"La banca sigue ganando dinero sin necesidad de arriesgar concediendo créditos a las pymes"

Eva Sereno / Zaragoza
8/08/2014 - 19:32
Más noticias sobre:
Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón

El próximo mes de septiembre, la organización empresarial cumplirá 25 años. Un momento en el que hará público un manifiesto en el que se recogen sus objetivos y sus reivindicaciones. En CEPYME Aragón ya se han dado algunos pasos para renovarse en un momento en el que las pymes se siguen viendo afectadas por la situación económica. Falta de crédito y leyes que benefician más a las grandes compañías son algunos de los problemas ante los que su presidente pide y propone soluciones para las pequeñas y medianas empresas, que conforman el 98% del tejido empresarial y el 70% del empleo.

¿Cómo ve la situación económica actual y de las pymes?

La situación económica es compleja porque la crisis ha influido tremendamente en todo el sector productivo y esto está condicionando todo lo que afecta a la sociedad. Estamos mejorando. La macroeconomía parece que va repuntando y hay indicadores que dan pie a la esperanza, pero ésto no ha llegado a las pymes, autónomos, pequeños empresarios, trabajadores, familia... y, mientras esta situación no cambie, el panorama es complicado.

¿No se ha notado ninguna mejoría en el caso de las pequeñas y medianas empresas?

En absoluto.

¿Qué opina de las medidas que se están poniendo en marcha desde las diferentes administraciones para impulsar la economía, la contratación...?

Esas medidas las valoro positivamente porque son un intento loable de mejorar esta situación, pero mientras no aumente el consumo, no fluya el crédito, no haya una verdadera agilización administrativa y mientras no se solucione el problema de morosidad, la situación va a ser complicada.

¿Qué medidas considera que deberían adoptarse para que las pymes?

Fundamentalmente, que el crédito llegue a las pequeñas medianas y empresas.

Hay entidades financieras que han dispuesto líneas de crédito específicas para las pymes, desde las administraciones se trabaja con el Banco Europeo de Inversiones para acercar la financiación... ¿Qué más medidas se necesitan para que llegue el crédito?

Una cosa es anunciar que se dispone de determinada cantidad de dinero para conceder créditos y otra es concederlos. Una cosa es ofrecer créditos a las grandes empresas o a quienes no necesitan el crédito y otra cosa es asumir el más mínimo riesgo ayudando a las pequeñas y medianas empresas. La realidad es que a día de hoy a las pymes no les llega crédito ni para circulante, ni para descuento de papel ni para inversiones...

¿Y por qué no se les concede?

Porque la banca sigue ganando dinero sin necesidad de arriesgar concediendo créditos a las pymes. La banca se ha beneficiado de ingentes cantidades de dinero que se han dedicado a su rescate y a día de hoy no necesita en absoluto del crédito de las pymes para seguir ganando dinero.

El Banco Central Europeo se marcó el objetivo de que la inyección de liquidez llegase a las pequeñas y medianas empresas y a la economía real. ¿Tampoco llega?

¿Y cómo se comprueba la ejecución de esas medidas? El Banco Central Europeo anuncia unas medidas y quién controla la ejecución. ¿Cómo se puede comprobar que un banco determinado dedica su liquidez a ayudar a las pymes? Es imposible

¿Siguen cerrando empresas por problemas de liquidez y de financiación?

Se siguen cerrando empresas y se siguen abriendo empresas. Las empresas que se cierran suponen la ruina del empresario y el paro para los trabajadores y las que se abren en muchos casos lo son por trabajadores que se han quedado en el paro y dedican su indemnización y recursos propios a abrir un nuevo negocio. ¿Pero cuál es la viabilidad? Muy corta. Es decir, un porcentaje muy elevado de las nuevas empresas que se abren desaparecen antes de un año, lo que aumenta todavía la ruina y desesperanza de quienes han perdido todo lo que tenían.

¿La morosidad sigue siendo un problema?

La morosidad pública empieza porque las propias administraciones no cumplen con la ley de morosidad y la morosidad privada proviene en gran parte por la falta de crédito al descuento de letras, anticipo de certificaciones... También es cierto que en la morosidad privada, hay que señalar que las grandes empresas siguen abusando tremendamente de las pymes, de los autónomos y de quienes son subcontratistas de los trabajos que desarrollan. Sigue habiendo plazos absolutamente indecentes en cuanto al pago de las facturas. Normalmente, las pymes suelen tener menos relación con la administración pública, pero son subcontratistas de otras empresas mayores que sí que padecen la morosidad de la administración y esto va repercutiendo en cascada.

¿Qué medidas considera que son necesarias para que se genere empleo?

Habría que rebajar el coste salarial. El coste salarial no es lo que percibe el trabajador, es lo que cuesta el trabajador. En estos momentos, la carga social de un trabajador es muy elevada. A las pymes les afecta más por dos razones. Primero, porque suelen tener una plantilla más envejecida y los empleados tienen más antigüedad y, en segundo lugar, porque la capacidad para introducir modificaciones en su plantilla es menor. En este sentido, la reforma laboral no cabe duda de que ha beneficiado más a las grandes empresas que a las pymes. Y, como en otras muchas ocasiones, la legislación se hace más atendiendo a los intereses de las grandes empresas que a los intereses de las pymes.

¿Es necesaria otra reforma laboral?

Hace falta una reforma laboral, pero que tiene que surgir de la negociación entre sindicatos y patronales. Toda modificación que provenga únicamente de decisiones de la Administración dará lugar a conflictos y a enfrentamientos entre las partes. Fundamentalmente, tendría que pretender estabilidad en el empleo y capacidad de negociación entre las partes, unido a una rebaja del coste de las cargas sociales del trabajador.

¿Cómo se puede conseguir esa estabilidad en el empleo?

Mientras no haya incremento en el consumo es muy difícil luchar contra la precariedad porque esa falta en el consumo es la que provoca inestabilidad empresarial. En primer lugar, el consumo sólo se incrementará cuando las familias tengan acceso al crédito; segundo, que la disponibilidad económica de los trabajadores sea mayor, lo cual lleva implícito un aumento de los salarios y, en tercer lugar, es necesario también que se recupere la confianza derivada de una mayor estabilidad económica.

¿La internacionalización ha sido de ayuda para las pymes?

El que una pyme pueda salir al exterior es complicado porque se necesitan cuatro factores fundamentales: primero, tener un buen producto; segundo, apoyo financiero; tercero, una estructura suficiente para atender el mercado exterior, y en cuarto lugar, un conocimiento exquisito de cual es el mercado al que quiere dirigirse. Normalmente, las pymes no están en condiciones de reunir estos cuatro requisitos. En España, además, tenemos el problema añadido del reducido tamaño de las empresas, por lo que es importante tener políticas que incentiven la agrupación de pymes para crear empresas de tamaño medio. Es difícil dada la idiosincrasia de nuestros empresarios y la situación actual, pero tampoco se puede ni despreciar la posibilidad del comercio exterior, que es muy importante, ni magnificarlo pensando que nuestro futuro está únicamente en el comercio exterior.

Por parte de Cepyme Aragón lo que estamos intentando es asesorar a las pymes, sobre todo, en los pasos que deberían dar para agruparse empresas del mismo sector y crear una empresa más competitiva. También estamos desarrollando en colaboración con la Administración un proyecto que trata de asesorar, orientar y apoyar a las empresas que intentan internacionalizarse. Estamos poniendo en marcha el proyecto Eurosmes que intenta que alrededor de 15 organizaciones empresariales de distintos países europeos estén en contacto permanente para intercambiar información y para poner en contacto a pymes de sus respectivas regiones. Este programa lo está liderando Cepyme Aragón y esperamos ponerlo totalmente en funcionamiento en otoño. Ya hemos dado los primeros pasos y hemos estado en contacto hasta hoy con once organizaciones regionales. Creemos que puede ser interesante.

En estos momentos existe también un debate abierto sobre la reforma de las organizaciones empresariales para que estén más cerca de las empresas. ¿Habrá cambios en Cepyme Aragón?

Las organizaciones empresariales a todos los niveles tienen que adecuar sus estructuras y sus objetivos a la situación actual. Deben incidir más en su papel representativo y reivindicativo. Y, aunque sigan prestando servicios, deben tener claro que su prioridad no es desarrollar acciones que puedan ser competencia de otras instituciones. ¿Cuál es el problema? Que hasta ahora algunas organizaciones se han dotado de estructuras excesivamente grandes y el mantenimiento de esas estructuras les ha hecho olvidar su finalidad primordial.

Cepyme Aragón está haciendo sus deberes desde hace tiempo. Hemos adecuado nuestra estructura y hemos dejado muy claro cuál es nuestro objetivo. En septiembre, cumpliremos 25 años y será un buen momento para lanzar un manifiesto que deje totalmente claro cuál es nuestra postura, nuestras reivindicaciones y nuestro objetivo.

En cuanto a la estructura, hemos atravesado una fase de adelgazamiento. Siempre hemos tenido muy claro que nuestras acciones y que nuestras cuentas debían ser claras y auditadas externamente. Y hoy más que nunca entendemos que todo lo que haga una organización empresarial tiene que estar presidido por la más exquisita limpieza, ejemplariedad y eficacia. Sería deseable que este criterio fuese asumido por todas las entidades e instituciones españolas, como todas aquellas que se han visto implicadas en casos de corrupción y malversación que han dañado la imagen de nuestro país.

¿Supondrá ese manifiesto que se presentará en septiembre un cambio de rumbo en Cepyme Aragón?

No se trata de un nuevo rumbo, sino de clarificar cuál es nuestro actual rumbo. Y con clarificar me refiero a que sea conocido, entendido y asumido por quienes tienen que tener presente que las pymes son el 98% del número de empresas y que generan más del 70% del empleo empleo en España. Esto quiere decir que la recuperación económica deberá pasar necesariamente por la recuperación de las pymes.

Cuando Fernando Callizo llegó a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA) y Ricardo Mur a la presidencia de la Confederación de Empresarios de Zaragoza (CEZ) abogaron por hacer cambios en las organizaciones empresariales para que no se duplicasen servicios. ¿Qué opinan desde Cepyme Aragón? ¿Por qué se avanza tan lentamente en este proceso?

Desde Ceyme se ve muy bien y nosotros ya hemos renunciado en la adecuación de nuestra estructura a servicios que veníamos prestando como determinadas asesorías que ya tienen CREA o CEZ. Lo fundamental es ponernos de acuerdo en quién representa cada uno y cuál es la estructura necesaria para desempeñar esa representatividad. Todas las organizaciones deben adaptar la estructura y evitar duplicidades porque las circunstancias nos obligan a hacerlo.

En la actualidad se está trabajando en un nuevo modelo de formación por parte de las administraciones. ¿Considera que el actual está agotado?

La formación es necesaria y quienes mejor pueden conocer las necesidades formativas de las empresas son los empresarios. En Aragón nunca jamás ha habido ningún problema en cuanto a claridad y eficacia en el manejo de los fondos. Prueba de ello es que la Administración, mediante sus órganos de control, da fe de que esto ha venido siendo así y no se han encontrado irregularidades.

Hay que introducir modificaciones como se hace cada año en cuanto a los contenidos y objetivos en función de lo que demandan las empresas. El sistema lleva funcionando muchos años con una satisfacción superior a ocho puntos sobre diez por parte de las personas que han recibido la formación. Luego no será tan malo el sistema cuando hay personas que han encontrado empleo, repiten cursos de otra modalidad... y siempre manifiestan su satisfacción en cuanto a la calidad y nivel de los cursos impartidos. ¿Qué ha habido irregularidades en otras autonomías? Para eso está la justicia y las cárceles. Las irregularidades que haya habido que sean perseguidas por la justicia y reciban el castigo correspondiente.

¿Cuál es la situación económica de Cepyme Aragón?

Está estabilizada. Administramos escrupulosamente los fondos de que disponemos y buscamos ingresos mediante actividades propias. Las cuentas son auditadas y sometidas a todo tipo de inspecciones. No tenemos pérdidas porque adecuamos lo que vamos a hacer a lo que vamos a recibir o tener. Los ingresos de una organización empresarial no proceden en absoluto de subvenciones de la administración.


PUBLICIDAD



Otras noticias

Contenido patrocinado

Comentarios 0



endesa




El flash: toda la última hora


La herramienta para el ahorrador en Bolsa

¡Regístrese y pruébelo GRATIS!


Boletines


Todos los boletines



Prima de Riesgo
País Precio Puntos %
ESP 121,24 -0,94 -0,77%
FRA 42,70 -0,45 -1,03%
ITA 176,97 +1,23 +0,70%
GRE 563,72 -4,73 -0,83%
POR 281,35 -1,78 -0,63%

Ecotrader



Evasión

El queso de los 1.260 euros

El queso de los 1.260 euros



Copyright 2006-2016, Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens