo de cualquier vuelo. De modo que guarde la botella que compró en el duty-free o todo aquello que no le haya sido servido por un miembro de la tripulación si no quiere verse con unas esposas al bajar del avión. 

Esto tampoco quiere decir que deba pasarse con los tragos del carrito de bebidas. Los auxiliares de vuelo mantienen un control estricto de la cantidad de alcohol que solicita cada pasajero y se reservan el derecho de negarse a servirle si está demasiado ebrio. Una o dos copas a la hora de la comida se considera lo normal, pero si se le traban las palabras, mira con ojos vidriosos o va constantemente al baño, es probable que la tripulación lo esté observando.

La primera clase, ¿premium? 

"Después de años de volar tanto en la parte delantera como en la parte trasera del avión, supuse que trabajar en las cabinas premium era el rol más codiciado: uno está a cargo de menos pasajeros y más cómodos", explica el auxiliar de Norwegian. "Estaba equivocado", sentencia.

Los auxiliares explican que en los Dreamliners, apodo con el que se conoce a los Boeing 787, la mayoría prefieren atender a la clase turista. "Los pasajeros premium no son ni más ni menos exigentes que los pasajeros de la clase turista", dijo uno de ellos, "y puede ser aburrido trabajar lejos del resto de la tripulación".

El "pasajero más molesto"

Los hombres de negocios, los bebés o los yoguis en estado de éxtasis, ¿cuál es más probable que irrite a un auxiliar de vuelo? Los miembros de la tripulación están de acuerdo: los yoguis se llevan el premio. "Sucede al menos una vez por vuelo, entran en nuestro espacio y empiezan a hacer estiramientos o -lo que es peor- flexiones", relata Ilse entre risas.

La habitación secreta de arriba

Sí, es cierto, hay un dormitorio secreto sobre la cabina donde los auxiliares de vuelo pueden echarse una siesta (la puerta parece un discreto armario cerca de los retretes). Las literas son como nidos de plástico con camas, sábanas, almohadas y cortinas que aportan algo de privacidad. Y los turnos de descanso están cuidadosamente programados: el equipo de Norwegian está dividido en dos grupos con una hora y 40 minutos de descanso cada uno en el dormitorio.

La parte más desagradable del trabajo

Los baños del avión no son aptos para cardíacos. Se ha oído decir que su hedor incluso ha sido motivo para hacer aterrizar vuelos de larga distancia. La política de Norwegian es limpiar los baños cada 20 minutos y sí, es responsabilidad de los auxiliares de vuelo. Un dato divertido: los auxiliares habitualmente camuflan los olores fuertes preparando una gran olla de café y vertiéndola en el inodoro. Neutraliza las bacterias y el olor.

Sexo en el avión

"En realidad sucede con mucha más frecuencia de lo que puede pensar. Yo diría que al menos una vez al mes alguien lo intenta, con un porcentaje de éxito del 30%", asegura Ilse. "Incluso hemos visto a desconocidos conocerse en un vuelo y correr hasta el lavabo juntos", detalla.

Eso ocurre aproximadamente una vez cada ocho vuelos, si se hace la cuenta. ¿En cuanto a los encuentros fallidos? Baste decir que las carreras a los baños suelen ser interceptadas.

Se puede dorar la píldora para pasar a primera

Contrariamente a la creencia popular, la tripulación de cabina puede pasarle a los asientos premium. Pero probablemente no haya espacio para usted. Si la cabina delantera -primera clase- no está totalmente ocupada, los primeros asientos libres se rellenan con empleados de la aerolínea, familiares y amigos del personal.

Conseguir otro tipo de beneficios gratuitos es más fácil: simplemente suba un snack divertido a bordo para compartir con la tripulación. Piense en bolsas de caramelos. Los regalos comestibles se consideran una especie de moneda que circula entre las líneas aéreas y se pueden recompensar con cócteles gratis u otros regalos en vuelo -cada equipo de vuelo tiene la capacidad de anular el sistema de compras computarizado-.

Ahora que ha espiado detrás de la cortina, está casi listo para volar...


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 1

#1
17-04-2017 / 18:36
Mandrake
Puntuación 7

Si yo te contara....

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.




El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 1,31 0,01 0,00%
FRA 52,18 +2,03 +4,04%
ITA 1,83 -0,02 0,00%
GRE 605,77 -5,78 -0,94%
POR 322,83 -0,20 -0,06%

Ecotrader



Evasión

Así es la mansión de un cuarentón

Así es la mansión de un cuarentón



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens