Renault Symbioz: el coche y la casa, uno solo

Europa Press12/09/2017 - 14:220 comentarios

La marca automovilística francesa Renault ha presentado como primicia mundial en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt su nuevo prototipo Symbioz, un vehículo que representa la visión de la marca sobre el automóvil y su lugar en la sociedad para 2030, además de ser el predecesor del coche eléctrico, autónomo y conectado que llegará en 2023.

Según detalló el fabricante galo en un comunicado, este nuevo concept car, que circulará a modo de prueba por las carreteras a finales de año, da una idea de la primera aplicación rodante de la marca y realista de cara a 2023.

"Symbioz es un proyecto único y apasionante que fusiona el mundo de la vivienda y el automóvil para ofrecer una nueva experiencia. El concept car y el hogar se han concebido de manera conjunta y son fieles a los genes de nuestra marca, con un diseño acogedor, sencillo y depurado", señaló el director de Diseño Industrial de la compañía, Laurens van den Acker.

De este modo, el nuevo prototipo de Renault transporta a los viajeros en un habitáculo que les hace sentir como en casa y que ha sido creado para la conducción autónoma. Según detalló el fabricante francés, el vehículo se transforma en una prolongación del hogar en la carretera, mientras que en casa, hace de habitación adicional móvil, modular y multifuncional. Así, el Symbioz aportará a la vivienda un valor añadido en cuanto a superficie y funciones.

Además, Renault ha desarrollado el Symbioz de modo que el hogar y automóvil compartan su energía. Los kilovatios hora (kWh) se reparten entre ambos a través de una red eléctrica avanzada.

Por su parte, la vivienda que alberga el concept car, de 120 metros cuadros habitables, mide 21 metros de longitud, siete metros de altura y ocho metros de anchura. Y se presenta en dos plantas: una primera rectangular, rodeada en un 80% por superficies de vidrio, y una segunda en forma cilíndrica, la cual acoge al vehículo como una habitación adicional.

El 'sofá' de su casa, en movimiento

Gracias a su tratamiento de cristal, todas las superficies de vidrio (cristal o policarbonato) del Symbioz maximizan la transparencia y facilitan el paso y la difusión de la luz en el habitáculo, mientras que diseño específico del techo, que parece suspendido sobre el habitáculo, limita las superficies de unión con estructuras metálicas en beneficio también de la luminosidad.

La carrocería de fibra de carbono incorpora un doble tintado metalizado y tanto en la parte delantera como en la trasera los faros se presentan en forma de C (C-Shape).

Al igual que en el prototipo Trezor, los logotipos de Renault situados en la parte delantera, trasera y los laterales se iluminan de manera autónoma.

Por su parte, el diseño interior del Symbioz incluye una pantalla OLED que se encuentra delante del conductor, mientras que cuando se pasa al modo de conducción autónoma, la columna de dirección y el volante desaparecen, y los pedales y el cuadro de instrumentos retroceden de forma automática alrededor de 15 centímetros. Por último, los asientos se convierten en sillones.

Los cinturones de seguridad cuentan con pequeñas pantallas táctiles con aspecto de reloj, con las que los pasajeros podrán manejar los distintos mandos del vehículo.

Nivel 4 de autonomía

El nuevo prototipo de Renault ofrece tres modos de conducción: el Classic, el Dynamic y el Autonomous Driving (AD) de nivel 4, con el que el conductor no tendrá que prestar atención a la carretera y se convierte en un pasajero más.

En términos de rendimiento, el vehículo monta un motor 100% eléctrico que registra una potencia de 500 kilovatios (unos 670 CV) y acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en menos de seis segundos. La autonomía que suministran las baterías de 72 kilovatios hora (kWh) es superior a los 500 kilómetros en condiciones de utilización reales en autovía. La recarga del 80% de la capacidad se efectúa en 20 minutos.

Por último, en cuanto a conectividad, las múltiples interfaces cargan la información procedente del exterior a través de una conexión Wi-Fi, mientras que los pasajeros disponen de todas las posibilidades de acceso a su entorno digital, sus medios de comunicación o sus servicios.


PUBLICIDAD


Contenido patrocinado

Otras noticias

Deja tu comentario

elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Comentarios

0

Blogs Ecomotor.es

Ver más noticias
Ver más noticias