Status

18 hoteles rurales con encanto para disfrutar de Huesca, turismo de interior con distancia social asegurada

  • Este verano de la nueva normalidad está destinado a viajar por España
  • Las zonas rurales y menos masificadas están cautivando al turista
  • Huesca es un valor seguro de gran paraje natural y distancia social
Madrid

El turismo rural, de relax y sin salir de España es la tendencia que marca el verano de la nueva normalidad. Los españoles tenemos ganas de vacaciones, pero no vamos a viajar de la misma forma que antes de la pandemia. Así, los destinos locales y poco masificados son el nuevo objeto de deseo de este periodo estival tan atípico: mientras las zonas costeras más típicas del verano están a medio gas, las casas y hoteles rurales y las pequeñas poblaciones ofrecen la seguridad y confianza que el turista demanda. Un ejemplo de ello es Huesca, un territorio donde el relax, una naturaleza que disfrutar y la distancia social están aseguradas.

1. Barosse, hotelería exclusiva para adultos

Barós, emplazado en las faldas de la Peña Oroel, es una pequeña pedanía a tres kilómetros de Jaca situada a 933 metros de altitud, lo que le permite disfrutar de una amplia panorámica del campo de Jaca y los Pirineos. Y Barosse es un pequeño hotel rural que invita a un viaje por los sentidos a través una cuidada decoración, una exquisita atención, un entorno envidiable y una propuesta gastronómica local. 

2. El Acebo de Casa Muria

Ubicado en el Camino del Coll de Fadas y próxima al Eje Pirenaico (N260), este pintoresco hotel boutique es una antigua casa de labor pirenaica del XVIII, con vistas al Valle de Benasque y a montañas como El Posets y El Gallinero. Una ubicación privilegiada para disfrutar de actividades de arte y cultura, como conocer mejor la arquitectura románica-lombarda, o practicar deportes al aire libre como el barranquismo, la escalada, el alpinismo o recorrer la zona en rutas de senderismo. 

3. Hotel El Privilegio de Tena

Ubicado en el corazón del Valle de Tena y de la Reserva de la biosfera Ordesa, ese hotel se encuentra en una antigua abadía del siglo XV, pero dispone de todas las comodidades. Así, cuenta con unas habitaciones que respetan la historia del espacio, pero tienen aire acondicionado, calefacción o televisión de plasma. Además, el hotel posee spa privado completo, parking y conexión Wi-Fi. Es decir, un establecimiento perfecto para el turista que le guste disfrutar de la montaña ya sea haciendo senderismo o esquí alpino durante el invierno.

4. El Hotel Viñas de Lárrede

Ubicado la localidad española de Lárrade, el hotel sobresale por una arquitectura que se hace partícipe del entorno. Así, la fachada está realizada en piedra recuperada de una antigua casona derruida y se completa con madera de alerce proveniente de Siberia. Este establecimiento es perfecto para disfrutar del esquí durante el invierno, por su cercanía a Fomigal, pero durante el invierno es un buen punto de partida para acercarse al campo de Golf de Las Margas, que ofrece un total de 60 hectáreas con un recorrido principal de 18 hoyos. O los campos de Badagüas y Guara.

5. Hotel Tierra Buxo

Este establecimiento, ubicado cerca de los pueblos de  Alquézar y Aínsa,  es un hotel boutique que solo cuenta con tres habitaciones dobles, una suite junior y una suite, que ofrecen unas vistas extraordinarias a través de múltiples ventanas, todas ellas situadas en las plantas superiores. Además, el hotel cuenta con piscina exterior y una oferta gastronómica de kilómetro cero y Denominaciones de Origen. 

6. Bonansa Country Hotel

Este hotel está dentro de uno de los entornos más vírgenes de los Pirineros, muy cerca del valle de Castanesa y del valle de Isábena. Sin embargo, destaca por su diseño minimalista y elegante y por solo contar con ocho habitaciones, algunas de ellas con jacuzzi privado. Durante el invierno es un hotel perfecto para practicar el esquí porque está muy cerca de la pista Boí Taüll. Y durante el verano es atractivo para la practica de senderismo. 

7. Terra Ecohotel Bonansa

Ubicado en el centro del Pirineo en la Ribagorza, el hotel ofrece unas impresionantes vistas. Un entorno privilegiado que lo convierte en un destino perfecto para desconectar, disfrutar del de la gastronomía local y relajarse en el spa. Además, es un destino interesante para realizar actividades de montaña, btt, birdwatching o senderismo.

8. El Hotel Casa de San Martín

Este hotel se encuentra a 890 metros de altitud, a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Pedido, en una finca de 92 hectáreas de praderas y mucho bosque. Un entorno natural para descubrir en rutas de senderismo y conocer joyas naturales como La Solana, la zona con más pueblos deshabitados; el pantano Caso Janovas o los árboles monumentales del Valle de Broto.

9. Hotel Los Siete Reyes

Ubicado en el municipio de Aínsa, desde este hotel se divisa tanto el Pirineo Aragonés con el predominante macizo de Monte Perdido y la emblemática Peña Montañesa como la plaza porticada medieval del municipio. Se trata de un establecimiento hotelero perfecto para desconectar y disfrutar de las suites, que lleva el nombre de los primeros reyes de Sobrarbe.

10. Hotel Tierra de Biescas

Este hotel se encuentra en la villa de Biescas, en el entorno de la Reserva de la Biosfera de Ordesa-Viñamala. Tiene un diseño moderno, 51 habitaciones y un balneario. Durante el invierno, es un destino perfecto para disfrutar de las estaciones Formigal y de Panticosa, y está bien conectada con Candanchú y Astún. Y durante el verano es una buena elección para disfrutar del paraje natural, del senderismo o de al atractiva vida local del pueblo.

11. Hostería Guara

Este establecimiento se encuentra en el pueblo pre pirineo de Bierge, puerta de entrada al Parque natural de la sierra y los Cañones de Guara. Es un hotel perfecto para disfrutar de la naturaleza, con actividades acuáticas en la Sierra de Guara, de paseos en caballo o de la escalada. Además, está muy cerca de la villa medieval de Alquezar y de las bodegas de la DO Somontano. El hotel tiene piscina y una oferta gastronómica tradicional que prima el producto local. 

12. Barceló Monasterio de Boltaña

Este hotel se encuentra en el antiguo Monasterio de Boltaña del s.XVII, situado a las orillas del río Ara. Tiene 96 habitaciones y 40 villas, con vistas hacia los Pirineos y al río Ara. Es una buena elección para tener unas vacaciones de desconexión o todo lo contrario gracias a su oferta de ocio deportivo, con actividades como el rafting, escalada barranquismo o excursiones a caballo.

13. Hotel Boutique Maribel

Este hotel de nueve habitaciones se encuentra en el bello pueblo de Alquézar en una edificación que es fiel a las características construcciones tradicionales en piedra y ladrillo de la comarca. Es un buen punto de partida para realizar actividades de ocio y cultura como descubrir la ruta del vino de la DO Somontano, realizar pesca deportiva en los ríos de Vero, Alcanadre y Barrasil (Chasa), disfrutar de paseos a caballo o de deportes como el rafting, el descenso de cañones o la escalada.

14. Apartamentos en Adahuesca, Sierra de Guara

Este conjunto de 14 apartamentos de lujo, ubicados en la Sierra de Guara, permite a los huéspedes disfrutar de Huesca como si estuvieran en su casa. Están dotados de uno, dos y tres dormitorios, sofá cama, cocina equipada, lavadora, televisión, aire acondicionado, jacuzzi, calefacción y wifi. No obstante, los visitantes tienen la posibilidad de contratar una serie de actividades que van desde programas detox, a deportes de aventura o yoga. 

15. Hotel Villa de Alquézar

Este es un edificio histórico y reformado que respira calma, amabilidad y descanso. Desde las habitaciones del hotel, se puede disfrutar de las vistas al cañón o la Colegiata y experimentar la agradable tranquilidad de las calles del pueblo, del jardín del hotel o de su piscina.

16. Hotel La Neu, Benasque

Ubicado en el casco antiguo de Benasque, es un pequeño hotel de autor construido a partir de materiales tradicionales como madera, hierro, piedra y pizarra. Es el lugar perfecto para descansar y relajarse después de una jornada de senderismo, montaña o cualquier otra actividad deportiva del Valle de Benasque.

17. SOMMOS Hotel Aneto

Con 75 habitaciones, SOMMOS Hotel Aneto ofrece una estancia acogedora y rural gracias a los suelos de madera que inundan de calidez la atmósfera. Además, la gran mayoría de habitaciones disfrutan de espectaculares vistas a la montaña. Ubicado en Benasque, es un buen destino para practicar deportes como el cicloturismo y el senderismo o de la gastronomía a través de una propuesta local.

18. Hotel Selba d'Ansils

A sólo 1,5 km de Benasque se encuentra el Hotel Selba d'Ansils, una de las poblaciones más representativas de todo el Valle, que  destaca por sus casas señoriales muy bien conservadas, sus patios y sus puertas talladas en piedra. Este hotel boutique cuenta con 13 habitaciones que están equipadas de mini-nevera, TV, Secabotas, secador de pelo y hervidor para infusiones.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Pues a mi me gusta mucho el hotel DIAMO, situado en la localidad de Castejón de Sos. Nada caro.

Ubicado en un paraje muy tranquilo, con excelentes vistas hacia el fondo del Valle de Benasque, es buen sitio para descansar y sin el mogollón de gente y coches que tiene Benasque (a 15 kilómetros del establecimiento).

El hotel es de ámbito familiar y tiene, a escasos cinco minutos andando, un restaurante con una cocina que en mi opinión tiene una relación calidad/precio muy buena.

Cómodo, tranquilo y con precios muy ajustados. Lo recomiendo.

Puntuación 4
#1
noriegaluismiguel@gmail.com
A Favor
En Contra

huesca

Puntuación 0
#2
Notas Naturales
A Favor
En Contra

Todos me parecen perfectos para unas vacaciones de relax y aprovechar de entornos naturales únicos. ¡Muy buena propuesta!

Puntuación 1
#3