España y la riqueza de Cataluña

Foto: Dreamstime
En profundidad

No hay como querer independizarse para que se ponga en evidencia lo dependiente que eres. Es como el adolescente que amenaza a sus padres con marcharse de casa y estos le dicen, pero hijo, ¿tienes trabajo?, ¿tienes dinero?, entonces, ¿a dónde vas? Al independentismo catalán le está pasando algo parecido, porque a tenor de cómo está reaccionando la economía no parece saber muy bien las consecuencias de sus actos.

Muchos han descubierto ahora que fuera de España su riqueza se queda coja y resulta un mal negocio insultar, faltar al respeto y despreciar a buena parte de tus clientes. Y decían que los chulos eran los de Madrid o Bilbao, cuando el grado de insensata chulería con el que se gastan los separatistas catalanes no se compadece con lo que necesitan para sobrevivir a todos aquellos a los que desprecian. Posiblemente serán seres superiores, pero, eso sí, pueden acabar siendo seres superiores muertos de hambre.

España es el vínculo de unión de todas sus regiones con la Unión Europea, fundamental para la estabilidad y el desarrollo económico y financiero. No sería España, quizás, el estado más beligerante en no admitir a Cataluña en la UE en el caso de una hipotética independencia, porque otros estados de la unión desearían el fracaso de Cataluña con tal de desalentar otros movimientos independentistas.

Son millones los catalanes que padecen el nefasto liderazgo de unos cuantos, aunque ya es hora de que alcen su voz, y cada vez más fuerte, si no quieren que les lleven a la ruina. Parece que la sociedad está empezando a tomar conciencia del abismo que les espera de seguir por el camino que lleva el independentismo, que coloca Cataluña como un foco de inestabilidad y riesgo, como más de 1.300 empresas ya han constatado con su cambio de domicilio social y en muchos casos fiscal, lo que entrañará indefectiblemente sacar estructuras de dirección de Cata- luña, con todo lo que ello conlleva.

Es evidente que Cataluña ocupa un lugar privilegiado a orillas del Mediterráneo y está cerca de los principales centros de poder europeos. Esta ventaja competitiva se la están cargando los separatistas, porque ir a Madrid o Valencia cuesta hoy en día media hora más. Están jugando con las cosas de comer de una forma tan irresponsable que cualquier catalán ya no puede creerse que la independencia es algo indoloro, sino que acarreará un retroceso económico de primera magnitud y durante décadas.

Al margen de la pérdida de inversiones, que ya es un hecho, desde el punto de vista comercial Cataluña es netamente vendedora y el resto de España compradora. De ahí se deduce que si los españoles no compran, su economía puede sufrir mucho, lo que no implica que la del resto de España lo haga en la misma medida. Un español puede comprar fuet catalán o murciano. Si prescinde del catalán, podrá seguir adquiriendo el murciano, lo que evidentemente incrementará la producción y la riqueza en Murcia y disminuirá la catalana. Con el resto de los productos y servicios ocurre lo mismo, así que el desplome de la economía catalana no implica el desplome generalizado en la misma proporción, pudiendo incluso crecer la riqueza en otras regiones por la menor competencia que experimentarán. Con el turismo interior ocurre igual, ya que puedes ir a Tarragona o a Castellón, solo un poco más al sur. En el veranillo de San Miguel, las costas catalanas estaban a medio gas, mientras que las playas de levante rondaban el 95% de ocupación.

Pero los líderes separatistas catalanes son unos ignorantes que, a base de vivir del momio y la subvención, han llegado a pensar que la economía catalana era independiente de la española, una mentira como tantas, que la realidad se está encargando de desmontar. En una gran proporción, próxima al 50%, el dinero que se mueve en Cataluña tiene origen en la capacidad de consumo del resto de la península y si falla éste, el daño a muchas empresas catalanas será irreversible. Algunas empresas están saliendo de allí porque temen el boicot. Pero no el simulacro de boicot que ha habido hasta ahora, sino el que puede producirse como este proceso se alargue mucho, ya que es seguro que el español medio dejará de comprar automáticamente cualquier cosa que tenga origen catalán. Es obvio que los boicots son irracionales y pagan justos por pecadores, pero los españoles también tienen sentimientos. Los empresarios y todo catalán con la cabeza encima de los hombros deben hacer toda la fuerza posible para reconducir al Govern hacia posturas posibilistas.

Hay que ser mucho más humilde y situarse en la realidad. La insolidaridad y el egoísmo racial que esconde el nacionalismo, tan cerca del nazismo como se pueda estar, discute la obligación tanto moral como legal de contribuir al desarrollo y estabilidad de otros territorios de España. Ni tienen la razón moral, ni legal, ni histórica, ni sentimental, ni, por supuesto, económica. Son unos maltratadores de Cataluña, a la que tanto dicen amar y están destrozando. Están contrayendo graves responsabilidades de todo orden, pero aún tienen la oportunidad de rectificar, aunque es improbable, en estos últimos días y no empeorar más las cosas. Ojalá afronten el hecho de que no van a ninguna parte.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias


Comentarios 17

#1
24-10-2017 / 00:54
No
Puntuación 27

Esta noche en La Secta Borrell ha condenado duramente el boycot, o sea, que les duele, entonces aumentemos el boycot al máximo, revisemos bien cada etiqueta, no compres nada catalán, por supuesto no compres Seat, los alemanes ya están tardando en sacar Seat, alemanes = traidores.

#2
24-10-2017 / 01:09
VERDADES
Puntuación 4

El mismisimo Borrell que se ha escapado de Abengoa sin devolver ni un chavo.

Chorizo!

esa es la justicia

#3
24-10-2017 / 01:25
Puntuación 31

Las decisiones individuales y libres de cada consumidor determian la riqueza de las regiones y contribuyen a redistribuir la renta nacional de forma más equilibrada. Por tanto las decisiones de compra deben ser racionales y sensatas para conseguir los objetivos propios del ciudadano.

#4
24-10-2017 / 01:31
Puntuación 33

Los consumidores hemos cambiado el sentido del Nacionalismo y además conseguimos enriquecer las regiones que se benefician de nuestra compra. Hemos de ser persistentes y constantes para conseguir el desarrollo de esas regiones leales a nuestras ideas. En nuestras manos está hundir el independentismo.

#5
24-10-2017 / 02:55
Eso son
Puntuación 8

1: Además, al dejar de comprar catalán, los españoles han buscado alternativas y se están dando cuenta de que todo lo catalán es caro y malo y que puedes comprar productos sobre todo alemanes que son mucha mejor calidad y a mitad de precio; los catalanes Se lucraron sideralmente gracias a los aranceles a costa de los demás españoles durante 150 años, pero no invirtieron en competitivodad, se lo gastaron en la vida de lujo de la burguesïa, ahora las pían porque ya no hay aranceles y no quieren remesar dinero de ayuda a otras regiones, pero ese era el pacto, son traidores.

#6
24-10-2017 / 07:46
paco
Puntuación 6

seguro que tu eres un superdotado y lo ves todo claro.lo que quieren los independentistas es suicidarse,a que sí?lo que pasa con ésto es que a muchos,se les acabaría la mamandurria.a lo peor,a tí también.HALA,A MAMARLA.

#7
24-10-2017 / 07:57
Vacilón
Puntuación -11

Si el suicidio independentista da vida a la mayoría de españoles, la teoría de cuanto peor para unos, mejor para otros toma sentido. Animo, boicot y DUI.

#8
24-10-2017 / 09:42
Puntuación 16

No saben los independentistas el favor que le están haciendo al resto de España y en particular a Aragón

Los cambios hoy son muy rápidos, en muy pocos años y sobre todo Aragón a pasado a tener una situación mucho mas favorable para realizar cualquier actividad empresarial que Cataluña

La fuga de empresas ya es imparable, la política solo fue el empujón final

#9
24-10-2017 / 10:45
Androide
Puntuación 16

Mientras sigan gobernando golpistas catalanes en Cat juro y perduro que en mi casa no entra ningun producto o servicio catalan. He encontrado sustitutos complementarios para todos.

#10
24-10-2017 / 11:56
alberto
Puntuación 13

El Artículo de Juan Fernando Robles son dos folios auténticamente brillantes. Me gusta la sensatez y verdades que escribe.

#11
24-10-2017 / 13:16
Chupaban
Puntuación 6

#5: Efectivamente, si quieres comparar precios para confirmar que los precios alemanes son mucho mejores que los catalanes tienes el portal alemán www.violey.com son los que sirven a la comunidad diplomática alemana y expatriada europea en todo el mundo; en 3 días por Dhl te ponen en tu casa aunque estés en Somalia los mejores productos de alimentación y droguería que puedes comprar en el mejor super de Francfort; y además la calidad catalana es de pena por comparación; los catalanes están fuera de mercado en precio y calidad en todo Y ahora no tienen protección arancelaria de mamá España, lo tienen muy crudo y han mordido la teta de la que chupaban.

#12
24-10-2017 / 14:04
Fufff
Puntuación -2

Me alegro que lo tengáis tan claro, sobre todo a nivel emocional. Al meno empezáis a aceptar la otra vertiente, aunque todavía no os habéis dado cuenta.

#13
24-10-2017 / 18:27
boicot , claro que SÍ
Puntuación 6

Una vez el desarraigo emocional de los españoles hacia Cataluña el siguiente paso es un boicot total y permanente a los servicios y productos catalanes, esto empobrecerá Cataluña al mismo tiempo que una mejor redisribución de la riqueza favorecerá a otras regiones españolas.

#14
24-10-2017 / 18:28
boicot , claro que SÍ
Puntuación 8

Una vez que han conseguido el desarraigo emocional de los españoles hacia Cataluña el siguiente paso es un boicot total y permanente a los servicios y productos catalanes, esto empobrecerá Cataluña al mismo tiempo que una mejor redistribución de la riqueza favorecerá a otras regiones españolas.

#15
24-10-2017 / 19:45
Orgulloso castellano
Puntuación 4

Aplaudo este artículo. Nunca había vista expresar tan claramente el cáncer de la sociedad catalana y no es más que el racismo, el creerse superior a todos los demás, el pensar que son el pueblo elegido, etc.

#16
24-10-2017 / 20:23
Coiañe
Puntuación -4

Al 1

Ni soy catalan, ni soy independentista, ni muevo un dedo por nada ni por nadie, salvo para ayudar a alguien, pero lo del boicot a otra region de España es de poco avispado.

Como vamos a formar un pais integrado y cohesionado si nos atizamos garrotazos los unos a los otros. Asi no.

Se puede ser pobre, pero no tonto.

#17
24-10-2017 / 21:25
Qué propones ?
Puntuación 4

#16 Y qué propones ? Si, como dices, no mueves un dedo, un día entrarán en tu casa, estos indepes están entrando en nuestra casa, el boicot es lo menos, son 150 años de privilegios a Cat a costa de los demás españoles, empobreciéndoles, no es justo, ellos sí que nos están intentando robar.

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google Friend Connect para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario

Facebook

Google+


elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 111,28 +0,98 +0,89%
FRA 32,56 +0,93 +2,93%
ITA 141,37 -0,20 -0,14%
GRE 500,45 -1,58 -0,32%
POR 156,39 +0,81 +0,52%

Ecotrader



Evasión

11 restaurantes estrellas Michelin

11 restaurantes estrellas Michelin



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens