Status

Estos son los pueblos que aspiran a ser Capital del Turismo Rural, el mejor revulsivo económico en tiempo de coronavirus

  • Escapada Rural ya ha seleccionado los 10 aspirantes a Capital Rural
  • Es un galardón que tiene un efecto positivo en la economía del ganador
  • Las capitales de ediciones anteriores subieron un 20% su turismo
Madrid

La industria turística ha sido una de las más afectadas por la crisis del coronavirus. Sin embargo, se espera que en la nueva normalidad, prevista para el mes de julio, la movilidad nacional y la llegada de turistas internacionales sirve para apaciguar las consecuencias del confinamiento. Así, la búsqueda de la nueva Capital del Turismo Rural de este 2020 es la más esperada de los últimos años.

Esta competición, organizada por el portal de Escapada Rural, es una iniciativa que busca promocionar el turismo rural en España. Solo tiene tres años de vida, pero ya ha demostrado que es efectiva en términos económicos. Los tres pueblos reconocidos hasta la fecha como Capital del Turismo Rural (Sigüenza, 2017, Aínsa, 2018, y Santillana del Mar, 2019), han visto cómo se incrementaba el número de turistas en un 22,7%, según datos de sus propios ayuntamientos.

Una cifra nada desdeñable que es todavía más atractiva en época de crisis. A continuación, tiene los 10 pueblos que aspirar al galardón este año y que pueden votar a través de la página web de Escapada Rural. 

Artenara, Las Palmas

Artenara es el municipio más alto y menos poblado de la isla de Gran Canaria. Su núcleo urbano se encuentra a 1270 metros sobre el nivel del mar, y desde cualquier punto del municipio es posible avistar pinares, el mar, así como diferentes macizos, roques, calderas y barrancos. Además, el término municipal forma parte de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, que cuenta con cuatro yacimientos arqueológicos que han sido declarados, junto con el Paisaje Natural, Patrimonio Mundial de la Unesco. También son muy famosas las casas-cueva, con la posibilidad de experimentar vivir dentro de la montaña y disfrutar de un clima estable en el interior.

Aýna, Albacete

Aýna, en plena Sierra del Segura, es conocida como 'la Suiza Manchega' por su belleza paisajística gracias a una geografía donde destaca el Cañón del río Mundo, con magníficos miradores colgados sobre laderas. Además, es la localidad donde se rodó parte de la película de Amanece que no es poco, de José Luís Cuerda. De hecho, la localidad cuenta con un Centro de Interpretación.

Cazalla de la Sierra, Sevilla

Cazalla de la Sierra es una población situada a 80 kilómetros al norte de la provincia de Sevilla, en el Parque Natural de la Sierra Norte, zona de media montaña que alterna las amplias dehesas con los frondosos bosques. Además, el pueblo cuenta con una importante riqueza monumental de su casco urbano. De hecho, el rey Felipe V pasó una larga estancia en en 1730.

Colombres, Asturias

Colombres es el ejemplo de emigrantes que se hicieron ricos en los países de destinos y volvieron a Asturias cargados de dinero. Fue en el siglo XIX cuando muchos jóvenes hicieron las Américas y a su vuelta, en el siglo XX, trajeron consigo una importante prosperidad al pueblo y un interesante fenómeno urbano. Así, Colombres destaca por unas construcciones rupturistas, llamativas y exóticas con un estilo ecléctico y caprichoso conocido como arquitectura indiana. La localidad fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 2013 y Pueblo Ejemplar de Asturias en 2015. 

El Rasillo de Cameros, La Rioja

El Rasillo de Cameros, en la sierra del mismo nombre, es cuna del turismo en la comunidad autónoma de La Rioja. Las vistas principales desde el pueblo son el embalse y los montes de la Sierra Cebollera lo hacen especial e inolvidable. Cabe destacar la excelente gastronomía tradicional de sus dos restaurantes, senderos por medio de pinares, hayedos, robledales… y rutas BTT.

Guadalupe, Cáceres

Guadalupe destaca por su espectacular entorno natural, el geoparque de Villuercas Ibores Jara, oportunidad para caminar entre las montañas más antiguas de la Península Ibérica. Ademas,  la localidad cuenta con su monumental Real Monasterio de Guadalupe, Patrimonio Unesco.

Leitza, Navarra

En el noroeste navarro, rodeado de montañas y atravesada por la Vía Verde del Plazaola, se extiende esta villa formada por barrios y caseríos diseminados. El casco antiguo ha sido elegido en varias ocasiones como escenario de películas y documentales, donde destaca el gris azulado de la piedra autóctona.

Potes, Cantabria

La villa de Potes se encuentra situada en el centro geográfico del valle de Liébana, y es una de las más visitadas de Cantabria. Es el destino ideal para los amantes de la naturaleza, las montañas, los deportes al aire libre, el buen comer, y también para los apasionados de la historia y la cultura. Potes se puede visitar en cualquier época del año. 

Rascafría, Madrid

En la cabecera del Valle de Lozoya, en plena Sierra Norte de Madrid, se sitúa un lugar único por muchas razones. Se trata de Rascafría, una pequeña villa serrana atravesada por un arroyo de montaña, El Artiñuelo, que está en el fondo de un valle fluvial formado por las aguas procedentes de las cumbres de la sierra, a los pies del macizo de Peñalara, cumbre de la sierra madrileña. La Villa de Rascafría es considerada el corazón del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y es un destino único para que aquellos que aman la naturaleza puedan disfrutar de las montañas y bosques consiguiendo un estado de relajación y desconexión único. 

Santo Domingo de Silos, Burgos

Lo primero que se ven son los túneles del desfiladero de la Yecla, pertenecientes a la Garganta de la Yecla. Es una montaña caliza de color plomizo que cuando llueve se vuelve más oscura, a un lado tiene un robledal en donde se encuentran trufas de tamaño considerable, al otro lado son sabinas y enebros. Silos es una localidad interesante desde el punto de vista cultural, de restauración y de ocio.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin