Firmas

El dólar: la principal arma de Estados Unidos

El actual ministro de finanzas francés no es el primero que ha mostrado su malestar con la singular posición de predominancia que el dólar estadounidense ostenta no sólo en el actual sistema financiero mundial, sino en las principales transacciones comerciales que se realizan a lo largo y ancho del planeta.

Hace casi cinco décadas que Giscard D' Estaing calificó de privilegio desproporcionado el papel que la divisa norteamericana ostentaba ya en los asuntos monetarios internacionales.

El dólar USA pasó a ser la divisa de referencia mundial y unidad principal de reserva a raíz del acuerdo de Bretton Woods que se celebró un año antes del fin de la Segunda Guerra Mundial. La Reserva Federal Norteamericana garantizaba el valor de la moneda con su valor en oro, metal en el que se podía convertir en cualquier momento por los tenedores de la divisa. Al mismo tiempo se establecía un sistema de paridades fijas con el resto de las divisas del mundo con lo que se eliminaba el riesgo de cambio. EEUU, después de vencer en dos guerras mundiales se aseguraba la predominancia económica, haciendo indispensable la divisa que su banco central emitía para el funcionamiento de la economía mundial.

Los Bancos Centrales de los países de todo el mundo, incluyendo a los comunistas, cuando existían, usaban el dólar como reserva monetaria al igual que el oro. Las transacciones comerciales internacionales de todo tipo se facturaban y gran parte de ellas, como las de petróleo, se siguen facturando en dólares. En definitiva, con billetes de dólares en el bolsillo se puede comprar en cualquier lugar del planeta.

El dólar, después de la fuerza militar estadounidense, es el principal elemento de poder de la primera potencia mundial. La capacidad de endeudamiento del país es ilimitada gracias a que ellos emiten y fabrican el medio de pago aceptado internacionalmente.

Recientemente hemos sido testigos de dos acciones de demostración de fuerza por parte de Estados Unidos que se han podido ejecutar gracias al dólar.

Por un lado, una fenomenal e históricamente alta sanción al primer banco francés y uno de los más grandes de Europa, BNP, por canalizar operaciones comerciales entre países prohibidos por las leyes estadounidenses aunque no lo eran así por las francesas o europeas. El asunto estriba en el hecho que las compras de petróleo a Irán o Sudán se llevaron a cabo en dólares que necesariamente pasaron por entidades liquidadoras americanas y en territorio de este país. La desorbitada multa, aceptada a la fuerza por BNP, fue sancionada por un tribunal estadounidense porque los fondos con que se pagaron las operaciones comerciales al ser denominadas en dólares tuvieron que pasar, sin otra posibilidad, por bancos americanos.

Lo mismo ha ocurrido con la deuda argentina emitida en dólares que en su momento fue declarada y mayoritariamente aceptada por los acreedores como reestructurada con una quita y un retraso en su pago y que un tribunal americano tras aceptar una demanda de un grupo de acreedores ha considerado nulo el acuerdo y obligado a pagarla en su totalidad. El motivo, el mismo, son operaciones en dólares y por tanto sujeta a la jurisdicción de Estados Unidos.

El primer ministro francés se puede seguir quejando amargamente, no sin cierta razón, pero mientras no existan alternativas sólidas y coherentes, difícilmente perderá el dólar su predominancia.

Al euro todavía le queda bastante. Es cierto que reúne ya alguna de las cualidades necesarias para ello como es la liquidez y la profundidad de mercado suficiente como para soportar operaciones de gran calado, pero le falta un Banco Central que respalde sin titubeos a la moneda, que sea capaz de proporcionar tanta liquidez como sea necesaria en momentos de crisis o tensión y mecanismos de liquidación en las entidades financieras competitivas y con normativas unificadas.

Si alguna vez se llega a conseguir todo esto, Europa habrá subido muchos e importantes peldaños en el escenario geopolítico internacional, pero todavía existen mentalidades provincianas y acomplejadas que prefieren seguir aferrándose a lo malo conocido y no se atreven a dar un paso que cada vez será más necesario.


Miguel Ángel Rodríguez, analista de XTB.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

juan
A Favor
En Contra

New World Order

Puntuación 3
#1
Santiago
A Favor
En Contra

Cómo se va a conseguir que el euro sea una moneda solida y de referencia si está integrada por muchos paises muy débiles y si ni siquiera se sabe el tiempo que va a vivir. El euro fue un error de calculo garrafal que en la forma y por los paises que lo intebgran no se va a hacer viejo porque un grupo de paises no pueden competir con una misma moneda común, salvo que hubiesen transferencias continuas de dinero de norte a sur y eso es imposible.Eso lo sabe cualquiera persona minimamente conocedera de la economia global. Si el euro fuese el que tiene que sustituir al dolar hay dolar para la eternidad.

Puntuación 1
#2
Pedro
A Favor
En Contra

"aferrándose a lo malo conocido y no se atreven a dar un paso que cada vez será más necesario"

Malo por conocido dice! Jaja malo el Euro!!!!!

Puntuación -1
#3
Ana.v.s
A Favor
En Contra

Todo govierno de cualquier pais del mundo quiere tener un ejercito como el de US. Pero solo el pueblo Americano esta dispuesto a pagar el alto costo de ese ejercito.

Todo govierno de cuialquier pais del mu do quiere que su moneda sea la moneda de referencia mundial. Pero solo el pueblo Americano esta dispuesto a pagar su altisimo costo.

Puntuación 5
#4
susi
A Favor
En Contra

Al 2: tienes razón en todo menos en que fue un error;

digamos que fue un error sabiamente calculado.

Puntuación 2
#5
Manuel
A Favor
En Contra

El dolar , como papel higienico en que se ha convertido, se esta yendo a la cloaca. Los paises Brics y muchos otros mas , cada vez mas , estan tirando de la cisterna.

Puntuación -2
#6
Manuel
A Favor
En Contra

#4 Ana

El pueblo americano no ha pagado nada, no ha tenido ningun coste en su ejercito. Dicho ejercito lo esta pagando el resto del mundo al aceptar dolares. El pueblo americano , como mucho , paga el apel higienico en que si imprime , la tinta ni quiero ni mentarla.

Puntuación 5
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Alí Jalá
A Favor
En Contra

Desde el Nixon Shock de 1971, el dólar no vale nada.

Papelillos de color con caras de hombres muertos

Puntuación 6
#8
El yankee
A Favor
En Contra

Para el 7: Hasta los muertos hemos puesto. Un grave error americano, hubiéramos dejado a tu tío Adolf que te gobernara. Bueno, ahora lo hace la troika y ustedes tan dóciles. Dispuestos a ser esclavos.

Puntuación 1
#9
economiza_mas
A Favor
En Contra

En el año 2003 Irán empezó a recibir pagos en euros por el petróleo de sus principales compradores en Europa y Asia según un proyecto de la Bolsa de Irán.

En 2006 el enfrentamiento Irán EE.UU. acabo con ese proyecto y con el sueño europeo de pago de petroleo en euros. Para rematar esa operación surgió en 2008 la crisis de Lehman Brothers que termino de sumir en la miseria las expectativas europeas hundiendo a Europa en una crisis sin salida y dejando el euro como una moneda de futuro incierto.

Puntuación 3
#10
economiza_mas
A Favor
En Contra

La principal arma de EE,UU. no es el dolar es el conjunto de su ingeniería financiara con el apoyo de su defensa.

Puntuación 2
#11
Patxi
A Favor
En Contra

Desde la ruptura del patrón oro, mejor dicho desde el default del pago en oro por su moneda llevado a cabo por Richard Nixon allá por 1971, el único soporte que tiene el dólar es la fuerza, que obliga a los países productores de petróleo a vender este exclusivamente en dólares, aquel que ha comenzado a comerciar con el petróleo en otra moneda se ha encontrado con una guerra rápidamente que le ha depuesto, por ej. Saddam Husein. Es el tiempo del petrodólar. Además el dólar es moneda de reserva y de comercio internacional. Esto permite a USA emitir y emitir moneda y deuda para el mundo entero, cuando un país emite moneda para pagar bienes y servicios en su territorio, y disponer de un ejército fabuloso en el mundo entero que le sale completamente gratis, se lo pagamos el mundo entero.

El dólar americano y el ejército USA son por tanto dos caras de la misma moneda. La moneda paga el ejército y el ejército defiende la moneda. Ya veremos hasta cuando porque el mundo no tiene nada que ver con la situación al final de la II guerra mundial y hoy las potencias emergentes quieren su parte de poder monetario. USA es un parásito económico del mundo, Putin dixit hace ya algún tiempo. Y en evitarlo está ahora, él, China y un montón de países del mundo. Y en intentar que el chollo del latrocinio no se termine está ... USA? no, quienes emiten de verdad el dólar, es decir la banca judía de USA, ya que el organismo emisor, la Reserva Federal, curiosamente es un ente particular dominado por ellos, y de esa forma dominan la moneda, el ejército y el mundo. Por eso mientras el dólar siga usurpando el papel de moneda mundial seguiremos viendo sin parar las más extrañas guerras entorno a los países petrolíferos, como vemos hoy mismo, con aparación contínua de extrañisimos artistas invitados, ayer Al Quaeda hoy el Estado Islámico, casualmente todos ellos financiados y armados por la CIA en sus inicios.

Puntuación 3
#12