Ecomotor

¿Paga mucho en el Impuesto de Circulación? Estos son los 'paraísos fiscales' de España para el numerito

David Galán21/09/2017 - 13:130 comentarios

El hecho de tener en propiedad un vehículo conlleva diferentes gastos. El mantenimiento básico, averías, revisiones o el Impuesto de Circulación, entre otros factores, derivan en un importante desembolso para los conductores del que tratan lucrarse las diferentes compañías de carsharing -Car2Go o Emov, entre otras-para extender su negocio del coche compartido. Tal es el auge que algunas de las tradicionales firmas automovilisticas ya han comenzando a inmiscuirse.

No obstante y a pesar de su buena acogida en ciudades como Madrid, su expansión se está gestando progresivamente, por lo que los automovilistas siguen afrontando año tras año el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), también conocido como Impuesto de Circulación o numerito.

Sencillamente es el tributo directo anual que grava la titularidad de los vehículos de esta naturaleza, aptos para circular por las vías públicas, cualesquiera que sean su clase y categoría. Se basa en los caballos fiscales (CVF) del vehículo en cuestión, los cuales se calculan a través de la cilindrada del motor y el número de cilindros, de forma que se aplica un mayor gravamen cuanto más altos son estos dos valores.

¿Quién lo paga y a quién?

El pago de este impuesto lo deben afrontar quienes figuren en el permiso de circulación a 1 de enero de cada año al Ayuntamiento en cuestión, que es la entidad encargada de su gestión. Precisamente por este motivo se han generado 'paraísos fiscales' para el numérito que desembocan en diferencias de hasta más de 300 euros entre las diferentes capitales de provincia españolas.

De acuerdo con el 'Ranking tributario de los municipios españoles 2017', elaborado por la Agencia Tributaria de Madrid en función de los vehículos de 8 a 11,99 CVF, San Sebastián -en su caso mide entre 9 y 11,99 CV- es la ciudad con la tasa más elevada (84,51 euros). Le siguen Vitoria (74,78), en el segundo puesto, y Ciudad Real, Granada, Huelva, Lleida, Palma, Tarragona, Teruel y Valladolid, todas encasilladas en el tercer escalafón con un impuesto anual de 68,16 euros.

En las antípodas se ubican Melilla y Ceuta, con 17,04 y 34,08 euros, respectivamente, debido a que se se favorecen de una bonificación del 50% en la tarifa del impuesto acordada en el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales (TRLRHL). Estas se erigen en los lugares más económicos en Impuesto de Circulación, a nivel de capitales de provincia.

Los 'paraísos fiscales'

Tabla: AEA

Por su parte, la asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) amplía la comparativa a los vehículos de hasta más de 20 CVF, donde se aprecian diferencias de más de 300 euros entre, por ejemplo, la tasa que se aplica en 2017 en Melilla (56 euros) y Vitoria (364 euros).

Un abismo que ha provocado que los propietarios y, especialmente, empresas de renting, busquen los lugares más beneficiosos para sus bolsillos, propiciando paradójicas situaciones como la ocurrida en 2015 en Aguilar de Segarra, una pequeña localidad catalana que ostenta el récord de ser el municipio con más coches por habitante: 246 habitantes empadronados y 62.030 coches matriculados. Es decir, el resultado es una media de 252 coches por persona. Para más sorna, a 9,3 km de allí, en Rajadell, sus 543 habitantes contaban con 40.000 coches en 2013.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios

0
El Flash de EcoMotor
Ver todos

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias