Economía

España será uno de los países más perjudicados por el recorte de en los fondos de la PAC y de cohesión

  • Andalucía, Extremadura, CLM y Murcia podrían perder las ayudas
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

España es de los Estados miembros que más se beneficia los fondos de la Política Agraria Común (PAC) y de los fondos de cohesión en el próximo presupuesto de la Unión Europea, que abarcará el periodo entre 2021 y 2027. El país contó con 7.400 millones de los fondos estructurales y de inversión, mientras que los agricultores y ganaderos españoles recibieron 45.000 millones desde 2014.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha asegurado este miércoles que será necesario recortar los fondos de la Política Agraria Común (PAC) y de los fondos de cohesión en el próximo presupuesto de la Unión Europea, que abarcará el periodo entre 2021 y 2017, con el objetivo de poder financiar otras prioridades del bloque, como la defensa el control de fronteras, la transformación digital o la investigación.

"Soy amigo de la política de cohesión (...) Estoy a favor de una política de cohesión bien organizada. Pero tenemos que tener en cuenta el valor añadido de lo que se puede hacer con la política cohesión. Creo que tenemos que hacer recortes en el campo de la PAC y en el campo de la Políitica de Cohesión si queremos cumplir con las nuevas prioridades. Pero no estoy a favor de recortes brutales", ha expresado Juncker en una rueda de prensa.

Con respecto a la PAC, Bruselas plantea en su informe tres escenarios que van desde mantener el presupuesto actual para siete años, de 400.000 millones de euros, a recortes del 15% y del 30%. El último, advierte la Comisión Europea, podría provocar una reducción media de los ingresos de los agricultores y ganaderos del 10% en algunos países.

¿Cómo afecta a España?

En relación a los fondos de cohesión, el documento desgrana tres escenarios similares, el primero de los cuales apuesta por mantener los criterios actuales y seguir concediendo estas ayudas a todos los Estados miembros y todas sus regiones. No obstante, el segundo escenario recortaría en 95.000 millones el presupuesto de estos fondos y en España sólo se concederían estos fondos a Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia.

El peor de los escenarios para España sería el tercero de los planteados para la política de cohesión, en el que estos fondos se limitarían a las regiones de los socios europeos menos desarrollados y por tanto no se concederían a ninguna comunidad autónoma española.

No repetir errores del pasado

El Ejecutivo comunitario ha presentado este miércoles un nuevo documento de reflexión sobre el próximo Marco Financiero Plurianual, que será el primero sin Reino Unido, de cara a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en Bruselas el próximo viernes, 23 de febrero, en la que los líderes europeos abordarán este asunto.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha aprovechado la rueda de prensa para recordar que existe "urgencia" sobre la necesidad de acordar el próximo marco presupuestario de la UE. "Es necesario decidir rápidamente", ha dicho, para luego explicar que la razón reside en la importancia de "no repetir errores del pasado".

El comisario de Presupuestos y Recursos Humanos, Günther Oettinger, ha recogido el testigo del luxemburgués y ha pedido en la misma comparecencia de prensa tanto a los Estados miembros como al Parlamento Europeo que las negociaciones del próximo presupuesto comunitario sean "una prioridad real" durante los próximos meses.

La "cuadratura del círculo", en palabras del alemán, con respecto al marco financiero a partir de 2020, es que la UE sea capaz de financiar las nuevas prioridades de los próximos años en un presupuesto que ya no contará con la aportación de Londres, que estima entre 12.000 y 14.000 millones.

Nuevas prioridades

Dentro de estas nuevas prioridades a las que la Comisión Europea quiere dedicar más fondos está el control de las fronteras exteriores. El incremento de los gastos en este capítulo oscilaría entre 8.000 millones de euros y 150.000 millones, en función de si se opta por explotar al máximo la configuración actual del cuerpo europeo de fronteras o si se decidiese establecer un sistema completo de gestión de fronteras. El escenario intermedio, que plantea mejorar el modelo actual, supondría aumentar los fondos para esta partida en 25.000 millones de euros.

Erasmus+ es otro de los programas que el Ejecutivo comunitario quiere impulsar en el próximo marco presupuestario. En particular, calcula que doblar el número de jóvenes que participan en este programa de intercambio requeriría una inversión adicional de 30.000 millones de euros, mientras que si se beneficiasen uno de cada tres jóvenes europeos esta inversión crecería en 90.000 millones de euros.

Asimismo, Bruselas apunta que mantener el nivel actual de inversión en transformación digital pondría en riesgo la competitividad del bloque comunitario en sectores industriales y de servicios clave. Por ello, apuesta por elevar la inversión en este campo hasta los 70.000 millones de euros entre 2021 y 2027.

Algo similar ocurriría con el programa Horizonte 2020 de investigación e innovación de la UE. En este caso, la Comisión Europea contempla la opción de aumentar su financiación un 50% (hasta los 120.000 millones) o incluso doblarla (hasta los 160.000 millones)

Por último, el documento también plantea la creación de nuevas fuentes de ingresos para el presupuesto comunitario, que serían una parte de los ingresos del sistema de comercio de emisiones (entre 7.000 millones y 105.000 millones en los siete años), una reforma en el sistema de IVA (entre 105.000 y 140.000 millones, la reforma para crear una base imponible común en el impuesto de sociedades (entre 21.000 y 140.000 millones) y la distribución de un porcentaje de los beneficios del BCE (entre 10.500 y 56.000 millones

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado