Ecomotor

La familia SUV de BMW crece: llega el BMW X2, el sexto todocamino de la firma germana

David Galán26/10/2017 - 12:470 comentarios

BMW ha presentado el X2, el sexto miembro de la familia SUV de la marca germana. Su llegada al mercado está prevista para marzo de 2018.

Con unas dimensiones de 4,36 metros de longitud, 1,82 m de ancho y 1,53 m de alto -7 cm menos que el X1-, queda encasillado en el segmento C, el de los compactos, y se erige en un competidor directo de modelos como el Mercedes-Benz GLA, Audi Q3 o Mini Countryman, entre otros. La capacidad del maletero se cifra en 470 litros.

Estéticamente, el BMW X2 destaca por contar con la parrilla trapezoidal característica de BMW, pero a la inversa, de manera que ahora es más ancha por la parte inferior. Es la primera vez que un BMW moderno hace algo así. Y el distintivo 'BMW' adicional en los pilares traseros hace referencia a un atractivo detalle de los clásicos coupés de BMW, como los 2000 CS y 3.0 CSL, subrayando así su ADN deportivo.

Otros aspectos a destacar son los pasos de rueda de aspecto cuadrado, llamativos tubos de escape y marcadas estriberas laterales, junto a una elegante línea del techo en ligera caída. Las llantas, que de serie son de 17", pueden escogerse de 18, 19 o 20 pulgadas.

En el apartado de la motorización, habrá dos variantes disponibles desde el lanzamiento: el modelo con motor de gasolina BMW X2 sDrive20i, con 192 CV; y la variante con motor diésel BMW X2 xDrive20d, con 190 CV.

Este último con motor diésel incluye de serie la tracción a las cuatro ruedas BMW xDrive y el cambio Steptronic de ocho velocidades, mientras el modelo con motor de gasolina está equipado con el deportivo cambio de doble embrague Steptronic de siete velocidades.

Más adelante, se añadirán una unidad de potencia de gasolina de tres cilindros, con 140 CV, y los sDrive18 y xDrive18d, de cuatro cilindros y 150 CV.

El BMW X2 se ofertará en tres niveles de equipamiento: el estándar, M SPORT y M SPORT X, los cuales se diferencian entre sí, principalmente, en la suspensión. El Acabado M Sport y el Acabado M Sport X llevan de serie suspensión deportiva M con tarado más firme y altura de marcha más baja, mientras que en el BMW X2 de serie este elemento es opcional. Dicha variabilidad en la altura se regula gracias al Control dinámico de la suspensión (rebaja la carrocería hasta en 10 mm), que permite una adaptación aún mayor a las preferencias individuales o necesidades concretas.

En el habitáculo, el interior del Acabado M Sport y el Acabado M Sport X presenta una atractiva combinación de tela y Alcantara Micro Hexagon Anthrazit con costuras de contraste para el cuadro de instrumentos y la consola central. Además, el cuadro de instrumentos y la amplia pantalla (de 6,5 pulgadas, aunque estará disponible la versión de 8,8 con función táctil) aportan más detalles únicos, de acuerdo con la firma.

El BMW X2 incluye de forma opcional los siguientes elementos de asistencia a la conducción: Head-Up Display, control de crucero con función de stop and go, asistente de aparcamiento o conexión wifi a través de un punto de acceso incorporado, entre otros.


PUBLICIDAD


tags

Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios

0

Ver más noticias
Ver más noticias
Ver más noticias