El día que el AVE no llegó a Barcelona

EFE
20/12/2007 - 16:26

Ana Ochoa

Barcelona, 20 dic (EFECOM).- El 21 de diciembre del 2007 iba a ser un día histórico para Barcelona, como fecha prevista para que el tren de alta velocidad llegara, por fin, a la ciudad, superando años de obras, desacuerdos políticos sobre el trazado y fechas incumplidas.

Pese a lo ajustado de los plazos y a que muchos expertos ya dudaban de la posibilidad de cumplir el apretado calendario, los socavones aparecidos en el último tramo de las obras fueron determinantes para que, a día de hoy, el Ave no tenga fecha de llegada a la ciudad.

La línea del Ave Madrid-Barcelona-Frontera Francesa acumula retrasos y problemas desde que el 20 de enero del año 1996 el gobierno del PSOE puso la primera piedra de esta infraestructura.

Cuando el PP llegó al Gobierno, el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, apuntó inicialmente que la alta velocidad llegaría a Barcelona en el año 2002 y, más adelante, la fijó en 2004, fecha en la que, además, la línea también alcanzaría la frontera francesa.

Cascos mantuvo contra viento y marea la fecha de llegada del Ave en el año 2004, frente al escepticismo de muchos expertos, aunque en el verano del año 2003 reconoció, por fin, que ese calendario no podría cumplirse.

El 10 de octubre del año 2003 se inauguró el Ave Madrid-Zaragoza-Lleida con la puesta en marcha del primer viaje oficial a 200 kilómetros por hora, con nueve meses de retraso sobre la fecha prevista, debido principalmente a los problemas del sistema de señalización y control y tras localizarse varios socavones en los alrededores de Zaragoza.

Meses antes, el presidente del Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), Juan Carlos Barrón, dimitió después de que el viaje promocional del Ave Madrid-Lleida fuera suspendido por un corte de fluido eléctrico en la catenaria que, posteriormente, se atribuyó a un sabotaje.

El 19 de diciembre del 2006 entró en servicio el tramo entre Lleida y Tarragona, ciudad hasta la que ahora llega la línea de alta velocidad.

El pasado mes de mayo, el Ave alcanzó en este trayecto los 300 kilómetros por hora, velocidad máxima a la que circulará la alta velocidad en España, según anunció la ministra de Fomento, lejos de los 350 kilómetros hora para la que estaba programada la línea.

Tras meses de trabajo a contrarreloj para cumplir el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que el Ave haría su entrada en la estación de Sants el 21 de diciembre de 2007, los problemas causados por las obras de la alta velocidad en el servicio de Cercanías de Renfe y en los Ferrocarriles de la Generalitat obligaron a paralizar las obras en L'Hospitalet.

Así, el 20 de octubre de este año el desplazamiento de un muro-pantalla en el túnel de Ferrocarriles de la Generalitat, próximo al túnel del Ave llevó a interrumpir tres líneas de Cercanías, servicio que se recuperó de manera total el día 1 de diciembre, y el servicio de Ferrocarriles entre Plaza España y L'Hospitalet, que todavía sigue interrumpido.

El problema obligó a suprimir unos cuatrocientos trenes diarios, utilizados por unos 160.000 viajeros, lo que causó la indignación de los usuarios, que durante cerca de un mes y medio tuvieron que utilizar un servicio alternativo de autobuses y alargar el tiempo habitual de su trayecto.

Otro proyecto que sigue en suspenso es la llegada del Ave al aeropuerto de El Prat que, tras varios proyectos pactados, se pospuso para dar prioridad a la llegada a Barcelona.

A día de hoy, el Ave no tiene fecha de llegada a Barcelona y el tramo central por Barcelona, a través de un túnel que debe unir las estaciones de Sants y Sagrera, está pendiente de adjudicación, tras haber sido aplazada a finales de octubre.

Ayer mismo la ministra de Fomento no confirmó que el consejo de Adif, que se celebrará la próxima semana, vaya a elegir a la empresa encargada de construir el túnel.

Pese a que en el año 2002 el trazado fue pactado por todas las administraciones -PP, en el Gobierno, CiU, en la Generalitat, y PSC, en el ayuntamiento de Barcelona- ahora los grupos en la oposición reclaman que no se haga.

Antes del verano, el Gobierno informó de que el Ave no llegará a la frontera francesa hasta 2012, tres años más tarde de lo que barajaba el Ministerio de Fomento, para garantizar la seguridad en la construcción del trazado, especialmente en los túneles que atravesarán los centros de Barcelona y Girona.

La ministra de Fomento, que fue reprobada esta misma semana en el Senado por el caos de Cercanías, subrayó que el Ave está a un paso de llegar a Barcelona, pero no quiso volver a dar una fecha concreta para la llegada del tren a la ciudad.

Los que sí celebrarán la llegada del Ave este fin de semana serán los malagueños y los vallisoletanos, mientras los barceloneses tendrán que esperar hasta no se sabe cuándo. EFECOM

ao/hm/jma


PUBLICIDAD



Otras noticias

Contenido patrocinado





El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 128,32 -0,33 -0,25%
FRA 56,33 -0,87 -1,52%
ITA 177,42 -2,13 -1,19%
GRE 673,13 -12,84 -1,87%
POR 366,84 -0,65 -0,18%

Ecotrader



Evasión

Una matrícula de 150.000 euros

Una matrícula de 150.000 euros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens