Divisas

El euro cae con fuerza y llega a perder por momentos los 1,14 dólares

El euro ha llegado a perder durante la jornada los 1,14 dólares por el nerviosismo tras el desplome de la lira turca que ha llegado a caer casi un 20%. El Banco Central Europeo (BCE) ha mostrado preocupación por la exposición de algunos bancos europeos a Turquía. Estos niveles del euro son mínimos de un año.

El euro se intercambia a 1,14 dólares, el mismo nivel que en las primeras horas de la negociación europea del mercado de divisas pero muy por debajo de los 1,1575 dólares en las últimas horas de ayer.

La depreciación de la lira turca se ha acelerado y llegado a caer un 20% frente al dólar por el nerviosismo y la pérdida de confianza de los mercados debido a las sanciones impuestas por EEUU y la interferencia del Gobierno en la política monetaria. A lo largo de la mañana la situación ha empeorado tras el discurso del ministro de Finanzas, Berat Albayrak, que supuestamente iba a presentar un nuevo modelo económico que ha quedado en nada, lo que incrementado el desplome de la lira y los activos turcos.

Los bancos europeos más expuestos a Turquía son el español BBVA, el francés BNP Paribas y el italiano UniCredit, que hoy han caído en bolsa con fuerza.

"El hecho de que sanciones económicamente irrelevantes tengan un efecto tan dramático en el tipo de cambio de la lira turca muestra algo muy claro: la desafortunada política monetaria y el temor a una presión política sobre el banco central han llevado el tipo de cambio de la lira a una trayectoria exponencial que sólo podría pararse con una acción decisiva del banco central", ha considerado el analista de Divisas de Commerzbank Ulrich Leuchtmann.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.