Empresas y finanzas

Proponen volar mirando hacia atrás para que quepan más asientos en los aviones

  • Alternando rodillas y hombros cabrían más asientos por cada fila
Además de pasillo o ventanilla, quizá pronto se pueda elegir también si se quiere volar hacia atrás

Cuando parece que las aerolíneas están a punto de alcanzar el máximo aprovechamiento del espacio disponible en cada avión, a base de estrechar asientos y apretujar filas, una nueva propuesta pretende superar los límites establecidos: prepárese para viajar mirando hacia atrás, si la idea prospera.

Hasta ahora, las proporciones del cuerpo humano venían jugando, frente a los diseñadores de aeronaves, el papel de límite infranqueable. La altura y envergadura media de los clientes eran el parámetro básico de diseño, y la anchura y longitud del avión, las variables principales.

De esa forma, los aviones destinados a las rutas más largas y demandadas han ido ganando tamaño, hasta llegar a fuselajes como los del Airbus A380, el avión de viajeros con más capacidad del planeta.

 Parece sin embargo que ha llegado de nuevo la hora de 'crecer' hacia adentro, y Zodiac Seats France acaba de patentar un diseño de asientos que trata de aprovechar la diferencia de anchura entre los hombros y las rodillas... alternando éstas.

Un asiento adelante, un asiento hacia atrás

El esquema es simple, aunque todavía está por ver si las compañías optan por adoptarlo. Imagine una fila convencional con tres asientos, entre el pasillo y la ventanilla. ¿Listo? Gire ahora 180º el asiento del medio, y podría estar vislumbrando el futuro del transporte aéreo.

Sentados de esa forma, los viajeros que ocupen esta plaza no sólo se verán obligados a viajar mirando hacia atrás, sino que además tendrán línea visual directa con sus vecinos de plaza (ventaja o desventaja dependiendo de con quién se viaje) y dispondrán de algo más de movilidad en la zona de los brazos, aunque también deberán serpentear para entrar y salir de su asiento.

Para las aerolíneas, la ganancia de aprovechamiento vendrá precisamente de la posibilidad de colocar más asientos por fila, sin necesidad de recortar aún más la distancia entre un asiento y el posterior.

Por suerte para la mayor parte de los viajeros, que ya consideran suficiente suplicio la disposición interior actual de las aeronaves, el diseño de Zodiac Seats es sólo una patente, por lo que podrían pasar aún varios años para que llegue a la línea de producción de Airbus o Boeing.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Contenido patrocinado
Otras noticias

Usuario validado en elEconomista.es
jyagase
A Favor
En Contra

Jamás viajaré en un avión en esas condiciones.

Puntuación 8
#1
experto
A Favor
En Contra

También pueden meter a los pasajeros en jaulas hacinados, tumbados unos encima de otros.

Puntuación 16
#2
En fin
A Favor
En Contra

la gente va a vomitar si viaja en sentido contrario , no es como ir en un autobus cuando va asi que es un trayecto corto aqui la gente no aguantara.

Lo que tiene que hacer es fuselajes mas anchos asi podran meter los mismos asientos y habra mas espacio asi la gente si que viajaria agusto.

Puntuación 2
#3
javier
A Favor
En Contra

Por esto mismo, yo estoy construyendo mi propio avion deportivo, con mi titulo de piloto privado, podré volar a donde quiera, a bajo precio...

Puntuación 3
#4
dasd
A Favor
En Contra

como viajes de noche y te de por ir a hacer pipi el de ventana va a despertar a todo dios

Puntuación 1
#5
yomismo
A Favor
En Contra

Que los hagan paté al entrar en el avión y cabrán muchos más... y luego los envías por barco y te ahorras el vuelo!!!

Puntuación 12
#6
Eva
A Favor
En Contra

Uy, mira, igualico que las sardinas!!!

Puntuación 14
#7
Quique
A Favor
En Contra

Mejor que quiten los asientos y nos metemos unos encima de los otros.Compañías aéreas váyanse a la m....

Puntuación 2
#8